martes, abril 11, 2017

Robin Hood

El otro día, por un euro, cayó en mis manos la novela "Robin Hood" de Sir Walter Scott. Una de esas que es un "must read" en la literatura. La tienes aquí mismo.

El personaje de Robin Hood siempre me ha encantado, pero curiosamente no había leído nada de él.

Esta versión de Sir Walter Scott, que no es su mejor libro según todos los críticos, es una PRECIOSA AVENTURA y sobre todo, un compendio de todos los mitos del personaje. Eso sí, como si de "El Caballero Oscuro" se tratase, es una versión que INICIA el mito, que cuenta el ORIGEN de Robin Hood.

Estamos hablando de un libro publicado entre 1810 y 1830. Del cual, no se está muy seguro de la autoría. En realidad es un compendio de historias y mitos, llevado a la novelización. Las teorías más aceptadas dicen que es un libro de Alejandro Dumas basado en el trabajo de Pierce Egan. A mi me da igual, yo seguiré diciendo que es de Walter Scott.

El argumento de esta novela podría ser: "La historia se inicia en 1162 y termina más o menos, 30 años más tarde sobre el 1190. Se nos cuenta como Robin Head se convierte en el líder de los próscritos del bosque de Sherwood que todos conocemos como Robin Hood. La novela comienza con Robin de bebé, cuando es entregado en adopción por un caballero inglés a un guardabosque de Sherwood (Gilbert Head ) por motivos misteriosos. Será Robin Head y se convertirá en un arquero maravilloso. Conocerá al pequeño Juan, al fraile Tuck y luchará contra el Barón de Fitz-Alwine.".

Lo primero es que resulta un libro de aventuras muy "familiares" o dicho de otra manera, para todas las edades. Si, hay muertes y violentas, pero no son descriptivas. Y en general, los personajes son muy buenos o muy malos, pero todos compasivos y misericordiosos. Hay luchas y batallas, pero francamente poco elaboradas (salvo la batalla final) y no hay muertes a sangre fría. Toda muerte es justificada y muy "ingenuas" en el fondo, del tipo venganza porque mataste a mi madre. Y así todo.

De hecho, es una novela que recuerda a las películas de Errol Flynn, de esas de aventuras muy coloridas, buenos contra malos y demás. Y a la propia película del actor encarnando a Robin Hood.

Es el AMOR el motor de toda la novela. El amor de Allan Clare por la hija del del Barón de Nottingham Fitz-Alwine (qué es el malo maloso) la preciosa Lady Christabel. Es el amor de Robin por Marian, la hermana de Allan. Es el amor de Maude por Will Scarlata, y así todo. El amor les lleva a luchar contra el barón, contra los Normandos y convertirse en proscritos. Es curioso lo poco que se explota la lucha entre normandos y sajones y sin embargo debió ser bastante cruenta y motor de las eternas luchas en la Inglaterra medieval.

Lo otro que sorprende es la destreza y maestría de Hood (y de varios de sus hombres) con el arco y las flechas. Además, Robin Hood cuando tiene que matar, no lo hace con remilgos no. Mata atravesando gargantas de un sólo disparo. Magistral. Luego está el "Pequeño" Juan que es un maestro con la espada y la vara de madera.

Lo siguiente destacable de la novela son los personajes. TODOS, todos, están muy bien descritos y tratados con cariño. Todos están bien construidos, sean principales o no. Hay muchos personajes loables y agradables: Will Escarlata, hijo de Guy de Gamwell; el "pequeño" Juan, sobrino de Guy de Gamwell; el propio baronet Guy de Gamwell; la audaz Maude Lindsay hija del portero del castillo del Barón de Nottingham Fitz-Alwine; el padre Tuck, gracioso y altanero, el padre adoptivo de Robin; Gilbert Head, etc.

La novela es corta, divertida y sencilla. Mucho. Pero se trata de 100% aventuras, sin pretensiones y con mensajes de amor y fraternidad, de lucha de iguales por la libertad, la familia y la tierra.

No hay comentarios: