lunes, octubre 10, 2016

La Suerte de los Irlandeses

Tenía comprado este libro de J. L. Rod (es decir, de José Luis Rodríguez) desde enero de 2014. Es decir, más de dos años y medio. Y por fin he podido empezarlo y acabarlo, en menos de cuatro días. Una pena que haya tardado tanto, ya que merece bastante la pena leerlo, si te gustan los "thrillers" y las novelas policíacas.

El argumento sería: "Pat MacMillan, agente de la División de Contrainteligencia de los servicios secretos españoles, trabaja en un departamento que no tiene nombre ni figura en el organigrama. Se ocupa de operaciones de las que ningún otro agente quiere aceptar. Cuando en pleno día de Nochebuena se dispone a comenzar unas largas vacaciones, recibe dos malas noticias. La primera de ellas, que el Centro Nacional de Inteligencia tiene infiltrado entre sus agentes un topo de la organización terrorista ETA. La segunda, que el agente elegido por el Gobierno para identificar al topo y detenerlo es él. Comenzará una carrera en los siguientes días para descubrir al topo, salvar su propia vida y desactivar un inminente atentado terrorista de terribles consecuencias. Todo ellos con sorpresas y sobre todo, con mucho dolor.".

Lo primero que llama la atención es la actualidad del argumento. Si, es ETA, son terroristas, es el servicio secreto español. Está ambientado en el 2014. Aunque sea todo irreal y ficción, podría no serlo. Estamos acostumbrados a que los grandes thrillers de acción estén ambientados en USA. Sean expertos agentes espías americanos. Pero es un acierto que el protagonista sea español (aunque de origen irlandés, es más español que la tortilla de patata), que la acción transcurra en nuestra tierra y que se hable de terroristas que han segado vidas aquí al lado. Acercar la trama hace que enganche y que se viva mucho más.

Otros autores ya lo han hecho con (mucho) éxito, como Juan Gómez-Jurado o Manuel Loureiro. Eso de hacer thriller made in USA top ventas pero hechos aquí y ambientados aquí. Y a J. L. Rod también le funciona, vaya si le funciona. Es un auténtico thriller trepidante, lleno de acción, de terrorismo, de espías, de escenas peligrosas. 100% adictivo.

Pero también hay espacio para la coña. Mucha. El protagonista está de vuelta de todo. Estamos en plena crisis, y hay mucha crítica social en las páginas de "La Suerte de los Irlandeses". Mucha. Y se agradece. Hay críticas a los políticos que se preocupan más de vigilar nuestras bolsas de basura para ver si reciclamos que de evitar que se malgaste el dinero público. Hay mucha crítica a esos que manejan el dinero negro y nos chulean al resto. Y así, con muchos otros temas. Y se agradece. Aunque a veces sea una sonrisa triste, porque la cosa no pinta bien con la crisis.

Otro acierto son los personajes. Pat es un anti-héroe. 100% anti. Pero tiene una cosa, unos principios y un honor que no cambia por nada. Y luego hay muchos personajes secundarios que colorean la trama. Chema y Meg. Así como "El Zorro". Y hay más, todos tienen algo.

En fin, un buen libro. Eso si, ojo con la trama que engancha y la cercanía es, a veces, dura. Perro si te gustan las novelas negras, de espías, los thrillers y que además sea patria, lánzate a por ella.

No hay comentarios: