viernes, octubre 21, 2016

Anita Blake 10: Narcisos Encadenados

Décima entrega de la saga de la exterminadora Anita Blake (oficialmente "Anita Blake Cazavampiros"). Una saga de fantasía monstruosa, erótica y sobre todo muy sobre-natural. La entrega número diez tiene por título "Narcisos Encadenados", de nuevo, un lúgubre lugar dónde ocurrirán cosas muy malas, sobre todo a Anita. Hagamos un poco de historia, de los libros que he leído hasta ahora de la saga:
  1. Placeres Prohibidos
  2. El Cadáver Alegre
  3. Circo de los Malditos
  4. El Café Lunático
  5. Huesos Sangrientos
  6. Baile Asesino
  7. Burnt Offerings
  8. Bluee Moon
  9. Anita Blake 9: Obsidian Butterfly
El argumento de esta entrega sería: "Han pasado seis meses desde que Anita vio a Jean-Claude y Richard. Seis meses de celibato, medio año de indecisión y peligro. Esos meses dónde Anita ha pasado alejada de ellos, en sus aventuras en solitario. Pero su cuerpo lleva tanto la marca del vampiro como la del hombre lobo, y hasta que el triángulo no sea consumado, los tres son vulnerables. Para colmo, un secuestrador fija como objetivo a los inocentes a los que ha jurado proteger, Anita necesitará toda la ayuda que pueda conseguir. En una unión inusual, Anita, Jean-Claudre y Richard combinan sus capacidades, y se convierten en uno. De repente, Anita puede controlar sus poderes, sentir sus corazones, oír sus pensamientos... y sentir su hambre. Nada puede salvar a Anita del giro del destino que la arrastra todavía más cerca del borde de su humanidad, para finalmente rendirse a su sed de sangre, la bestia y el deseo que transforman su cuerpo y consumen su alma..."

Este libro supone un giro muy pero que muy importante en la trama general y en la historia de Anita. Ocurren cosas al principio, y al final que cambiarán, para bien o para mal (aún no lo sabemos) el destino de la protagonista. Sabiendo que hay más de 14 libros por delante (este año se debería publicar el 24 en USA) era necesario para seguir manteniendo la atención en la saga.

En esta mueva entrega hay muchas batallas. Quizá no tan sangrientas como la de la vez anterior, pero en la línea de siempre. Lo que si hay, de nuevo, son muchas intrigas y luchas de poder, entre vampiros, entre licántropos, y entre los leopardos. Es volver el personaje de Jean-Claude y todo se lía. Además, como decía, los giros (que no puedo decir nada porque supondría un spoiler muy gordo) hacen que todo esté más liado de lo normal. Pero esto, es muy bueno.

En fin, décima entrega que supone un punto de inflexión en la saga. Una novela muy en la línea de las primeras y que para los amantes de la saga, así como del género, hará las delicias. Los demás, abstenerse.

lunes, octubre 10, 2016

La Suerte de los Irlandeses

Tenía comprado este libro de J. L. Rod (es decir, de José Luis Rodríguez) desde enero de 2014. Es decir, más de dos años y medio. Y por fin he podido empezarlo y acabarlo, en menos de cuatro días. Una pena que haya tardado tanto, ya que merece bastante la pena leerlo, si te gustan los "thrillers" y las novelas policíacas.

El argumento sería: "Pat MacMillan, agente de la División de Contrainteligencia de los servicios secretos españoles, trabaja en un departamento que no tiene nombre ni figura en el organigrama. Se ocupa de operaciones de las que ningún otro agente quiere aceptar. Cuando en pleno día de Nochebuena se dispone a comenzar unas largas vacaciones, recibe dos malas noticias. La primera de ellas, que el Centro Nacional de Inteligencia tiene infiltrado entre sus agentes un topo de la organización terrorista ETA. La segunda, que el agente elegido por el Gobierno para identificar al topo y detenerlo es él. Comenzará una carrera en los siguientes días para descubrir al topo, salvar su propia vida y desactivar un inminente atentado terrorista de terribles consecuencias. Todo ellos con sorpresas y sobre todo, con mucho dolor.".

Lo primero que llama la atención es la actualidad del argumento. Si, es ETA, son terroristas, es el servicio secreto español. Está ambientado en el 2014. Aunque sea todo irreal y ficción, podría no serlo. Estamos acostumbrados a que los grandes thrillers de acción estén ambientados en USA. Sean expertos agentes espías americanos. Pero es un acierto que el protagonista sea español (aunque de origen irlandés, es más español que la tortilla de patata), que la acción transcurra en nuestra tierra y que se hable de terroristas que han segado vidas aquí al lado. Acercar la trama hace que enganche y que se viva mucho más.

Otros autores ya lo han hecho con (mucho) éxito, como Juan Gómez-Jurado o Manuel Loureiro. Eso de hacer thriller made in USA top ventas pero hechos aquí y ambientados aquí. Y a J. L. Rod también le funciona, vaya si le funciona. Es un auténtico thriller trepidante, lleno de acción, de terrorismo, de espías, de escenas peligrosas. 100% adictivo.

Pero también hay espacio para la coña. Mucha. El protagonista está de vuelta de todo. Estamos en plena crisis, y hay mucha crítica social en las páginas de "La Suerte de los Irlandeses". Mucha. Y se agradece. Hay críticas a los políticos que se preocupan más de vigilar nuestras bolsas de basura para ver si reciclamos que de evitar que se malgaste el dinero público. Hay mucha crítica a esos que manejan el dinero negro y nos chulean al resto. Y así, con muchos otros temas. Y se agradece. Aunque a veces sea una sonrisa triste, porque la cosa no pinta bien con la crisis.

Otro acierto son los personajes. Pat es un anti-héroe. 100% anti. Pero tiene una cosa, unos principios y un honor que no cambia por nada. Y luego hay muchos personajes secundarios que colorean la trama. Chema y Meg. Así como "El Zorro". Y hay más, todos tienen algo.

En fin, un buen libro. Eso si, ojo con la trama que engancha y la cercanía es, a veces, dura. Perro si te gustan las novelas negras, de espías, los thrillers y que además sea patria, lánzate a por ella.

jueves, octubre 06, 2016

El Fin de la Eternidad

Mucho he tardado en leer este libro. Muchísimo. No me refiero a una vez empezado, ya que "sólo" me ha durado cuatro mañanas (incluyendo dos vuelos y un retraso de una hora). No. Me refiero a que debería ser un libro de cabecera de la Ciencia Ficción y leerlo de los primeros.

Es una AUTÉNTICA MARAVILLA. Isaac Asimov crea una novela de viajes en el tiempo, de historia, de emociones, de crítica social, en fin, una NOVELA CON MAYÚSCULAS. Y nada menos que de la vieja escuela de la SF de los años 50. Ahí queda eso.

El argumento, que no le hace justicia, podría ser: "En el siglo XXVII, la Tierra funda una organización llamada Eternidad, enviando sus emisarios al pasado y al futuro para abrir el comercio entre las diferentes épocas, y para alterar la larga y a veces trágica historia de la raza humana. El proyecto estaba integrado sólo por los mejores y más brillantes exponentes de cada siglo: personas que dejaron de lado sus propias vidas para dedicarse a servir a los demás. Para hombres como Andrew Harlan, Eternidad representaba mucho más que un trabajo: era su vida. Pero, cuando viajó al siglo cuatrocientos ochenta y dos, no pudo evitar enamorarse perdidamente de una hermosa no-eterna llamada Noys Lambent. Ahora, la perspectiva de La Eternidad y todo lo que conlleva dará un vuelco para Harlan."

La novela tiene el ingenio y la complejidad de Asimov. Empieza mezclando las cosas, con una introducción que nos llevará al pasado, y luego a continuar la historia. No podía ser de otra manera tratándose de una novela sobre los Eternos, esas personas que pueden viajar en el tiempo e introducir cambios que se propaguen por todos los siglos venideros. Pero siendo Asimov, la parte de Ciencia encaja perfectamente. Todo está explicado de manera que lo entendamos, incluyendo la disertación sobre las paradojas en el tiempo, sobre lo que significa cambiar el presente y el futuro, etc. Todo encaja y todo tiene sentido.

Pero además, asistimos a una crítica sobre la dictadura totalitaria y tecnócrata. La Eternidad es ESA organización que está dictando el devenir de todos los siglos. Ahí es nada. Pero además nos habla de la relatividad de los mortales y de sus ideologías. Lo que hoy es moda, mañana ni existirá y así sucesivamente, con las cosas más insignificantes y con las más importantes.

Sin embargo hay temas aún más interesantes. Ese canto a la raza humana y a nuestra (si, si, NUESTRA) capacidad de superarnos. Lo que nos hace ser más grandes son los fracasos, ya sean individuales o colectivos. Esta parte me ha encantado.

Y luego es una novela de Asimov con un amor "inmortal", con una trama policíaca que te engancha desde el principio. Tiene componentes de aventura increíbles, sobre todo la parte de exploración de los siglos, las Observaciones, etc.

Es una novela de emociones. Leyéndola se pasa de la emoción a la ira, a la alegría, al coraje, a la tristeza. Y sobre todo es una novela que hay que mirarla con unos ojos científicos para dejarse llevar por las teorías y explicaciones. Asimov SABE que los viajes en el tiempo son imposibles, sin embargo los hace posibles. Y su explicación a las paradojas (esa de ¿qué pasa si viajo en el tiempo y mato a mi abuelo? o la de encontrarse consigo mismo) habituales de los viajes en el tiempo son encomiables.

En fin, una novela de SF con mayúsculas. Una novela que apremio a que leáis lo antes posible. Está llena de pasajes increíbles, de momentos alucinantes, y sobre todo está genialmente cerrada y resuelta. De lo mejor que he leído en años.