jueves, septiembre 29, 2016

La muerte de Lord Edgware

Y ya van 31 libros de la señora que repaso. En este caso, uno de los que más me ha gustado. De nuevo, no recordaba absolutamente nada, y sigue sorprendiendo la capacidad de Agatha Christie para manejar al lector. Llevarnos por dónde ella quiere, hacernos pensar lo que ella quiere, y darle la vuelta en tan sólo unas páginas. Como siempre, es alucinante.

El argumento de esta historia sería: "Hércules Poirot recibe un encargo inusual de una bella actriz, Jane Wilkinson. Dicha actriz está casada con un despótico aristócrata inglés, lord Edgware, que se niega a concederle el divorcio que ella tanto desea. Pero para sorpresa de Poirot, el aristócrata afirma que hace ya tiempo envió una carta a su esposa aceptando su demanda. La alegría de la actriz al conocer la noticia es inmensa, pero lo que parecía un asunto resuelto se complica de forma inesperada: lord Edgware aparece apuñalado en su mansión, y la secretaria y el mayordomo del noble asesinado afirman que la mujer vestida de negro que solicitó ver a lord Edgware la noche de su muerte no era otra que Jane Wilkinson. Desde ese momento, el famoso detective y el Capitán Hastings tratarán de resolver el enigma, pero a su pesar, habrá más muertes por el camino".

El libro tiene tres partes. No suele ser tan claro en las obras de la señora, pero aquí hay unos puntos de separación claros. Hay una presentación de los personajes, sobre todo de las actrices, Charlotte Adams y Jane Wilkinson, así como de los demás personajes secundarios pero importantes. Después, la sorpresa del crimen que parecía no necesario. Una larga parte para el desarrollo de la trama, la búsqueda de la verdad. Y de repente, una última parte para que Poirot explique la verdad, as usual.

También es curioso la "cancha" que se le da en este libro al inspector Japp. Para mal casi todo el tiempo, ya sabemos que se le da mucha cera, pero incluso hay momentos en los que Poirot le adula. Hacía tiempo que Scotland Yard no tenía tanto papel.

En fin, una nueva novela de la señora. Como siempre, impecable y muy buena. Sigue siendo increíble que una novela de 1933, repito, 1933, siga fresca y actual. Se disfrute desde la primera hasta la última página. La señora sigue siendo la reina del whodunit.

jueves, septiembre 22, 2016

Moonraker

Tercera novela de Ian Fleming sobre el agente ficticio del servicio secreto británico James Bond que devoro. Digo devorar porque se lee en un verbo y la verdad es que me ha gustado mucho, mucho. La verdad es que aun siendo unas novelas ligeras (no nos engañemos, no son literatura de altura) están muy bien construidas, ambientadas y sobre todo tienen un magnetismo innegable. Y estamos hablando de un libro de 1955, en un mundo muy diferente al actual (por ejemplo en Inglaterra era delito ser homosexual).


El argumento de "Moonraker" sería el siguiente: "M le pide a James que le eche una mano con un asunto extra-oficial. Un magnate influyente, muy querido por Inglaterra, Sir Hugo Drax parece que hace trampas al bridge en el mejor club social del Mundo. James caza al tramposo y le da una lección. Pero resulta, que días más tarde, Bond, ya como agente del servicio secreto Británico encubierto, tendrá que trabajar para el señor Drax asegurando la integridad del cohete nuclear que está construyendo para Inglaterra. Y las cosas se torcerás, como siempre.".

Como decía, el libro es lo que es. Hay malos muy malos (nada menos que nazis al servicio de Rusia, joder que tropa) y buenos muy buenos (Bond y en este caso una policía infiltrada). Los malos hacen cosas malas y los buenos salvan el mundo. Pero a parte de eso, el libro esconde muchas cosas bien hechas.

Primero, el argumento. Solido y bien desarrollado. El libro tiene dos partes francamente excelentes, que funcionarían por si mismas, pero que hacen un todo magnifico. La primera se centra en una batalla sobre una partida de bridge en un club de Londres entre Bond y el magnate Sir Hugo Drax. Magnífico el lucimiento de Bond teniendo que emborracharse y a la vez jugar una partida extrema, haciendo trampas para desenmascarar a un tramposo. Y la segunda parte, sigue con la misión de James Bond para impedir que se líe parda con el cohete nuclear que construye Drax. Acción a raudales, varias escenas en el límite y un desenlace frenético con cuenta atrás.

Otro de los aspectos de lucimiento de Fleming es la localización. Nada de cuestiones exóticas, no. Todo transcurre en Inglaterra pero hay escenas en varios puntos, Londres, Dover, en plena carretera, etc. Y es curioso como  el libro juega con las amenazas de los años 50, los cohetes atómicos, los nazis queriendo vengar a la Alemania derrotada, la guerra fría contra los Rusos, etc. Muy bien llevado todo, como digo, en territorio inglés.

Y luego está Bond.Es mucho más profundo y culto de lo que creemos por el cine. Tiene unos diálogos mordaces e inteligentes con todo el que se presta a hablar con él. Pero además él es conquistador, mujeriego, seductor, directo y sin morderse la lengua, bebedor empedernido (escena fantástica en el club de M), fumador, conductor al límite (escena genial de persecución), etc. Esos detalles que hacen a Bond ser Bond, están ahí, continuamente. Como esa manía suya de salvar el mundo y solucionarlo a tiros, matando sin piedad.

Y por cierto, mención especial para los personajes secundarios. Drax da auténtico miedo y asco a la vez. Sus dos ayudantes también, implacables. Y la policía infiltrada está bien construida. Eso si, al corte del trato a las mujeres de los años 50, no se crean. Bond no tarda nada en desear follar con ella (como suena, dicho más o menos así por el personaje) y lo consigue en una escena sensual (con baño en la playa desnudos) y de acción a la vez (casi mueren). Lo tiene todo la chiquilla.

El libro está plagado de escenas muy buenas, pero me quedo con tres. Toda la partida de bridge es genial. Da igual si sabes jugar a ese condenado juego o no. Hay una tensión increíble y Bond tiene que prepararse a conciencia. La escena de la persecución en coche. Con faros apagados, velocidad, accidentes y muchas más cosas. Bond es implacable. Y como no, la escena final pos-créditos que diríamos. Con un Bond duro y frío, a pesar del dolor, que demuestra porqué es Bond, James Bond.

En fin, tercera entrega de una saga que me dará muchas alegrías. La recomiendo si te gusta la acción y los libros de espías. Pero sobre todo, para fanáticos del personaje de Bond, no puede faltar. A por ella.

lunes, septiembre 19, 2016

Crónicas Marcianas

La verdad es que no tenía perdón que no hubiera leído este libro de Ray Bradbury. No es que sea una genialidad, pero si es un "must read" y sobre todo es un ejemplo de que la Ciencia Ficción, a veces, deja de ser eso, SF y pasa a la fantasía con mucha facilidad. Luego explicaré porqué digo esto.

Resumiendo mi lectura, es un libro fantástico, en todos los sentidos, aunque sin una estructura clara, ya qué, de hecho, NO es un libro, si no un compendio de relatos, sobre el mismo tema, que al seguir una línea cronológica y el mismo escenario, pueden leerse seguidos, pero como digo, forman un todo muy curioso.

"Crónicas Marcianas" narraría la llegada del hombre a Martes, su colonización y todo lo que vendrá después, incluyendo guerras y problemas tanto en Marte como en la Tierra. Son muchos relatos, expuestos de manera cronológica y algunos de ellos compartes personajes, pero a parte del hecho cronológico y hablar de Marte y el ser humano, cada uno de ellos constituye por si mismo una pequeña joya.

Decía al principio que los relatos son más fantásticos que Ciencia Ficción. Pues si, Bradbury se olvida de muchos hechos científicos demostrados en aquella época sobre Marte y simplemente construye un planeta que le viene bien para sus propósitos, ahora sí, de SF, que es el criticar el devenir humano de las guerras, la colonización y advertirnos que el camino seguido nos llevará, sin duda alguna, a la destrucción de la raza humana. Cuando digo que a Bradbury "se la sopla" la Ciencia Ficción, es literal. Por ejemplo le asigna a Marte una atmósfera respirable por los humanos, y así una larga lista de cuestiones que hacen de Marte un sitio ideal para la vida humana. Pero es lo de menos, esta es la parte fantástica, y "mola" mucho.

Los relatos son todos de una calidad increíble, pero me quedo con uno "La Tercera Expedición". Tiene todos los ingredientes de la mejor SF y Fantasía oscura, dura y sin concesiones. Con sorpresa, con atmósfera de terror, de misterio y con ese halo de la Ciencia Ficción de los años 50. Impresionante. Y el cierre, ese relato titulado "El picnic de un millón de años" también es muy bueno. Un colofón artístico, con alguna que otra pirueta y sobre todo con una licencia poética al final que cierra el compendio muy bien.

Además, resulta curioso que lo que Bradbury imaginaba como el futuro muy lejano ocurra entre enero de 1999 y octubre de 2026, que es el tiempo ficticio que abarcan los relatos. Es increíble que en los años 50 pensasen que el año 2000 y sucesivos (recuerden, estamos a septiembre de 2016) fuesen el futuro. Bradbury vaticina cosas como la superpoblación, pero se queda corto en las cifras que imagina para esos años. Las hemos superado con creces.

En fin, una colección de relatos que constituyen una obra curiosa, muy buena y sobre todo fantástica, que merece la pena leer. Los relatos son de 1947 hasta 1950. Parece increíble como la buena literatura puede sobrevivir al tiempo. Y merece la pena ver como hace tantos años, se imaginaban que sería la conquista de Marte. Algo, a lo que aún estamos lejos, pero cada vez más cerca.

lunes, septiembre 12, 2016

Crónicas del Druida de Hierro 8: Staked

Pues por fin he llegado al último libro de la saga publicado, el octavo. El autor está escribiendo el noveno, que creo ha anunciado que será el último. Esta saga es muy buena, dentro de su género, la recomiendo fervientemente, como he hecho en cada uno de los libros que he leído de ella. Pero si es cierto que tengo ganas de que tenga un final. de cerrar la historia. Si queréis leer las otras críticas de los anteriores libros, no tenéis más que pinchar en la etiqueta "Druida Hierro" o aquí.

Este octavo libro, comienza justo dónde acabó el séptimo. Es una continuación "al día siguiente" ya que aquel quedó totalmente con la acción suspendida. El argumento sería: "Cuando un druida ha vivido durante dos mil años como Atticus, se ve obligado a estar en malos términos con algunos vampiros, puede que incluso legiones de ellos. Es más, su ex-amigo y asesor legal resultó ser un chupasangre traidor. Liderados por Teophilus los vampiros quieren exterminar a los tres druidas que aún quedan en la tierra. Atticus tendré que hacerles frente, y encima está sólo, ya que Granuaile y Owen tienen sus propios problemas. El intratable archidruida Owen Kennedy está teniendo un pequeño problema con un troll; las deudas mágicas duran más de lo que uno cree. Mientras tanto, Granuaile está desesperada por liberarse de la marca del dios nórdico Loki y eludir sus poderes de adivinación, una búsqueda que le pondrá cara a cara con varias pesadillas eslavas. Mientras Atticus hace de trotamundos para detener a su némesis Teophilus, el viaje lo lleva a Roma. ¿Qué mejor lugar para poner fin a un inmortal que la Ciudad Eterna?".

De nuevo me sigue sorprendiendo la capacidad de Kevin Hearne para desarrollar una acción trepidante página tras página y para que las confrontaciones de este libro sean totalmente nuevas y espectaculares y no repetirse. No hay un segundo de descanso, en Toronto, en la corte Fae, en Roma, en Polonia, en Berlín, en Tampa, en Tempe, etc. En cada sitio dónde están los Druidas se lía parda con toda clase de seres, Dioses, y demás personajes fantásticos.

La capacidad de Kevin Hearne para situar la acción en muchos lugares a la vez, pero tan diferentes y que la localización se integre tan bien en la trama me encanta. Lo que ocurre en Toronto se imbuye de Canadá, Roma deja su sello en la escena en sus calles, y así todo.

Además la historia de los personajes, de Atticus, de Granuaile, de Owen y de los dos lebreles crece y avanza. Nada de estancarse. De hecho, es el motor de esta octava historia creo. Es dónde Atticus se da cuenta del precio de sus acciones, de las consecuencias que tienen sobre los que ama. Y entiendo que por ahí va a ir el final de la saga.

Por cierto, el enfrentamiento final en Roma, y hasta ahí puedo leer, es TREPIDANTE, DURO, REALISTA y realmente vivo. Sería una escena alucinante en el Cine, de esas de 100% acción y adrenalina. Está muy bien relatado y escrito. Merece la pena.

La parte mala es que sigo leyéndolo en inglés por la mierda de editorial que es Timun Mas. Cuesta mucho leer cada tomo nuevo porque los nombres, la mitología y que hay muchos idiomas involucrados. Pero la saga merece la pena mil veces, siempre que el género de fantasía medieval sea lo tuyo.
--------------------
Lo siento Timun Mas, pero te va a comprar un libro tu puta madre. 
Me he gastado casi 23€ en los dos primeros libros comprados para kindle en Amazon.
Los compré porque leí muy buenas críticas, leí un capítulo avanzado en alguna web que los tenía de forma "legal" y decidí que merecía la pena.
Hice bien, los libros lo merecen. Pero cuando acabo el segundo y trato de comprar el siguiente, resulta que me entero que habéis CANCELADO la serie por bajas ventas. Cabrones.
Luego las editoriales se quejan de la piratería y bla bla bla. Mierda. Puta mierda.

  • Tenéis un modelo de negocio de hace siglos que no evoluciona y nos jodéis a base de bien a quién queremos comprar y leer libros. 
  • Cómo coño queréis tener lectores fijos si hacéis esto con series y sagas. 
  • Y no es la primera vez que lo hacéis. 
Lo dicho, ojalá quebréis y os vayáis a la mierda

jueves, septiembre 01, 2016

HUGO: La Historia de Tu Vida

Es un premio Hugo pero en realidad no lo es. Me explico. Este libro de Ted Chiang es una recopilación de relatos. Algunos de ellos, bueno UNO, ha ganado un Hugo al mejor relato corto de 2002. Además de varios Nebula de relatos cortos (años 90, 99 y 2001). Además de un Locus. O sea, una pasada de compilación del autor, y una pasada de autor.

Son OCHO relatos de Ciencia Ficción muy variados. Estos relatos cortos conforman la obra completa, hasta 2003, de Ted Chiang, un informático de profesión que, de forma ocasional, se dedica a escribir relatos cortos en los que mezcla la ciencia y lo fantástico a partes iguales. Me han gustado mucho algunos, y otros son bueno, a secas.

Todos los relatos son muy concisos, claros, y van de menos a más. Todos. La verdad es que enganchan, están muy bien escritos, y por supuesto, son merecedores de premios por lo bien que está creada la Ciencia Ficción y lo fantástico, con historias antiguas, nuevas y futuras.

Además, todos tiene un mismo "lev motiv", son relatos muy humanizados, dónde el hombre, o mejor dicho, personas, se enfrentan a situaciones límite debido a cuestiones científicas o metafísicas, deben tomar decisiones y todas tienen un trasfondo en su resolución.

Os dejo un pequeño comentario y sinopsis de cada uno de ellos, a saber:
La Torre de Babilonia 
(Nebula al mejor relato corto en el año 1990).
Una torre que se alza sobre la llanura mesopotámica hasta tocar la bóveda del cielo.
Empieza como un relato histórico, es fantástico, pero tiene un final inesperado y muy de la SF de los años 80. Me ha encantado. Uno de los mejores.

Comprende
La historia de un hombre que alcanza un grado de inteligencia tan alto que se asemeja a un dios.
Me ha gustado mucho. Por momentos me recordó a "Flores para Algernon" (imprescindible leer mi crítica). Pero tiene otro trasfondo.
Es un relato frenético, con un final inesperado.
Eso si, es un relato muy denso y en algunos momentos difícil de seguir la "ciencia" aplicada.
Pura Ciencia Ficción, eso si.

Dividido entre cero
La prueba de que las matemáticas carecen de sentido.
Es un relato flojo, de los más flojos de la compilación.
Es muy pero que muy denso, en las matemáticas mezcladas con lo metafísico y lo existencial. 

La historia de tu vida
(Nebula mejor novela corta en el año 1999)
Un lenguaje alienígena que permite a quienes lo leen expandir su consciencia a lo largo del tiempo.
ABSOLUTAMENTE fabuloso. Bello, impactante y sobre todo muy duro.
Es Ciencia Ficción totalmente. La historia que mezcla el autor es magnífica, y tiene momentos muy brillantes y muy emocionantes.
Es una bellísima historia de amor que nos hace reflexionar sobre la libertad de elección y el paso del tiempo, y como nos enfrentamos a las decisiones todos los días.
Sólo por este relato, merece la pena leer todo el libro.

Setenta y dos letras
La cábala y la teoría de la pre-formación se combinan en una Inglaterra victoriana salida de nuestros sueños, o de nuestras pesadillas.
Es un buen relato, aunque algo denso en algunos momentos.
El "McGuffin" de ciencia ficción sobre "la nomenclatura" y la animación de las cosas es muy brillante. Además está mezclado con temas muy difíciles como la reproducción humana y el control de la natalidad.

La evolución de la ciencia humana
Ante la llegada de los metahumanos, la ciencia humana se ve reducida a una nota a pie de página.
Es el más flojo de la compilación.
Corto, muy enrevesado y sobre todo muy teológico.

El Infierno es la ausencia de Dios 
(Hugo y Locus al mejor relato corto 2002 y Nebula de relato largo de 2001)
En un universo donde Dios existe sin que quepa ninguna duda, ¿es posible no amarle? Este es un relato bastante teológico y mezclado con la religión. Pero está muy bien planteado y tiene una parte de acción y ciencia ficción con las apariciones y las consecuencias de las apariciones muy bueno.

¿Te gusta lo que ves?
Y si pudieras programarte para ignorar las apariencias, ¿te arriesgarías a perder toda percepción de la belleza humana? Planteado como un "falso" documental, este relato habla sobre las apariencias, la belleza, la manipulación, las discriminaciones y está muy bien.
Me gusta mucho el planteamiento de documental, con testimonios, etc.
Un acierto.
En fin, una maravilla de recopilación. Me ha encantado "conocer" a Ted Chiang por primera vez. Sobre todo, el relato que da título a la compilación es MARAVILLOSO y muy BELLO. Merece la pena.