jueves, agosto 25, 2016

La Elegancia del Erizo

Un libro leído por recomendación (gracias Iñaki) que ha trastocado completamente mi lista de lectura. Tengo un problema cuando me recomiendan un libro (siempre que sea una persona que admire y me fie de su criterio), y es que debo leerlo lo antes posible. En caso contrario, me siento mal por no hacer caso de la recomendación. Así qué este "La Elegancia del Erizo" se ha adelantado a la cola de libro comprado y a la de libros pendientes de leer. Además de los 6,66€ que cuesta para Kindle claro :)

Empecemos con el argumento, que sería algo así: "El libro narra la historia de Renée o también conocida como señora Michel, una mujer que oficia de portera del número 7 de la calle Grenelle. Bajo una apariencia simplona e inculta, Renée esconde algunos secretos, como leer libros de filosofía, aunque prefiere las grandes novelas de la literatura rusa de principios del siglo XX. En el mismo edificio vive Paloma, una niña de doce años dotada de una inteligencia extraordinaria, que rechaza el mundo de los adultos al punto que ha decidido suicidarse en el 16 de junio, el día de su 13° cumpleaños quemando la casa dónde vive. A lo largo del libro son las propias Renée y Paloma las que van contando sus respectivas historias que al compartir edificio, se mezclarán entre ellas, y con los demás inquilinos.".

He de reconocer que me ha costado meterme en el libro. Supongo que es la carencia total de acción que tiene. Supongo que no es el género habitual que leo (como podéis comprobar en este blog) pero si es cierto que hasta más allá de la mitad del libro (literal) no he conseguido dejar que me maraville al historia de la señora Michael. Una vez que me he dado cuanta de lo que estaba leyendo, he saboreado todo lo que llevaba hecho y me ha maravillado mucho más esta segunda mitad de la novela.

"Tiene la elegancia del erizo: por fuera está cubierta de púas, una verdadera fortaleza, pero intuyo que, por dentro, tiene el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animalillos falsamente indolentes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes."

También es cierto, que "La Elegancia del Erizo" está marcada por la aparición del personaje de Kakuro Ozu. Es el detonante de todo lo que ocurre tras su llegada al número 7 de la calle Grenelle y sobre todo, de los cambios que observamos en los dos personajes principales. De ahí, que tampoco sea casualidad que a otros lectores os pueda parecer que tiene dos partes claras esta novela.

"La Elegancia del Erizo" es un libro que habla sobre sentimientos, filosofía y sobre todo, sobre como vemos cada uno los pequeños momentos que nos da la vida. He dicho por ahí arriba que es carente de acción, y lo es al 99,9% (yo diría, sin caer en el "spoiler" que salvo la "escena final", todo es carente de acción) ya que es una novela cuyo propósito es promover la reflexión sobre aspectos sociales (la diferencia de clases), filosóficos (cómo el devenir de las personas) y sobre todo psicológicos, centrados en las dos personas protagonistas, que en un principio deberían ser tan diferentes pero que confluyen.

Además es una novela que diserta sobre la soledad y la complejidad para establecer relaciones en una sociedad regida por las apariencias. Sin embargo, estas apariencias temblarán cuando alguien aparece de imprevisto que es capaz de ver más allá. La autora se afana en demostrar esto con los personajes principales y lo hace a base de alternar su narración de lo que ocurre en sus vidas. Y por cierto, detalle muy bonito, que cada una tiene su tipografía y su manera de escribir, y de empezar y acabar sus capítulos. Todo un acierto.

La parte más pobre de la novela quizá sea su argumento. La trama a veces flojea, y la carencia de acción, dónde sólo nos quedan los discursos entre los personajes (y con ellos mismos) hace que a veces parezca una novela tosca. Hay que disfrutar de las divagaciones filosóficas, sobre arte, música, cine, poesía, etc. que realizan la señora Michael, Kakuro o Paloma, si no es así, si no disfrutas de esas críticas ácidas de la portera al mundo que le rodea, esas respuestas cortantes o sus pensamientos, la novela no te gustará.

En fin, es una novela densa, reflexiva y muy pero que muy dura. Habla de sentimientos, sobre la soledad de nuestra sociedad, sobre lo que aíslan las  apariencias que nos impiden conocer realmente a las personas, sobre las clases sociales. Y todo ello de manera muy emotiva, dura, sin concesiones y a veces, cruel.

miércoles, agosto 10, 2016

Asesinato en Mesopotamia

Otro pequeño pasito en el repaso a la prolija obra de Agatha Christie. Este "Asesinato en Mesopotamia" hace el número 30 de esta lista particular mía. Puedo decir que de esta novela no recordaba absolutamente nada. De hecho, me atrevería a decir que no la había leído. Y me ha gustado un montón, me ha enganchado mucho, como hacía tiempo que no lo hacía la señora.

El argumento de esta novela sería: "Estamos en pleno desierto Iraquí. En una expedición inglesa y estadounidense liderada por el arqueólogo muy reconocido El Dr. Leidner. Sin embargo, su mujer, que le acompaña por primera vez no se encuentra bien. Ella tiene signos de una creciente manía persecutoria que le provoca aterradoras alucinaciones. Aunque nadie da mayor importancia a sus temores, aunque ella piense que pretenden asesinarla, su marido contrata a una enfermera para que cuide de ella. Es precisamente esta mujer, Amy Leatheran la que nos narrará lo que ocurre, que fatalmente es que encuentran asesinada a la señora Leidner. Con la ayuda de Hercules Poirot que estaba en el país de viaje, ambos, enfermera y detective desentrañarán el caso, sobre todo, centrándose  en la personalidad de la fallecida y en la relación con todos los que están en la expedición."

Me ha gustado mucho el libro, porque es uno de esos en los que tenemos el punto de vista durante todo el relato, TODO, de un personaje que no es Poirot. La historia la cuenta en primera persona la enfermera, que será crucial para entender como se resuelve el caso. Además, como la enfermera está envuelta en el caso de primera mano, será un componente preciso para la investigación.

Otra de las cosas que me ha encantado es como, una vez más, la señora juega con nosotros y las premisas del asesinato de la señora Leidner. El caso tiene que esperar hasta muy al final para el giro crucial de la investigación, y eso es muy bueno.

Además, este es un caso en los que Poirot no tiene pruebas. Sólo él sabe como TUVO que ser. Demuestra por la lógica como fueron las cosas, pero no tiene pruebas. Y encima tiene que investigar en el pasado de los personajes, siempre a través de sus conversaciones y pesquisas, muy en el origen del detective Belga.

En fin, una nueva novela de la señora. Me encanta enfrentarme a ellas y sorprenderme de lo buenas que son hoy en día. De la maravilla que es que una novela escrita en Julio de 1936 (es decir, hace 80 años) siga siendo tan buena e incluso, actual. Belleza literaria, sin duda.