lunes, mayo 30, 2016

Captain's Vorpatril Alliance

Por fin he podido ponerme al día con el último libro de Bujold de la saga de Miles Vorkosigan.

Este libro se publicó en 2012 pero lo tiene secuestrado RBA. Tiene los derechos de la saga desde este libro, lo tiene traducido (me lo ha contado el traductor personalmente) pero se niega a publicarlo. No sé muy bien la razón. Pero es una HIJOPUTADA.

Así, con todas las letras. Por tanto, para leerlo he tenido que hacerlo en inglés. No es que no pueda o me cueste. No. Es que si estás acostumbrado a un idioma para una saga (después de 15 libros, QUINCE) pues es difícil cambiar el chip. En fin, ya está hecho.

A estas alturas ya no se como describir la sorpresa. Los 14 libros precedentes, por orden cronológico de las aventuras, y orden recomendado para leer serían:
  1. En caída libre
  2. Fragmentos de honor
  3. Barrayar
  4. El aprendiz de guerrero
  5. El juego de los Vor
  6. Cetaganda
  7. Ethan de Athos
  8. Hermanos de armas
  9. Fronteras del infinito
  10. Danza de espejos
  11. Recuerdos
  12. Komarr
  13. Una Campaña Civil. A la que le sigue un corto relato "Regalos de Feria de Invierno"
  14. Inmunidad Diplomática
  15. Criópolis
Esta entrega número 16 está dedicada a Ivan Vorpatril. Transcurre entre "Inmunidad Diplomática" y "Criopolis". Bujold ya nos tiene acostumbrados a estas cosas. Es un libro que recupera el humor más ácido y socarrón de la saga. Además, tiene mucha acción y sobre todo complicaciones. Poco a poco se va haciendo una madeja muy compleja que desemboca en una escena final brutalisima. Muy buen libro.

El argumento sería: "Ivan está destinado en el planeta Komarr, como ayudante de un importante oficial militar. No tiene demasiadas ambiciones, y se contenta con trabajar bien, ir a unas cuantas fiestas y pasar el tiempo. Una noche un amigo del servicio secreto de Barrayar (el planeta de Miles e Ivan) le pide el favor de que utilice sus bien conocidas dotes para con las mujeres, para recoger a una que puede estar en peligro. Y Tej, la mujer, corre un peligro mucho mayor del que creía el amigo. Ivan se verá envuelto en cada vez mayores problemas, en los que les meten y en los que él solito se mete."

Como decía, lo primero que destaca es el humor. Mucho más que en la entrega pasada y muy bueno. Además de romance, que encaja a la perfección y cuya evolución de los personajes está muy bien hecha. Lo segundo que me ha parecido increíble es que recupera personajes secundarios habituales para darles más papel. Simon y la madre de Ivan sobre todo, pero By también. Y los personajes específicos de esta entrega (la familia de Tej) están perfectamente retratados, sobre todo la abuela de Cetaganda. Todos los personajes son creíbles y reales.

Además es muy agradable ver a Miles, su esposa, Gregor y otros personajes. Tienen muy poca presencia, pero muy notable y con mucha carga. Sobre todo porque cada uno sigue siendo lo que siempre ha sido.

En fin, una maravilla de libro. Sigue siendo increíble poder disfrutar de lo que escribe esta autora tanto después de 16 libros. La Space Opera no sería lo mismo sin los Vor de Barrayar, sin Miles, sin Ivan, sin todo eso. La Ciencia Ficción siempre estará de enhorabuena con la mano de Bujold escribiendo.

martes, mayo 10, 2016

El Laberinto de las Aceitunas

2ª novela de la serie del detective anónimo, con el genial, divertido y extraño protagonista que Eduardo Mendoza inició en "El Misterio de la Cripta Embrujada" (crítica aquí). Como en la anterior novela, Mendoza en un tono de humor absurdo pero divertidísimo nos cuenta una historia sobre la delincuencia y la corrupción en el entorno español de la recién estrenada "democracia" (más o menos sobre el año 1980). Su maestría en el lenguaje para colarnos una crítica moral y social es infinita.

El argumento sería: "El protagonista abandona el sanatorio mental en el que ha estado seis años recluido(mediante un secuestro realizado por el comisario Flores) para cumplir una sencilla misión: llevar hasta Madrid un maletín que contiene una estimable cantidad de dinero. Sin embargo las cosas no salen como estaban previstas y nuestro protagonista se verá envuelto en unos líos de cuidado. Con la ayuda de Emilia Corrales, alias "Suzanna Trash", y del estrambótico don Plutarquete Pajarell, nuestro singular detective se enfrenta a una enrevesada trama en la que intervienen actores frustrados, magnates de las aceitunas, algún que otro monje y seis ingenieros espaciales.".

Cómo decía en la entradilla, los temas de los que trata la obra, envuelta en esa historia policíaca, y sobre un tono de humor constante, son la compenetración entre los personajes, la amistad, la lealtad y por contra, la corrupción. Los personajes que buscan con anhelo el dinero, a través de malas acciones, violencia y demás son contra-puestos a nuestros protagonistas que buscan la verdad.

Un aspecto que me gustó de la anterior, pero que aquí está llevado al extremo, es que la novela es totalmente imprevisible. No sabes lo que va a pasar a continuación y cada vez se vuelve más increíble, pero coherente. Es totalmente endiablada, muy entretenida y divertida. Cómo dije en el anterior libro, siempre que entres al trapo del humor absurdo de Mendoza, por su manera de parodiar todo, y sobre todo, dejándote llevar por la maravilla de lenguaje y por las barbaridades que describe con un léxico magnífico.

La ironía en manos de Mendoza es absolutamente deliciosa, y cada diálogo, cada descripción y sobre todo como nos cuentan los personajes sus vivencias, con esas comparaciones, hipérboles, y demás, es una maravilla. El uso del lenguaje por parte de Mendoza es, práctico, sencillo pero precioso. Y por cierto, me sigo descojonando de los nombres tan increíbles que se le ocurren a Eduardo Mendoza: Doctor Sugrañes, Pepito Purulencias, Comisario Flores, Don Ceregumio Lavaca (es el ministro de agricultura), Toribio Pisuerga, Emilia Corrales (alias Susanna Trash), María Pandora, Plutarquete Pajarel, Enrique Rodríguez (alias Boborowsky), Hans Fórceps, etc.

En fin, una obra magnífica. De esas que están tan bien escritas que cada párrafo es pura delicia. Además de divertida, crítica y ácida. Para no perdérsela.

martes, mayo 03, 2016

HUGO: Los Premios Hugo 1976-1977

Aunque he ido comentando mis impresiones de algunas de las novelas incluidas en esta recopilación de Asimov, me parecía adecuado hacer una reseña del paquete completo, dado que contiene además de las novelas, relatos cortos, algunos de ellos muy cortos.

Como su propio nombre indica, son los galardonados con el premio más importante de Ciencia Ficción de los años 76 y 77 (buen año este. Los nacidos ese año son personas excelsas). Merece mucho la pena porque tanto las novelas cortas como los relatos son todos ellos de altísima calidad.


En fin, esta recopilación de Isaac Asimov de los Premios Hugo de 1976 y 1977 contiene lo siguiente:
  • (Novela) "El regreso del Verdugo", de Roger Zelazny con crítica aquí.
  • (Relato) "La Frontera del Sol" de Larry Niven con crítica propia aquí.
  • (Relato corto) "¡Coge ese Zepelín!" de Fritz Leiber
  • (Novela) "Por Cualquier Otro Nombre" de Spider Robinson. Con crítica propia aquí.
  • (Novela) "Houston, Houston, ¿me recibe?" de James Tiptree Jr. Esta la leí en 2014. Aquí está la crítica.
  • (Relato) "El Hombre del Bicentenario" de Isaac Asimov
  • (Relato corto) "Tricentenario" de Joe Haldeman 
Como las novelas tienen su crítica propia, voy a comentar someramente los relatos. A saber:

¡Coge ese Zepelín!
Un relato muy intimista sobre las consecuencias de la historia. En cierta medida recuerdo mucho, pero mucho, a "El Hombre en el Castillo" de K. Dick.
Es un What if en toda regla, pero quizá un poco espeso y sobre todo el formato de relato corto no ayuda.
Es bueno, pero podría hacerse mejor.

El Hombre del Bicentenario
Es VERDADERA MARAVILLA. Es una preciosidad de relato, sobre lo que nos hace humanos y los sentimientos. Sobre lo que significa envejecer y sobre la muerta.
Asimov era un absoluto genio escribiendo y demostrando SENTIMIENTOS y por ello esta pequeña joya sobre sus robots y las TRES leyes de la robótica es una pieza magnífica.

Tricentenario
Un relato también de "space opera" que cojea un poco al final. Quiero decir, se precipita muy "de repente" el final cuando parecía que la historia estaba en su apogeo. Habla sobre los viajes espaciales a la velocidad luz, las incomunicaciones y el devenir de la especie humana, todo ello en formato de diario en diferentes períodos y años. Interesante pero flojo...