miércoles, septiembre 09, 2015

El Largo Funeral del Señor White

Me ha gustado mucho este relato o novela corta (realmente nunca he sabido sin contar las páginas, algo que en un Kindle es difícil, dónde está el límite) que descubrí por casualidad por Twitter. Es una historia muy bien contada por Eugenio Prados, entrañable y sobre todo profunda en algunos aspectos, que trataré de mostrar en esta entrada.

La historia de "El Largo Funeral del Señor White" sería muy resumida de la siguiente forma: "El millonario señor White siente que está próxima su muerte. Quiere trascender y quiere que sus últimas palabras antes de expirar sean importantes y sobre todo, registradas. Por lo tanto buscará una persona para que acompañe en todo momento y sea testigo y registre ese último pensamiento. Sin embargo, las cosas nunca son fáciles."

Lo primero es que la novela es más profunda de lo que sus primeras páginas pueden trasmitir. En un tono amable, e incluso humorístico en algunos momentos, Eugenio nos habla de la proximidad de la muerte y de la obsesión por hacer algo importante. Sin embargo, aún hay más. Creo sinceramente que "El Largo Funeral del Señor White" es una oda a aprovechar los buenos momentos, a aprovechar la felicidad de las pequeñas cosas y sobre todo de las personas que nos rodean. Ya que si no lo hacemos, podemos caer en el problema de estar encerrados en nosotros mismos (o en una mansión) durante mucho tiempo.

Los dos personajes principales del libro, el señor White y su secretario, en pocas páginas están deliciosamente descritos.Y sin caer en el spoiler, esos años que parece que pasan tan rápido pero que están muy bien narrados en tan poco espacio, y sobre todo transmiten mucho amor y sentimientos buenos.

Como decía, el tono en algunos momentos es humorístico pero no es una novela cómica. Ni mucho menos. Incluso aunque haya pasajes que se presten a ello (el del andén, el de la leche) en el fondo el autor los usa como excusa para darle motivos al señor White para preguntarse cuestiones, y sobre todo para llegar a dar con su secretario. Muy bien hecho.

Finalmente decir, que hay un tema que me ha encantado. Es ese momento de redención del señor White. Llevaba muchos años queriendo decir "lo siento" a alguien por algo que dijo en el pasado. Y el momento en el que lo dice, siente una inmensa liberación. Momentazo muy bien hecho.

En fin, una novela que se lee en un verbo, bien escrita, que te hace reflexionar y que merece la pena. Una historia entrañable, con alguna sonrisa en el camino, pero con mucha miga. Buena elección.

No hay comentarios: