miércoles, septiembre 23, 2015

Anita Blake 8.5: La Chica que Estaba Enamorada de la Muerte

Avanzo un pasito corto, pero avanzo, en leer la saga de Laurell K. Hamilton de Anita Blake. En este caso se trata de un relato corto que ocuparía el puesto 8,5 en la saga, es decir, entre "Blue Moon" (crítica aquí) y la novena novela "Mariposa de Obsidiana" que aún no he leído. Tengo que recordarme que son 21 (de momento) los publicados y que los leo en inglés. Me va a costar un huevo acabar esta saga.

El argumento sería: "Anita es llamada para investigar un caso sobre una chica de diecisiete años cuya madre descubre dos marcas de mordiscos en la parte superior interna de sus muslos. En este mundo los vampiros son ciudadanos con derechos, pero es ilegal convertir a alguien menor de dieciocho años. La madre teme que será esta misma noche, el momento en que será mordida por tercera vez, convirtiéndose en vampiro de por vida. Por otro lado, la chica tiene cáncer óseo y si se convirtiera en vampiro evitaría la amputación de su pierna. Anita se debate entre ayudarla aunque no es su campo o no."

Se trata de un relato muy corto (lo he leído entre embarcar en el avión y la mitad del vuelo) que no se muy bien a que viene. No aporta nada en la saga, y no avanzamos en la historia ni en los personajes. Se trata sencillamente de una disculpa para que veamos el estado de la relación entre Anita y Jean-Claude, y esa fatal atracción sexual que tienen.

En fin, un relato corto más de la saga. Si bien la propia saga de Anita Cazavampiros Blake es sólo para fans incondicionales de los vampiros, este relato es perfectamente evitable. Mejor dedicarse a las novelas largas donde avanza la trama.

lunes, septiembre 21, 2015

Un Crimen Dormido

El último libro de la señora Agatha Christie que he releído. He de reconocer que no sabía nada de él, uno de esos que no recuerdo haberlo leído (porque los he leído todos, al menos todo lo publicado hasta 1995) y que ha sido una grata sorpresa. Un sorpresa porque está muy bien escrito, y la trama me ha gustado mucho. Está al nivel de los mejores, y no lo parece por el principio, pero en seguida coge ritmo y tono y durante toda la novela es muy buena.

El argumento sería: "Gwenda Reed, una joven neozelandesa recién casada, llega a Inglaterra precediendo a su marido con el deseo de comprar una vivienda en la que iniciar su vida conyugal en la tierra de sus padres. Consigue una casa que le atrae a primera vista en Dillmouth. Pero esa atracción se convierte en preocupación cuando piensa en empapelar una habitación con motivos florales que resultan estar bajo la decoración actual, o cuando planea construir una puerta en una pared que en realidad ya tenía una puerta que luego fue tapiada. Cuando su marido Giles se reúne con ella, van a visitar a una pareja de amigos que residen en Londres, Raymond y Joan. Conocen a la tía de éste, Jane Marple, y todos van al teatro a ver una obra dramática, La duquesa de Malfi. Una de las escenas aterroriza a Gwenda, que recuerda de pronto una escena de su infancia: una mujer muerta al pie de las escaleras de la casa que pretende habitar.".

Una de las cosas que más me ha atraído del libro esta vez es que Miss Marple está en segundo plano. Los que investigan y llevan la voz cantante en descubrir el pasado son la pareja protagonista. Bien es cierto que Marple les da indicaciones y les anima a ir por algunos "lados". Pero no es la señora la que está en primer plano. Y sin embargo, es un caso claro para ella, ya que se trata de remover el pasado en base a conversaciones, pistas y pruebas.

Los libros de la Christie que tratan de remover el pasado, como este "Un Crimen Dormido" o la increíble "Némesis" (qué debería ser el último caso de Marple) son absolutamente deliciosos porque son desconcertantes. Es más fácil tratar con un crimen reciente, donde hay pistas, hallazgos, etc. Sin embargo, aquí nos fiamos de la memoria (no siempre cierta), de lo que dicen los personajes (no siempre la verdad) y de las deducciones lógicas infalibles.

En "Un Crimen Dormido" los personajes, como siempre, están muy bien definidos. Aquí cobra mucha fuerza los personajes que no conocemos del pasado, la madrastra de la protagonista y su padre. Personajes que pese a no estar vivos, están perfectamente dibujados.

En fin, una nueva novela de la maestra del suspense y el whodunit. Otra obra impecable que ha sido una sorpresa y que merece mucho la pena, con una Marple en segundo plano pero que da en el clavo, como siempre.

miércoles, septiembre 09, 2015

El Largo Funeral del Señor White

Me ha gustado mucho este relato o novela corta (realmente nunca he sabido sin contar las páginas, algo que en un Kindle es difícil, dónde está el límite) que descubrí por casualidad por Twitter. Es una historia muy bien contada por Eugenio Prados, entrañable y sobre todo profunda en algunos aspectos, que trataré de mostrar en esta entrada.

La historia de "El Largo Funeral del Señor White" sería muy resumida de la siguiente forma: "El millonario señor White siente que está próxima su muerte. Quiere trascender y quiere que sus últimas palabras antes de expirar sean importantes y sobre todo, registradas. Por lo tanto buscará una persona para que acompañe en todo momento y sea testigo y registre ese último pensamiento. Sin embargo, las cosas nunca son fáciles."

Lo primero es que la novela es más profunda de lo que sus primeras páginas pueden trasmitir. En un tono amable, e incluso humorístico en algunos momentos, Eugenio nos habla de la proximidad de la muerte y de la obsesión por hacer algo importante. Sin embargo, aún hay más. Creo sinceramente que "El Largo Funeral del Señor White" es una oda a aprovechar los buenos momentos, a aprovechar la felicidad de las pequeñas cosas y sobre todo de las personas que nos rodean. Ya que si no lo hacemos, podemos caer en el problema de estar encerrados en nosotros mismos (o en una mansión) durante mucho tiempo.

Los dos personajes principales del libro, el señor White y su secretario, en pocas páginas están deliciosamente descritos.Y sin caer en el spoiler, esos años que parece que pasan tan rápido pero que están muy bien narrados en tan poco espacio, y sobre todo transmiten mucho amor y sentimientos buenos.

Como decía, el tono en algunos momentos es humorístico pero no es una novela cómica. Ni mucho menos. Incluso aunque haya pasajes que se presten a ello (el del andén, el de la leche) en el fondo el autor los usa como excusa para darle motivos al señor White para preguntarse cuestiones, y sobre todo para llegar a dar con su secretario. Muy bien hecho.

Finalmente decir, que hay un tema que me ha encantado. Es ese momento de redención del señor White. Llevaba muchos años queriendo decir "lo siento" a alguien por algo que dijo en el pasado. Y el momento en el que lo dice, siente una inmensa liberación. Momentazo muy bien hecho.

En fin, una novela que se lee en un verbo, bien escrita, que te hace reflexionar y que merece la pena. Una historia entrañable, con alguna sonrisa en el camino, pero con mucha miga. Buena elección.

lunes, septiembre 07, 2015

HUGO: Pórtico

Otro premio Hugo al que tenía muchas ganas. "Pórtico" se alzó con el galardón en 1978 y de verdad que lo tiene bien merecido. "Pórtico" es una de esas novelas de Ciencia Ficción cuya trama sobre exploración espacial y tecnología alienígena es una mera disculpa, un Macguffin de esos, para hablar sobre la capacidad humana para la exploración, los miedos individuales y las reacciones que tenemos ante lo desconocido. Es una novela magnífica.

El argumento de "Pórtico" sería: "Asistimos a las vivencias de Robinette Broadhead. Un prospector retirado que cuenta sus peripecias a una máquina en una sesión de psicoanálisis. Rob trabajó en Pórtico, un asteroide que contiene en su interior una base alienígena. Esta contiene artefactos y naves dejados atrás por sus constructores, conocidos como Heechee. Algunos de los artefactos se pueden utilizar, aunque quizás no para lo que sus creadores pensaban; otros, no tenemos ni idea de para que sirven. Pero, con mucho, lo más intrigante que hay en Pórtico son las casi mil naves que hay allí. La Corporación del Pórtico sabe como ponerlas en marcha, pero nadie sabe cómo leer su destino en los controles. A lo largo del tiempo numerosos prospectores se han subido a ellas y las han puesto en marcha, con la esperanza de localizar en el destino algo interesante como otra base Heechee, un mundo habitable, etc. Aunque muy a menudo las naves desaparecen para no volver o para hacerlo con sus tripulantes muertos de inanición al ser el vuelo demasiado largo para los suministros que se pueden cargar en ellas. Eso sí, los que descubren algo interesante pueden forrarse de por vida con la recompensa que les de la Corporación".

La parte de Ciencia Ficción en "Pórtico" es excelente. La narración sobre la base, las naves y todo lo que rodea. Pero eso no es lo mejor de "Pórtico", no.

Lo mejor es como vamos conociendo a Rob, y a los demás personajes, y como vamos conociendo el miedo a lo desconocido, pero confrontado con el valor para afrontar un viaje sin retorno, o el valor para la exploración. La capacidad humana de sacrificio frente a la capacidad individual del miedo.

Otra de las cosas que está genial en "Pórtico" es que el héroe Rob no lo es para nada. Es un héroe por accidente, o más bien un anti-héroe.No quiere ser protagonista de la exploración, le aterra y sin embargo será uno de los mayores prospectores a tener de la recompensa dineraria que recibirá. Sin embargo el precio que él deberá pagar por ello, será altísimo. Además abusa del alcohol, le encanta fumar drogas y se va con casi cualquier mujer que pilla. Vamos, la antítesis de cualquier héroe.

"Pórtico" pese a estar escrito en los años 70 tiene claro que quería distanciarse de los cánones del género de esa época. De hecho, hay elementos muy claro que se salen de ahí, como el lenguaje de sexo explícito, drogas y demás. Otra de las cuestiones que nos hacen pensar que Pohl quería distanciarse es que el componente de los científicos, muy presentes en la SF tradicional, aquí quedan relegados a un segundo plano, a expensas de lo que hagan los prospectores.

Otra parte muy interesante de la novela es la relación del protagonista con la máquina con la que pasa su tiempo en el psicoanálisis. Una máquina que nunca será humana pero que lo parece y que mantiene un pulso constante con Rob para ayudarle. ¿Lo logra al fin? Esa es una cuestión para debatir, ya que cada lector podemos sacar una conclusión diferente.

En fin, un premio Hugo excepcional que merece la pena leer desde el primer momento. No sólo te atrapa, si no que se convierte en una historia humana de exploración, tanto personal como global. Además de contar con el factor "flashback" que hace más interesante saber como acabó Rob siendo millonario y en psicoanálisis. Haceros con ella y leerla.

viernes, septiembre 04, 2015

Senna

Esta semana, en el hotel, por fin he podido disfrutar del documental que produjo Universal Pictures en 2010. He tardado cinco años, pero ha merecido la pena. Mucho. El resumen de esta crítica es que me he emocionado mucho en algunos momentos, y sobre todo he llorado como una magdalena en los últimos minutos.

Si eres aficionado de la F1 y/o Ayrton Senna era tu ídolo, este documental es fundamental para entender lo grande que fue, lo que hizo en tan poco tiempo, y lo que supuso para este deporte.

Personalmente creo que nunca ha habido un piloto como Ayrton Senna. No digo mejor, ni más rápido, ni con más títulos, no. Digo como piloto, lo que representar nacer para ser piloto, para ganar, para luchar.

Ayrton Senna: "Pure driving, pure racing, that's what makes me happy".

"Senna" es un documental que aborda la vida íntima y profesional de Ayrton Senna desde 1984 hasta su muerte. Es un documental basado en archivos de la familia (involucrada en todo momento en el film), así como material de televisión, audio e incluso imágenes inéditas. "Senna" se centra en la personalidad de Ayrton, en entrevistas con él, en mostrar su lado humano, su vida religiosa, sus preocupaciones, y sobre todo lo profesional y perfeccionista que era, lo rápido, y lo obsesionado que estaba con ser el mejor.

Jean-Marie Balestre: "The best decision is my decision!"

Yo era un crío en 1984, pero los años de la F1 del 84 al 94 los recuerdo muy claramente. Mucho. Ayrton era mi ídolo. Sin embargo de muchas de las cosas que se muestran en el documental no tenía ni idea, como las disputas que tuvo con la FIA, como se enfrentó a Jean Marie Balestre. No recordaba las sanciones que tuvo y lo duro que fue el año 89. El documental es muy claro y muestra cosas muy personales de Ayrton que no conocía. Y sobre todo muestra la relación con Prost, como pasaron del idilio en McLaren al odio profundo en la pista y fuera de ella. Aunque finalmente, Prost y Senna se reconciliaron, y de hecho se muestra que durante el cortejo fúnebre, uno de los que carga el féretro de Senna es su Alain Prost. Prost contribuyó en la realización del documental, además es uno de los primeros contribuyentes y socios de la Fundación que creó Ayrton con la que ayudó a cientos de miles de niños de Brasil.

Alain Prost: “Senna tiene un pequeño problema y es que cree que no se puede matar, porque cree en Dios y ese tipo de cosas”.

El documental tiene momentazos. Aquel título que le robaron en 1989. La última carrera fue épica, con una remontada, con el choque con Prost, con otra remontada, con Ayrton campeón, con sanción y con Prost finalmente campeón. La narración de ese Gran Premio de Japón es emocionante, mezclando la imagen real con imágenes inéditas. Sólo esa parte es grandiosa.

Ayrton Senna: " If you no longer go for a gap that exists, you are no longer a racing driver".

Pero sobre todo el documental alcanza unas cotas magníficas y emocionantes en el momento que entramos en el fin de semana fatídico de Imola 1994. TODO lo que pasó ese fin de semana es increíble, Barrichello, Roland Ratzenberger, Lehto, Lamy y Senna. Desde que empieza el relato de ese fin de semana, desde que se muestra la visita de Ayrton a Barichello en el hospital del circuito, me emocioné tanto que se me saltaron las lágrimas....hasta el funeral de Senna. Los pelos como escarpias.

Sid Watkins: “Y entonces Ayrton suspiró, y su cuerpo su relajó. Y ése fue el momento —y no soy un hombre religioso— en el que pensé que su espíritu partía”

En fin, hay muchas más cosas del documental, como se muestra la parte más humana de Ayrton con lo que hizo por Brasil, las fiestas que tenía en vacaciones (qué también), como conoció a Xuxa, o como por ejemplo paró en plena sesión para auxiliar a otro piloto accidentado (Erik Comás, con el que tenía una relación muy especial) apagando el motor para evitar que ardiese, o la relación con el Profesor Sid Watkins. Ayrton Senna fue especial, fue único, y este documental le hace mucha justicia. Descanse en Paz.