miércoles, enero 29, 2014

Anita Blake 8: Blue Moon

El octavo libro de una saga que recupero ya que me gusta mucho. Es decir, el libro número 8 de "Anita Blake Cazavampiros", que en este caso se titula "Luna Azul", pero hagamos un poco de historia, de los libros que he leído hasta ahora de la saga:
  1. "Placeres Prohibidos"
  2. "El Cadaver Alegre"
  3. "Circo de los Malditos"
  4. "El Café Lunático"
  5. "Huesos Sangrientos"
  6. "Baile Asesino"
  7. "Burnt Offerings"
En este libro, el argumento sería "El ex-novio de Anita y hombre lobo Richard ha sido encarcelado en un pueblecito de otro estado dónde pasaba el verano estudiando a unos duendes. Algo raro pasa, ya que Richard es acusado de violación. Anita está segura de que es inocente e irá allí a sacarle de la cárcel. Se hace acompañar de dos vampiros (Asher y Damian) y de sus leales wereleopardos y lobos. Pero todo se tuerce. El maestro vampiro local se toma mal que la Ejecutora ande por allí. El jefe del clan de hombres lobos locales tampoco parece gustarle la idea. Y para más INRI, hay una trama de gente muy mala y violenta que intenta matarlos nada más poner pie en la localidad. Vamos, todo lo que Anita necesita para liarla.".

La primera calificación del libro es que probablemente es el más flojo de los ocho que he leído hasta ahora. Principalmente porque la trama del libro queda muy liosa, nada clara y sobre todo porque se resuelve al final de manera apresurada y un poco "sin ton ni son". Esto no lo hace malo, pero si ha sido un poco de decepción.

Eso si, la trama central de la saga avanza un poco más. Anita tiene más control sobre las 3 marcas, la relación trío amoroso Jean-Claude:Anita;Richard sufre cambios y sobre todo, Anita crece como nigromante, con poderes nuevos y más monstruosos.

Lo que sigue siendo marca de la casa y funcionando muy bien es la gran la capacidad de esta escritora para describir seres sobrenaturales de manera impecable y creíble. Sobre todo para que escenas terriblemente duras, impactantes y sobrenaturales, cuando las lees, te las creas sin problema alguno. Imagines que serían así. Además Laurell K. Hamilton sigue teniendo una mano increíble para hacer escenas de acción. Hay muchas, desde enfrentamientos entre sólo humanos, humanos contra monstruos y monstruos contra monstruos. De hecho, el libro es una sucesión de estas escenas, con poco respiro, salvo para el sexo.

Escenas de sexo explícito de nuevo muy presentes, como en el libro anterior. La mano de Hamilton para describir escenas muy pero que muy subidas de tono es magistral, mezclando lo natural con lo sobrenatural y lo extraño con la habitual.

En fin, el octavo libro de una saga sobre una ejecutora, re-animadora de cadáveres, que es novia de un vampiro y un hombre lobo, y que tiene un sentido del honor impecable. Una saga sólo apta para amantes del género, pero muy buena en ello. Sigue mereciendo la pena.

No hay comentarios: