viernes, abril 26, 2013

Aprendiz de Jedi 13: Rescate Peligroso

Decimotercera entrega de la saga de Star Wars de "Aprendiz de Jedi" que os empecé a contar aquí. Son una serie de novelas (alguien diría que juveniles, pero no estoy de acuerdo) escrita por Jude Watson (a excepción de el primer libro que fue escrito por Dave Wolverton) que cuenta la historia de Qui-Gon Jinn y su aprendiz Obi-Wan Kenobi antes de los acontecimientos de "La Amenaza Fantasma".

Esta entrega número 13 tiene el siguiente argumento: "Conclusión de la historia empezada en el libro undécimo ("Caza Letal"), que cierra la vorágine de asesinatos, secuestros y torturas. Jenna Zan Arbor no se detendrán ante nada en su búsqueda para descubrir los secretos de la Fuerza y usarlos para su propio poder y la codicia. Un Jedi sigue estando en su peligroso alcance. Y un planeta entero está siendo rehén de sus siniestros planes. Un solo equipo de Jedis se encuentra en su camino. La Maestra Jedi Adi Gallia y su Padawan han llegado para ayudar a Obi-Wan Kenobi a salvar a su maestro. Pero la científica Jenna Zan Arbor no se va a dejar coger tan fácilmente y hará lo que sea para vencer a los jedis."

Por fin se cierra la trilogía. No es que la historia esté mal, pero no hubiera soportado un tercer "cliffhanger" y tener que seguir devorando los libros. Ya que quiero cambiar de género (y seguramente volver a los premios Hugo) y si la historia no concluye, debo seguir leyendo. El final de la historia no defrauda y se cierra con combates duros y con los malos pillados. Eso si, la autora se guarda un as en la manga, y la "archi-enemiga" de Obi-Wan, la cazarecompensas Ona Nobis aún podrá dar que hablar en futuros libros.

Lo que más me ha gustado de este décimo tercer libro es que los héroes han sabido trabajar por separado y han vuelto a unirse, pero además, han trabajado en equipo con Adi y con Siri. Y también que hemos visto a un Qui-Gon mermado, que hemos visto como un gran maestro Jedi puede equivocarse, venirse a bajo y ser casi derrotado. Eso está bien.

En fin, como siempre. Acción básica, pequeñas sorpresas, temas Jedi y Universo Star Wars. No se puede pedir más en 125 páginas.

miércoles, abril 24, 2013

Aprendiz de Jedi 12: Experimento Maligno

Duodécima entrega de la saga de Star Wars de "Aprendiz de Jedi" que os empecé a contar aquí. Son una serie de novelas (alguien diría que juveniles, pero no estoy de acuerdo) escrita por Jude Watson (a excepción de el primer libro que fue escrito por Dave Wolverton) que cuenta la historia de Qui-Gon Jinn y su aprendiz Obi-Wan Kenobi antes de los acontecimientos de "La Amenaza Fantasma".

El argumento de esta entrega, que continúa directamente donde lo dejó la undécima, seria (spoiler alert del libro anterior "Caza Letal"): "La malvada y loca científica Jenna Zan Arbor ha secuestrado al Maestro Jedi Qui-Gon Jinn para utilizarlo como cobaya en sus experimentos con la Fuerza. Jenna está aprisionando y torturando Jedis para encontrar el secreto detrás de la Fuerza. Aprovecha sus emociones, monitorea sus acciones... y entonces les drena su sangre. Qui-Gon Jinn esta cautivo. Mientras, el joven Obi-Wan Kenobi busca a su maestro, desesperado. Mientras tanto, Qui-Gon debe enfrentarse con uno de los más peligrosos enemigos que ha tenido. Su supervivencia depende de él.
Al final, la búsqueda de Obi-Wan dará sus frutos, no sin antes pasar por muchos apuros al no contar con su maestro."

Cómo decía en la entrada del libro anterior, este quedó en un auténtico "cliffhanger" brutal. Que continua con mucho acierto en esta duodécima entrega. Pero ojo, y aunque esto sea un mini-spoiler, este libro TAMPCO ACABA con la historia, hay, de nuevo, un corte abrupto y total del clímax, que hace que tengas que saltar al decimotercero en un par de clicks en el Kindle.

Esta "mini" saga que de momento llevará 3 libros (11, este 12 que comento aquí, y el 13 que ya estoy leyendo) está muy bien. Las razones es que no se han limitado a poner a Qui-Gon y a Obi-Wan en apuros, si no que los han separado y los han puesto en apuros por separado. Los momentos de aprendizaje de Obi-Wan en solitario y sus luchas con la malvada caza recompensas merecen la pena. Cómo decía, lo peor es que justo cuando parece que se va a dar un clímax final, el libro acaba y hay que tomar el siguiente "Rescate Peligroso".

En fin, como siempre. Acción básica, pequeñas sorpresas, temas Jedi y Universo Star Wars. No se puede pedir más en 125 páginas.

lunes, abril 22, 2013

Oblivion

Ha sido la peli en cine, en sala grande del fin de semana. "Oblivion" es una película de Ciencia Ficción bien hecha. Es lo primero que destaca. Me ha gustado, sobre todo porque cuenta bien una historia, que aunque predecible, pero para nada sencilla, está como digo bien contada, montada y facturada. No es una joya, ni una obra maestra, ni lo pretende, pero supera con creces el hecho de entretener y da gusto ver pelis de SF que están bien hechas.

Oblivion cuenta (sin sopilers) la siguiente historia: "Estamos en el futuro. Algo así como el 2070 o por ahí. Jack Harper (Tom Cruise) es un mecánico de drones. Su compañera y él forman un equipo perfecto en la operación de mantenimiento que los últimos terráqueos están llevando a cabo para extraer energía del agua de los mares y océanos para llevarla a Titán, dónde reside buena parte de la población ex-terrestre. Hace unos cuantos años (casi 60) se libró una guerra contra los "scavengers", en la que, aunque ganamos, perdimos la Tierra y tuvimos que irnos. La misión de Jack se verá interrumpida cuando una nave de la NASA (si, si, de la NASA) aterriza de manera forzosa en lo que queda de la Tierra. Y desde entonces, el pasado se mezclará con el futuro, o al revés".

Oblivion es una película hecha para el lucimiento de Cruise. Eso hay que tenerlo en cuenta. Pero no es malo. Cruise encarna, como nadie, al héroe que salva la Tierra (una vez más). Pero como decía, lo hace con una historia que está bien construida, y sobre todo contada. Las dosis de "flashbacks" justas, las dosis de miel necesarias, las escenas de acción dónde, gracias, nos enteramos perfectamente de lo que pasa. La historia va fluyendo poco a poco. Si, de manera predecible PERO CREÍBLE y con sentido. Las cosas ocurren de la manera que tienen que ocurrir sin situaciones forzadas. Un ejemplo claro, es el personaje de Morgan Freeman. Podía revelarle a Cruise lo que sabe, pero en lugar de hacerlo, deja que el propio Cruise ate cabos cruzando la línea de radiación. Y así, de paso, el espectador, aunque se imagine que va a encontrar, y como, lo descubre con él.

El diseño de producción me ha encantado. Hay como dos mundos. La parte de la raza humana destruida y que está al límite, y la parte del equipo de extracción y mantenimiento. Estos últimos decorados preciosos e inmaculados, tecnológicamente preciosos (la nave de Jack es UNA PUTA PASADA) que hacen contraste con esa Tierra desolada, sucia y llena de polvo, ceniza y destrucción. Un preciosidad.

Cómo decía, impresiona lo creíble que resulta todo. La Tierra desolada LUCE ESPECTACULAR, los momentos de reconocer esos iconos de USA (para no variar) como la Estatua de la Libertad, el Puente de Brooklyn, el estadio de fútbol americano, el Empire, etc. son preciosos. Pero además, hay momentos personales, como el baño en la piscina, la entrada a la biblioteca oculta, etc. que también son destacables.

En fin, una cinta mucho mejor de lo que podría parecer a priori. No es el blockbuster frío y descarnado, no. Es una cinta con historia y con alma, bien contada, con un ritmo apasionante y con una historia que sin ser original (es un refrito de muchas otras historias de SF) merece la pena verla a lo grande. Además, la grabación digital se nota, y luce ESPECTACULAR en pantalla grande. Yo creo que no hay que perdérsela.

viernes, abril 19, 2013

Coche Alquilado: Seat Ibiza ST

Esta semana, para un viaje de ida y vuelta a Donostia he tenido que alquilar un coche. Ha tocado uno que no había alquilado nunca, un Seat Ibiza. Pero no el modelo que estamos acostumbrados a ver (de 3 puertas o cinco puertas) "pequeño", si no el modelo ST o mejor dicho Familiar. En concreto el modelo Ibiza ST TDI 1.6 CR 105CV STYLE.

Si, el coche pequeño y urbano de la marca española en formato familiar. Yo no se mucho de mercados y segmentos de coche, pero nunca entenderé porque haces un coche de un segmento y lo metes en otro (que tu mismo tienes cubierto con Altea o Toledo o incluso León). Si quieres un  coche con maletero grande y cinco puertas. ¿pillas un Ibiza? No lo entiendo.

El coche es FEO de narices. Por fuera, por atrás, no hay por dónde cogerlo. Por dentro es pequeño. Sigue siendo pequeño. El espacio añadido atrás es a costa de las plazas traseras. El respaldo de los asientos delanteros está casi pegado a las plazas trasera, ya que adelante tampoco es que sobre el espacio, y hay que retirar los asientos delanteros hacia atrás. Se agradecen las cinco puertas para poder acceder a los espacios, pero si vas a llevar adultos en las plazas traseras, reza porque delante no vayan otros adultos "altos" ya que si no, aprisionarán a los de atrás. El maletero es, obviamente, grande, pero excesivo para la carrocería.

Y el motor no puede con esta carrocería. En concreto la tracción es insuficiente para mover el peso que lleva atrás. Y eso que yo lo he conducido sin equipaje y con 3 adultos nada más. No me quiero imaginar lo escasos que pueden ser los 105 caballos diesel con 5 personas y el maletero a tope. No se tiene que mover. Cómo decir, le he hecho 230 kilómetros por autopista casi todos. Sin pasar de 120 km/h. Pero el coche no tiene fuerza tracción. En quinta, en el rango de 90 a 120 da igual como pises el acelerador que el coche apenas responde. Sufre para subir la velocidad. Y da igual que pegues un "cuartazo", que el motor no tira. Lamentable. Me imagino que en la versión "pequeña" el motor podrá con el chasis...pero en esta no puede.

En cuanto a consumo, ahí si que no se puede pedir más. Esos 230 kilómetros han sido hecho con un consumo de 4,8 l/100. Eso es un mechero, claro, a costa de no "tirar". En cuanto a equipamiento, muy SEAT. Todo plástico y acabados toscos. Esto no es malo, es así. Es una marca "económica" y así son las cosas. Esta unidad tenía control de velocidad en los mandos y climatizador. He echado en falta los limpia automáticos (que me habrían hecho falta) y las luces automáticas (esto debería ser de serie en todos los coches). El puesto de conducción es bajo, y con limitada visibilidad en el espejo central por culpa del cristal trasero, algo pequeño. 

En fin, un coche que aunque tiene maletero grande, cinco puertas, por dentro es pequeño. Con esta motorización (la máxima que puede tener en diesel) es insuficiente y sin prestaciones bajo el capó. Eso si, podrá ser un modelo "asequible" para algunos, pero en el mercado hay muchas más variantes en otras marcas para tener el mismo maletero, más equipamiento, cinco puertas y mucho mejor motor, posiblemente por el mismo o menor precio.

miércoles, abril 17, 2013

Aprendiz de Jedi 11: Caza Letal

Undécima entrega de la saga de Star Wars de "Aprendiz de Jedi" que os empecé a contar aquí. Son una serie de novelas (alguien diría que juveniles, pero no estoy de acuerdo) escrita por Jude Watson (a excepción de el primer libro que fue escrito por Dave Wolverton) que cuenta la historia de Qui-Gon Jinn y su aprendiz Obi-Wan Kenobi antes de los acontecimientos de "La Amenaza Fantasma".

El argumento de está nueva entrega, que hace la once en la saga, sería: "Qui-Gon Jinn y su Padawan Obi-Wan Kenobi están de regreso en Coruscant. Qui-Gon decide pasar a visitar a un gran amigo, Diddi, que regenta una tasca cerca del Senado Galáctico. Diddi, a ojos de Obi-Wan parece un ser despreciable, y este no entiendo como puede ser un gran amigo de Qui-Gon e incluso de otros maestros Jedis. De repente, una extraña asesina caza-recompensas intenta matar tanto a Diddi como a nuestros protagonistas. Y comenzará una investigación por parte del maestro y su alumno para intentar averiguar que ocurre".

Esta nueva entrega me ha parecido un descanso en las tramas. Por si misma tiene fuerza (la trama digo) pero se aleja un poco de lo que venía siendo la tónica general (Qui-Gon y Obi-Wan en un planeta para salvarlo, más la trama centrar entre alumno y maestro). De hecho, esta undécima entrega no concluye, si no que tiene un "cliffhanger" brutal y hay que saltar a la siguiente de inmediato (ya la tengo al 50%). Pero tiene toda la pinta que dejará "huella" en la trama final. O dicho de otra forma, en la 11ª parece que será una historia simple por si misma, pero se convierte en unos hechos que seguro van a marcar a Qui-Gon y a Obi-Wan.

Además esta entrega me ha gustado porque salen mucho más Yoda y Thal. Sobre todo el primero, que se marca sus frases, con la identidad clásica del gran maestro, artista en decir todo y no decir nada.

Por lo demás, como siempre. Acción básica, pequeñas sorpresas, temas Jedi y Universo Star Wars. No se puede pedir más.

viernes, abril 12, 2013

HUGO: "Estación de Tránsito"

Otra vez esa sensación. La sensación de haber leído un libro que supone un hito ESENCIAL y BRUTAL en la historia de la Ciencia Ficción. Uno de esos libros que es algo más que un libro bueno. Es un libro imprescindible. "Estación de Tránsito" fue premio HUGO a la mejor NOVELA en 1964 y fue escrita por el prolijo y gran escritor Clifford D. Simak.

El argumento podría ser el siguiente: "Enoch Wallace es un superviviente de la batalla de Gettysburg. Extrañamente es elegido por el Universo para ser el responsable en la Tierra de una estación de comunicaciones y viajes de la red Galáctica. Wallace, pasará a tener una responsabilidad infinita, además de convertirse en un ser solitario y que no envejece. Será un héroe, o no, todo depende de lo que ocurra en la Tierra y en la Galaxia".

Como digo, es un clásico de la Ciencia Ficción, muy de esa SF tradicional y moralista. Si, "Estación de Tránsito" tiene ese defecto, es moralista a más no poder, pero de una manera bien hecha. La novela nos aproxima a un futuro dónde se critica la violencia, las armas y la tendencia humana a matarse. Lo hace desde dentro, desde un protagonista EXPERTO en matar, sobreviviente de una masacre brutal. Eso si, con ciertos aires místicos, ya que hay un ·Talismán", con una fuerza mística cósmica maravillosa que une a todos los seres de la galaxia. Pero esto es sólo una metáfora de los buenos sentimientos, que en el fondo es muy de los años 60.

La mano de Simak es EXQUISITA. Su prosa y su lenguaje es de un nivel ciertamente muy elevado. Hay párrafos y capítulos que son para enmarcar, como ese dónde se hace la presentación de Enoch Wallace,  cómo un milagroso superviviente de la terrible masacre de Gettysburg. El trozo es escalofriante, pero a la vez bello, duro y sin concesiones. Sólo por eso, la novela ya vale su peso en oro.

La trama tiene unos momentos muy buenos, incluso, pese a estar escrita en 1963, de suma actualidad, con momentos de tensión psicológica, acción, momentos para la reflexión filosófica y como decía, un optimismo (quizá algo "almibarado") para salvar a la humanidad y la galaxia.

Otra de las cosas que más resaltan de la novela es la capacidad de Simak para hacer Ciencia Ficción DE LA BUENA, con excelente literatura y prosa, sin necesidad de teorías, términos científicos, macguffadas o incluso tratando de hacerla plausible. No. Es sencilla, talentosa y maravillosa, pero sobre todo, eso, sencilla literatura bien escrita.

En fin, otra NOVELA con mayúsculas, un clásico del género, con todo lo que ello implica. Uno de esos libros bien escritos, que invita a reflexionar y pensar (quizá esto haga que algunos huyan despavoridos), de excelente prosa. Si, con moralina (quizá excesiva, pero así eran los 60s), con esa idea de que tras el libro, el lector recapacite y piense que un mundo mejor es posible. Un HUGO 100% claro.

lunes, abril 08, 2013

Coche Alquilado: Citroen C3 eHDI

Tengo la Bala Negra en el taller (eso daría para otra entrada del blog) y por cuestiones de necesidad imperiosa (que no te llega hasta que te falta) he necesitado alquilar un coche para poder suplir a la Bala durante tres días. Menos mal que tenemos un precio asequible con la compañía de alquiler de coches. Así que, para uso personal pillé un coche compacto pequeñito, un Citroen C3 eHDI 1.9. La verdad que con un resultado mucho mejor de lo que esperaba.

El coche es pequeño, si. Pero por dentro en las plazas delanteras no se nota para nada. Muy cómodo en dichas plazas con un puesto de conducción alto y confortable. Dónde es pequeño es en las plazas trasera. Esta versión, con la carrocería más moderna, lleva unas puertas traseras minúsculas, unos asientos muy altos, y muy cercanos a las plazas delanteras. Para llevar a un enano de dos años y medio en su silla Pallax Fix da de sobra, pero para dos adultos serías imposible, e impensable que fueran tres adultos en las plazas traseras. Este C3, es por tanto un coche para 4 personas, metiendo a las dos traseras con calzador.

En cuanto al maletero está en la línea del concepto de utilitario pequeño. Poco pero suficiente para unas compras y poco más. Si quieres meter una silla de paseo de niño, entrar entra, pero no metes nada más. Cómo digo, hay que saber para que segmento y utilidad es cada modelo, y este es para ciudad, y pequeños/cortos desplazamientos, para dos adultos y poco más. 

En cuanto a la motorización, el coche era un 1.9 eHDI. Es decir, un diesel de poca potencia justa con sistema "ECO" que para el motor en los semáforos y paradas prolongadas. El motor es más que suficiente, tiene empuje tracción suficiente para el poco peso del coche y agilidad. No hay que pedir más. No he pasado de 100 km/h pero no le costaba acelerar ni recuperar. En ese sentido, un 10 para PSA. La parte ECO también parece funcionar bien y ahorrar algo de combustible. Me ha salido un consumo de 5,5 l/100 en los 175 km que le he hecho. Como se puede ver, kilómetros por ciudad a una media de 25 Km/h, es decir, arrancar y parar casi constantemente. También en eso está bien, lo que esperaba. 

La unidad venía con un equipamiento muy bueno, para ser un utilitario pequeño. Control de velocidad y limitador, conexión por bluetooth para el móvil (que funcionó de vicio con mi Galaxy Nexus), luces automáticas y alguna cosa más. Sólo eché de menos el tema de los elevalunas eléctricos en las plazas traseras (más bien el hecho de que desde el conductor se puedan controlar). Además tiene ISOFIX que me vino de lujo para la silla del heredero.

En fin, un pequeño coche bien hecho, con un buen motor. Eso si, es pequeño y hay que saber dónde se mete (o no) uno. Pero para hacer 175 km por ciudad para recados y traslados cortos, ideal.