lunes, enero 28, 2013

HUGO: Almas

"Almas" de Joanna Russ fue el premio Hugo a la mejor novela corta de 1983. Tenía muchas ganas de leer este premio Hugo, ya que he leído maravillas de la autora. Pues lo siento, pero espero y deseo que esta no sea su mejor obra, ya que me ha dejado muy frío. No puedo decir que me haya disgustado, la he leído con fruición  pero me ha parecido muy extraña, enrevesada y falta de atractivo final para el lector.

El argumento de "Almas" sería: "Esta es la historia de la abadesa Radegunda. Es la abadesa de una abadía del XII sobre la cual llegan los hombres del Norte. La abadesa trata de evitar una carnicería y se enfrenta, dialéctivamente a ellos. Todo ello contado desde el punto de vista de un crío que había sido acogido como mascota y recadero por Radegunda.".

Es Ciencia Ficción pura y dura. Aunque para ello, para verlo leerlo, haya que llegar al final de la obra. Durante muy buena parte de ella no lo parece. Enganchar engancha, primero por la narración del protagonista, y segundo porque algo raro vemos en la historia de Radegunda. Pero es cierto que el libro es espeso. Más bien profundo. El título "Almas" le viene ni que pintado ya que en el fondo es un estudio sobre lo que nos hace personas, buenas o malas (o mejor dicho, ni lo uno ni lo otro, según las circunstancias), o lo que nos hace algo más que personas. Hay religión pero yo creo que no del modo tradicional. 

Radegunda es un personaje muy extraño. Desde el principio lo sabemos, pero es que todo lo que rodea a la narración es extraño. Cómo decía es espeso, denso, y cuesta mucho que el lector lo vea atractivo. ¿Qué tiene para que sea un ganador del Hugo? Desde luego la historia, una vez llegado al final es muy curiosa. Recordemos que es una novela corta y que debe condensar en poco espacio la SF, una vez acabado el libro tienes la sensación de que te han contado algo extraño, raro y curioso, y que probablemente lo que creías que era durante buena parte del libro, no tiene nada que ver con lo que realmente es. Por cierto, que "raro" y "extraño" no son adjetivos negativos, ni mucho menos. 

Pero independientemente de que la historia sea buena o mala, te guste o no, lo que es indudable, y es marca de la casa de los Hugo, es la calidad de la manera de escribir. Joanna Russ tiene una prosa rápida, capaz de mezclar lo terrenal con lo espiritual, y lleno de matices. Como digo, quizá es demasiado denso en este caso (y culpa la tenga que sea una novela corta) pero eso no quita para ver la calidad de lo escrito. 

En fin, un Hugo más. Una pena que en conjunto no me haya gustado, quizá porque no me ha dejado con un buen sabor de boca. No he sentido que estaba ante una genial obra (como con otros Hugos) y al final, no me he sentido atraído por ella. Pero nadie duda de la calidad de la misma.

jueves, enero 24, 2013

El Cadillac de Dolan

Anoche disfruté de la lectura de esta novela corta (no creo que sean más de 40 páginas) de Stephen King. La verdad es que ya ni recuerdo dónde leí alguna cita sobre ella, o algún comentario, pero algo me llevó a buscarla en mi biblioteca de obras de King, lanzarla al Nexus 7 y leerla. Todo menos de 45 minutos. Y como los últimos libros de King que he leído [La Larga Marcha (enlace) y El Fugitivo (enlace)], aunque este en versión esencia corta, es impresionante. La capacidad de Stephen King para crear terror psicológico, agonía, desesperación y desazón es alarmante.

El argumento es muy sencillo, como no podría ser de otra forma: "Robinson es un profesor de escuela de Las Vegas. Lleva siete años destrozado por el asesinato de su mujer a manos de un mafioso (Dolan). Su mujer era testigo contra el mafioso y falló el sistema de protección de testigos, y Elizabeth voló por los aires al encender su coche. Robinson está planeando la venganza, pero ¿Qué puede hacer un profesor de primaria contra todo un gangster con guardaespaldas y coches blindados?...La respuesta está en las matemáticas, la astucia, la perseverancia y el arco de descenso."

Los ingredientes que King usa para crear el terror y el horror son varios, y se conjugan de manera perfecta:
  • Odio por el mafioso, el asesino
  • El dolor físico que le cuesta a Robinson montar la venganza. Y sin desvelar nada para caer en el spoiler, me refiero a heridas, sufrimiento corporal y problemas físicos durante los años de preparar la venganza.
  • El terror psicológico que sufre Robinson desde la muerte de su esposa. Su obsesión por vigilar, perseguir y castigar a Dolan.
  • El después de la venganza, el mal psicológico (o no) que significa culminar una venganza matando.
Todo ello en unas breves páginas, bien mezclado, y narrado con un ritmo incansable, continuo y que no deja decaer la acción en ningún momento. Es crucial que la historia la conocemos narrada por el mismo Robinson en primera persona, pero no es acción en tiempo real, sino más bien un diario a tiempo pasado.

Además, King no está interesado en la moralidad de lo bueno o malo de la venganza, no. Si no en su preparación y en esos terrores que se conjugan durante años, nada menos que siete. El lector llega a identificarse con Robinson pero NO por su dolor de la pérdida o por que creamos que está bien que se vengue, no. Lo hacemos por la manera en que nos metemos en la preparación de la venganza. En el sufrimiento de la misma. Pasamos por las mismas vigilancias, escuchas, pruebas físicas, aprendizaje de maquinaria (y hasta ahí puedo escribir) y demás cosas que hace Robinson compartiendo los odios, dolores, temores y terrores a la vez.

En fin, me ha gustado mucho. No soy, o no era, un fan de King de esos que han leído todo. No. He leído más bien muy poco (ya que es tan prolijo que el % leído sobre producido es ridículo) pero todo lo que he leído me ha encantado, una tras otra. Este "Cadillac de Dolan" es una pequeña joya, con un climax final en el desierto que te deja sin aliento. Magnífico.

martes, enero 22, 2013

Sueño del Fevre

Vale, soy un apasionado de las historias de vampiros. He leído a Rice, Hamilton, Stoker, Lindqvist, Meyer, King, Leiber, Mathesson y tantos otros que han escrito sobre vampiros. Entre todos hay obras maestras, libros magníficos, simples historias para divertirte y bodrios infumables. Irá por gustos claro. Hasta he visitado los cementerios de New Orleans para recordar los lugares que la magistral mano de Rice narró en sus historias. Pero no lo he leído todo, ni mucho menos. Y sobre todo, no había leído a George R. R. Martin en su aproximación a los vampiros. Cuando me enteré que el genial Martin, en su segunda tercera novela se había atrevido a lanzarse con los Vampiros, con el Sur de USA en 1850, no me lo pensé. De cabeza. Y de verdad, una vez más, Martin es un escritor sin parangón. Es un genio del ritmo, de la descripción, de la creación de sensaciones y sentimientos a través de la narración, y sobre todo, de personajes impresionantes, completos, complejos y excepciones.

Con "Sueño del Fevre" creo que he cerrado cuatro obras (fuera de "Canción de Hielo y Fuego") que en la bibliografía de Martin son un "must read", y que son, cada una de ellas, una joya. Se trata de:
"Sueño del Fevre" tiene el siguiente argumento: "Abner Marsh, un capitán de barco muy hábil, se encuentra en una profunda crisis financiera en 1857. Su compañía de "paquebotes" está prácticamente arruinada por la mala suerte. Pero de repente, parece que todo puede cambiar. Recibe un encargo de Joshua York, un enriquecido y educado caballero. Ambos se convierten en socios cuando Joshua le promete a Abner que financiará la construcción de un magnífico barco de vapor, más grande, rápido y opulento que cualquiera que se haya visto en el río Mississipi. A cambio Abner Marsh se encargará de capitanearlo, y sobre todo, de no hacer preguntas ni juzgar la extraña vida de su socio. El barco de vapor recibe el nombre de "Sueño del Fevre", en memoria de la compañía en bancarrota de Abener, la Fevre River Packet Company. Joshua y Abner dirigen el nuevo barco, aunque es Abner quien se ocupa exclusivamente del mando y la navegación. Sin embargo, pronto comienzan a surgir dudas y preguntas entre la tripulación y los pasajeros debido al extraño comportamiento de Joshua y sus amigos, que apenas salen de sus camarotes durante el día. Las sospechas de Abner por su misterioso compañero se incrementan cuando descubre en el camarote de Joshua recortes de periódico que detallan extrañas muertes. Tras exigirle que le revele la verdad, Joshua le dice a Abner que él y sus amigos son cazadores de vampiros. Están utilizando el "Sueño del Fevre" como su base de operaciones para investigar una serie de misteriosas muertes a lo largo del río Mississipi. A partir de ahí, se sucederán los encuentros extraños, muertes y se desencadenará una lucha, dónde nada es lo que parece."

En primer lugar la novela es magnífica en la ambientación. La mano de Martin describe magistralmente un sur de USA en plena lucha abolicionista creando un ambiente impagable. La lucha entre el Norte abolicionista y el Sur esclavista se plasma de manera precisa. Pero no sólo entre los blancos y los negros, Martin usa el concepto esclavista para con los humanos y los vampiros. No en vano, los vampiros llaman "ganado" a los humanos, y les consideran eso, animales inferiores que están ahí para alimentarse. Este ambiente, llevado al extremo en la majestuosa y decadente (a la vez) New Orleans envolverá a la novela desde el 1857 hasta el 1873, años en los que transcurre. El Misisipi está imponente en la prosa de Martin, siendo un personaje más, al igual que el Barco, ese "Sueño del Fevre" que simboliza muchas cosas.

Por si esto fuera poco, emulando a una película, si el diseño de producción y ambientación es excelente, los personajes son magníficos, una vez más. Martin crea en Abner Marsh un héroe caído, un héroe anónimo, feo pero con una testarudez impresionante. Duro y sin concesiones, pero leal y justo, y sobre todo, honrado, en un mundo de decadencia y traición. Joshua York es la contraparte de la sociedad. Raro, extraño y mentiroso. Pero hay más personajes magníficos, ¡¡todos!!. El Vampiro Damon Julian, así como sus seguidores, cada uno de los tripulantes del Fevre, uno con su barra de hierro, otro con sus órdenes, los pilotos, etc. Martin usa a cada personaje hasta el extremo, describiendo y narrando todo lo necesario para que los amemos o los odiemos. Esto último, eso de odiar y querer por partes iguales, ocurre sobre todo con  Sour Billy Tipton. Ese capataz asesino. Duro, frío, sanguinario y lleno de contradicciones y conflictos, cuyas decisiones jugarán un papel decisivo.

Pero de verdad, que el personaje de Abner Marsh es magnífico. Tiene un recorrido impresionante, y asiste a unos acontecimientos tan terribles que lo transformas. Siendo un hombre rudo del río, es capaz de aprender de la belleza de la poesía de la mano del Fevre y de York. Al igual que Tyrion, Tuf o Maris de otras novelas, Abner es amado desde el principio por el lector. Te dejas llevar en el mismo viaje que él, y empatizas, como lo hace él, con todo lo que te rodea. Que gran escritor es Martin para estas cosas.

El tema de los vampiros en manos de Martin es delicioso. Partiendo de los mismos orígenes que todos, el del mito, pero dándole su particular vuelta de tuerca, crea una raza diferente a las que estamos acostumbrados a leer y ver, dotándoles de su propia historia e idiosincrasia, mezclada con las costumbres ancestrales clásicas. Martin tiene verdaderos momentos épicos narrando la historia de los vampiros de "Sueño del Fevre", de la historia de Joshua York por ejemplo. Y sobre todo, narrando los enfrentamientos entre ellos.

Antes de acabar, como siempre agradecer la traducción de Cristina Macía en esta edición de Gigamesh que he leído. Cómo siempre he dicho, ya he leído mucho de Martin gracias a ella, y digamos que entiendo a Martin a través de ella, y hace un trabajo EXCEPCIONAL una vez más, que merece mucho la pena. Un trabajo que sólo puedo agradecer enormemente, una y otra vez. Gracias.

En fin, una obra perfecta, preciosa y alucinante. Con una atmósfera sobrecogedora construida con maestría, la recreación impecable del marco histórico y un tratamiento del vampiro clásico pero más cercano a la ciencia ficción que no deja indiferente. En un marco temporal impecable y muy adecuado. "Sueño del Fevre"  en otra novela de referencia de un escritor tan genial como polivalente, maestro en la narración y en la creación de historia conmovedoras.

miércoles, enero 09, 2013

Los Caídos

Esta novela de Magnus Dagón llegó a mis manos por Google Books, dónde vi la oferta a CERO euros. De hecho aún está a ese precio, podéis comprarlo en este enlace. No es una novela al uso, ya que se trata de una recopilación de 54 entregas semanales. Estas se publicaron en la revista digital NGC 3660 con licencia Creative Commons. Eso si, para el libro, muy de estética, contenido y formato cómic, el autor contó con la ayuda de más de 30 dibujantes que ilustran la portada de cada capitulo. Un gran acierto, ya que cada portada es un "mini" resumen del contenido muy bien hechas, coloridas, y creativas. El libro fue publicado por medio de la plataforma crowdfunding Lanzanos en el año 2012.

El argumento de "Los Caídos" sería: "Asistimos a un mundo, Ernépolis, que tenía héroes, de esos con poderes especiales. Pero son tiempos malos para los héroes, ya que estos han perdido sus poderes y sus identidades secretas. Pero aún así, no han perdido la esperanza de un mundo mejor, y quieren, de alguna forma, defender su hogar, una ciudad sumida en una noche eterna y en la que siempre llueve ceniza. Unidos, fingen ser El Caído, una silueta negra con gabardina y sombrero, usando nuevas armas como el miedo y las leyendas urbanas para hacer cumplir la justicia. El Caído se convierte entonces en una figura más poderosa que sus predecesores, casi invencible e incluso fantasmal. Pero no tardan en llegar los enemigos de la ciudad, de El Caído y de todo lo que pretenden defender."

Cómo decía al principio la obra es deudora de dos aspectos muy importantes. Primero el formato de entrega semanal corta (aunque las 54 entregas hacen un libro bastante extenso) que hace que se condense la acción y la historia en pequeñas dosis. Y otra, toda la estética y lenguaje de cómic TRADICIONAL (algunas páginas te llevan a imaginar los dibujos del cómic, con bocadillos y todo). Ojo, no es un defecto, todo lo contrario. Es una narrativa más bien clásica, de ficción clásica y oscura, de héroe de cómic clásico (cómo La Sombra, Darkness, e incluso Batman en algunos momentos), futurista, "noir" e incluso muy de Blade Runner, por poner un referente cinematográfico. Todo esto hace un "mejunje" propio, muy personal del autor Magnus Dagón aka Miguel Ángel López Muñoz. 

El acierto de que "Los Caídos" sea una vuelta de tuerca del concepto tradicional de superhéroe a veces es el lastre de la historia. Ya que se obliga en cada capítulo al más grande todavía, más especial, más espectáculo, etc. Parece que Dagon debe ir superándose en cada entrega, y a veces le cuesta. Y esto que comento es el gran lastre del libro. Algunos capítulos son demasiado "rizar el rizo" y otros directamente algo aburridos. Demasiados altibajos, ya que, la mayoría son buenos, y algunos son muy pero que muy excelentes. Por lo que la obra en conjunto se desmerece así misma. 

Entiendo que de haberlos seguido y leído semanalmente esto no sería un problema, pero es una pena que al juntarlos no se haya pulido la foto global.  Eso si, lo que hemos ganado al juntarlos es que se hayan hecho ilustraciones específicas para cada portada de capítulo, que de verdad, son una delicia. Adjunto algunas de ellas en este post.

En fin, se trata de un compendio de relatos de héroes caídos, juntados en una muy buena trama común, con una intensidad de personajes y una creatividad y habilidad para crear atmosferas de Ciencia Ficción impecable, pero que a veces, algunos capítulos no son del todo buenos, y empobrecen la mezcla. Pero aún así, merece la pena la lectura.

lunes, enero 07, 2013

Aprendiz de Jedi 08: Ajuste de Cuentas

Octava entrega de la saga de Star Wars de "Aprendiz de Jedi" que os empecé a contar aquí. Son una serie de novelas (alguien diría que juveniles, pero no estoy de acuerdo) escrita por Jude Watson (a excepción de el primer libro que fue escrito por Dave Wolverton) que cuenta la historia de Qui-Gon Jinn y su aprendiz Obi-Wan Kenobi antes de los acontecimientos de "La Amenaza Fantasma".

El argumento de esta octava entrega sería: "Xánatos, el siniestro aprendiz de Qui-Gon Jinn, ha tendido una trampa a su antiguo Maestro. Para ello ha atraído a Qui-Gon y al joven Obi-Wan Kenobi hasta Telos, su planeta natal, y los ha acusado de un crimen que no ha cometido. La sentencia es la pena de muerte. De repente, Qui-Gon y Obi-Wan se convierten en fugitivos en un planeta extraño. Un lugar en el que todo el mundo parece estar en su contra. Para Xánatos, ha llegado el momento de ajustar cuentas....".

Esta octava entrega es una de esas de transición para cambiar, intuyo, el rumbo de los acontecimientos. Van a ser 18 libros (libros cortos como ya he comentado antes) y habrá que recurrir a cambiar radicalmente la historia. Ya ocurrió con la cuarta entrega. Parece que de repente se quiera quitar de en medio alguna trama central para surgir algunas nuevas. Sin embargo este octavo libro tiene alguna perlita, como la lucha encarnizada entre los protagonistas.

Por otro lado, de esta entrega, y en general de la saga, me sigue maravillando lo bien que encaja todo con el universo Star Wars, y lo fácil (a priori) que parece que todo tenga sentido con la Fuerza, el Lado Oscuro, Yoda, el Templo, etc. Quizá el mérito está en lo bien que se ha construido el mundo/universo Star Wars para que ello sea posible. Y sobre todo, en estas novelitas ligeras, lo bien que queda. 

En fin, una novela más en la saga de "Aprendiz de Jedi", que como todas se lee en menos de dos horas y que no aporta más que el frikismo dentro de Star Wars.

miércoles, enero 02, 2013

The Company Men

Peli de fin de semana. "The Company Men" es una historia de esas de llegar al corazón, un drama social de actualidad y esas cosas. Pero no, no funciona. Es una pena, ya que la idea era buena, pero se arruina al ser excesivamente repetitiva en algunos momentos, y sobre todo al ceñirse al "happy end" que toda cinta de Hollywood tiene que tener....

La historia de "The Company Men" sería: "Bobby Walker (Ben Affleck) es un directivo de unos astilleros de esos gigantes mundiales. Lo tiene todo en la vida, un sueldo de 160.000 USD al año, un porche, una hermosa y grandísima casa, una maravillosa familia. Vamos, un ejemplo de éxito made in USA. Pero la crisis es la crisis. Y la política de reducción de personal para que los accionistas sigan ganando dinero le lleva a la calle. 6 meses de sueldo y un cubículo desde el que buscar trabajo. Trabajo que no existe. Bobby al principio no se da cuenta de lo profundo que es el agujero, y cree que aún puede seguir jugando al golf, llevando el Porche y con un tren de vida que no puede pagar. Sólo la perseverancia y la inteligencia de su mujer, que si sabe lo grave de la situación, y la ayuda de ex-compañeros suyos Phil Woodward (Chris Cooper) y Gene McClary (Tommy Lee Jones) le ayudará a redirigir su vida.".

La cinta es un pastelón, un dramón. Si, actual y realista (aunque no por el estatus social de los protagonistas, en nuestro país gente con esos sueldos no está viendo tan mermado su trabajo) pero quizá demasiado exagerado. Es cierto que muchos que pasan por un despido al principio son tan inútiles como el protagonista de no darse cuenta de lo duro que puede ser estar en el paro, pero creo que el guión (que está escrito por el director) lo lleva en exceso a la lágrima y al drama

Tampoco encajan los personajes de Cooper y Lee Jones. El primero parece excesivamente exagerado, y el segundo tiene tanto dinero y le afecta tan poco el despido (además de estar tirándose a la jefa de personal delante de su mujer) que no encaja en el drama. Se supone que tenemos que ver como les cambia la vida a los tres con el despido, como deben redefinir sus vidas como esposos (o no) y como padres....pero eso se queda en un quiero y no puedo y la cinta es más un lloriqueo continuo de Bobby, un enfado perpetuo de Cooper y una huida hacia delante ce Lee Jones para seguir amasando pasta. 

Las actuaciones son normales. El Affleck ha hecho tantas veces este papel (poderoso caído que tiene que reconducir su vida) que creo es un holograma ya grabado. Actores TAN BUENOS como Tommy Lee Jones o Chris Cooper simplemente actúan y ya lo hacen bien, pero sin alardes. Del resto poco que destacar, salvo a María Bello que además de salir muy guapa ya con encantos de la madurez, saca petróleo de su papelito. Otro que está bien, sin más, pese a que no es santo de mi devoción es el Kevin Kostner. Este tío cuando no es el protagonista es muy buen secundario, y aunque se papel sea poco importante, le da entidad a las escenas en las que participa.

En fin, una idea que podía dar más de si en manos de un director con algo de vista más "social" y luchadora. Pero que se queda en un drama del montón, con buenos actores que simplemente hacen un papel de piñón fijo, es decir, que podían dar mucho más de si, unas buenas localizaciones y poco más.