martes, enero 25, 2011

Golpe en la Pequeña China


Los caminos del señor son inescrutables, como la lotería. Siendo este uno de los fines de semana más pésimos que recuerdo, por las incontables comidas de cabeza que he tenido que soportar, y que sólo la sonrisa de mi hijo ha podido arrojar luz entre las tinieblas. Resulta que en una cadena generalista, el domingo a la tarde cuando más trataba de dormir, me encuentro empezando una de las mejores películas del entrañable y queridísimo (por mí) John Carpenter.

Y por tanto, por enésima vez, me quedé embelesado por la cinta que aquí presento: "Golpe en la Pequeña China"

Por desgracia, en la filmografía de Carpenter no todo son series B; Castañas pilongas como "Starman" o "Memorias de un Hombre Invisible" picaban más alto y demostraron que Carpenter se siente generalmente más a gusto (y más libre) en producciones de bajo presupuesto, en las que ha dado lugar a verdaderas joyas: "Asalto en la comisaría del distrito 13", "Halloween", "La Niebla", "1997: Rescate en Nueva York" (ay mi querido Snake Plissken), "La Cosa" y "Vampiros".

"Golpe en la Pequeña China" ("Big Trouble in Little China" 1986), que fue un fracaso estrepitoso en su momento, siempre me ha parecido una película no sólo divertidísima, sino también tremendamente imaginativa y en general redonda. Una cinta cuyo 100% de metraje es divertido, original y trepidante. Una cinta que mezcla la comedia, la acción y lo fantástico sin ruborizarse ante sus incapacidades y sin menospreciar la serie B, esa que decía al principio, que es el género que Carpenter sabe manejar.

La coctelera en la que Carpenter mete el cine de artes marciales de Hong Kong, la fantasía oriental y el folletín policíaco a lo Fu-Manchú crea una mezcla no sólo sorprendentemente homogénea sino perfectamente capaz de conformar un mundo en el que bajo nuestros pies se esconden misteriosos seres de increíbles poderes mágicos (estupendos los tres secuaces de Lo Pan, "Trueno", "Lluvia" y "Relámpago") que desarrollan extraños rituales relacionados con saberes milenarios y mitologías olvidadas. Además tenemos a un "abuelo" que sabe de ritos, a una periodista, a una chica metomentodo, y otros muchos ingredientes para que la acción y la comedia surjan entre los elementos esotéricos.

Pero, ¿Es lo extraño, lo esotérico la virtud de Carpenter en "Golpe en la Pequeña China"? Pues no. Lo nuevo, lo original, lo audaz, lo que hace que ENCIMA SEA TREPIDANTE y APASIONANTE es que frente a todo eso, frente a lo raro, a lo anormal, frente a lo desconocido, frente a lo antinatural, Carpenter pone como héroe, como pieza clave, al personaje más terrenal, vulgar y realista que he visto en el cine: UN CAMIONERO BASTO, CHULO Y FANFARRÓN DE ASPECTO DESASTRADO CONVERTIDO EN HÉROE A SU PESAR (insustituible Kurt Russell, no en vano actor fetiche de Carpenter y el inolvidable Serpiente Plissken)

Un tío que puede estar en bata de mujer de seda azul hablando con su seguro por teléfono denunciando el robo de su camión por parte de un ser antinatural, ¡¡¡y encima parece normal!!. Un tipo que tiene respuestas para todo, despojado del más mínimo glamour y claramente paródico, capaz de suscitar la sonrisa cada vez que abre la boca:

- WANG : "¿Estás preparado?"
- JAKE (con una mueca autosuficiente) : "¿Bromeas? Yo NACÍ preparado"
(me encanta esta frase)

Un personaje que hace que en ningún momento ese humor choque o eclipse el componente fantástico de la cinta.

Además, como decía antes, aderezado por el resto de personajes raros y pintorescos. Eso por no hablar del principal personaje femenino, la pizpireta y animosa Gracie Law, presentado bajo los sugerentes rasgos de Kim Cattrall (que más tarde se haría famosa por "Sexo en Nueva York"), o de la delicada chinita de ojos verdes, un bellezón de cuidado que tiene poco de china - es de Ohio - y aún menos de delicada - fue chica Penthouse.

En fin, "Golpe en la Pequeña China" es para mi una joya que sigue siendo MAGISTRAL, FRESCA, IRREVERENTE y una grandísima muestra del cine de aventuras moderno. Si, si, MODERNO, pese a que se estrenó en 1986. Y es una pena, que al igual que hizo con "Serpiente", Jake Burton, ese camionero chulo, socarrón y fanfarrón, no protagonizara una serie de películas, cada una en la cuál fuera más extraña y en un mundo más raro. Una pena.

lunes, enero 17, 2011

The Lovely Bones


Película del fin de semana, de esas de salón, manta y calorcito en el ambiente. Un drama bastante desaprovechado por el director Peter Jackson y los guionistas (entre los que se encuentra el propio director) y que se enreda por el medio, sin saber que es en el fondo lo que quiere contar. Por cierto, vista en VOSE, que me parece ESENCIAL ya en cualquier cinta.

La historia de "The Lovely Bones" sería la siguiente: "La cinta cuenta la vida de Susie Salmon (Saoirse Ronan) una chica de 14 años que es asesinada por un vecino psicópata. Desde un lugar intermedio entre tierra y cielo Susie es testigo de cómo sigue la vida sin ella y de cómo su desaparición afecta tanto a sus padres (Mark Wahlberg y Rachel Weisz), a su abuela (Susan Sarandon) como a su propio asesino (Stanley Tucci)".

Con esta historia, que de verdad tiene sus momentos de dramón (no apta para padres primerizos), el ínclito Jackson se mete en unos jardines (tanto bucólicos como verdaderos) de los que no sabe salir. Recarga tanto la parte mística y celestial, con elementos espectaculares y oníricos, que no encaja con la parte terrenal.

La parte terrenal sería la más interesante, a mi juicio, pero Jackson la desprecia de tal modo, para centrarse, en la onírica. Me explico. La cinta tiene un arranque impresionante, con 30 minutos de gran cine. La explicación de la vida en casa de la familia Salmon, la recreación del asesinato, que sin verlo, es de una crudeza impresionante, y el comienzo de la parte de Susie en dondequiera que esté. Hasta ahí fantástico. Pero justo cuando, a mi juicio, la parte interesante sería indagar en como queda la familia, como afecta a los vivos, como afecta al asesino (que descubriremos con horror que es un monstruo) y demás, jackson se centra en montar escenas bonitas, irreales, imaginativas, pero vacías de Susie en ese sitio donde está. Mientras que lo poco que muestra de la tierra es MUCHO MÁS INTERESANTE, y los pocos minutos de los padres, la abuela, la hermana y el asesino, así como la chica rara y el ex-novio, son muy buenos, pero son poca cosa. Es decir, no saca partido de la parte interesante.

Jackson desaprovecha un elenco de actores muy bueno. Wahlberg y Weisz pese a carecer de química juntos, por separado hacen escenas muy buenas. Tanto el padre con su hija ANTES de que muera, como después, lo hace impecable. Y la madre rota, que se tiene que ir como sea, también. Sarandon hace un personaje que no encaja, pero lo hace de cine. Rose McIver haciendo de hermana, que luego toma más protagonismo también encaja. Pero sin duda los mejores actores son, por un lado Saoirse Ronan, que hace momentos muy duros y muy lacónicos y sobre todo Stanley Tucci. Este tío es muy bueno, y tiene pocas películas para demostrarlo. Aquí hace un psicópata GENIAL, duro y sin concesiones. Con momentos muy pero que muy duros como asesino y como cruel espécimen de la raza humana. Sin duda lo mejor de la cinta.

En fin, una decepción de cinta. Tanto antes de verla, como después de los magníficos 30 minutos iniciales. Una pena que no sepa el director seguir la cinta y que se enrolle en temas oníricos que poco aportan. Y sobre todo que no explote los personajes de la niña y el psicópata, que podían dar mucho más de si.

miércoles, enero 12, 2011

Gru, Mi Villano Favorito


El fin de semana pasado, en dos sesiones, pudimos ver en casa "Gru, Mi Villano Favorito". Una cinta de animación que tenía ganas de ver. Fue un éxito el año pasado y la verdad es que está mejor de lo que esperaba. Aunque tiene carencias, nos reímos durante todo el metraje y eso ya es bastante para una cinta de animación para todos los públicos.

La historia de Gru es bastante simple: "Un villano, el más malvado y mejor malo del mundo tiene un plan para llevar a cabo el robo más impactante del universo. Pero en su camino se cruza, por un lado un nuevo villano, Vector, y por otro, tres niñas."

Como decía, la historia es lo más simple y quizá la peor baza. El guión es bastante simple y se limita a encadenar secuencias graciosas (donde los "minions" son los reyes) y estirar la historia. Sabiendo esto, hay que disfrutar de la cinta por sus aciertos en los gags, y los personajes.

Los personajes están muy bien, y cada uno de ellos tiene sus momentos de lucidez. Por supuesto que hay unos robaplanos que son los minions, esos bichitos amarillos. Tienen continuos gags y entre ellos hacen las mejores risas. Pero tanto Gru, como las niñas, como Vector, también tienen sus momentos.

La animación es impecable. Casi a la altura de las grandes. Y eso que la he visto sin el 3D, aunque en 1080. La verdad es que en muchos momentos es sensacional. Y es gratificante esa calidad.

En fin, una cinta divertida, simple en el argumento, pero bien hecha y que durante hora y media te hace reír de manera gratificante.

lunes, enero 10, 2011

ITV Absurda

Es demencial. Que la primera entrada de este año tenga que ser por una denuncia es de locos...pero es que lo que me pasó el otro día en la ITV es absurdo, de imbéciles y de locos.

Me tocaba pasar la ITV del coche anual. Pido cita, acudo, pago las tasas (un robo a mano descubierta en toda regla), espero y cola de 30 minutos y empezamos. El chico de la inspección me pide los papeles del coche y, atentos, EL RECIBO DE PAGO DEL SEGURO OBLIGATORIO. Ante mi incredulidad, le recuerdo, mientras comprueba el bastidor en el motor, que desde el 2008 YA NO ES NECESARIO LLEVARLO. Según el Real Decreto 1507/2008 ya no es necesario llevar dicho recibo. Por lo tanto, pese a que lo tengo pagado, no lo llevo. Mi banco no me emite recibo (es digital sin papeles) y no lo he imprimido.

Me dice que sintiéndolo mucho, que como a ellos nos les funciona el ordenador donde lo comprueban, pues deberá indicar en la revisión que no llevo seguro. Le digo que no quiero discutir y que mejor lo dejamos para el final, que se centre en la inspección técnica de la bala negra.

Inspección efectuada, PERFECTA, se pira con mis papeles. Al de un rato vuelve y con mala cara, me indica que me deniega la inspección por causa grave: No llevar el seguro obligatorio en regla. Como es obvio, le digo que miente. Que tengo el seguro pagado y que es SU PROBLEMA sino puede mirarlo en el ordenador. Pero se niega en redondo.

Con mi coche aún en la línea de inspección, le pido, por favor, que llame a un superior. Qué no estoy dispuesto a irme sin la ITV porque no llevo encima un documento QUÉ NO ES OBLIGATORIO LLEVAR. Viene el encargado. Le explicamos la solución y le da la razón al técnico. El encargado alega que no pueden saber si tengo seguro o no. Ante mi creciente incredulidad, le comento como solución que podría enseñarle en el ordenador, mediante internet el recibo virtual del banco de Marzo de 2010. Me dice que no, que eso no es válido porque podría ser falso. ACOJONANTE. Si traigo un papel garabateado de una impresora si vale, pero uno emitido por el banco (legalmente válido pues el pdf viene firmado digital-mente) no. Absurdo.

Le pido, al encargado, que llame al Jefe de Sección, a ver si tiene al menos la educación primaria y se puede discutir con él, que con los dos que me han puesto, está claro que no. Además les aviso que el coche no se mueve de la línea, que les bloqueo la cola, y que voy a ir llamando a mis abogados. Ante esto, salen ambos zumbando a por el jefe de Sección.

Por fin algo de cordura. El Jefe de Sección ya viene disculpándose. Qué si, que es un sinsentido pero que sus normas son así. Lo que no le habían contado es lo del internet. Se lo cuento y le parece fenomenal. Pues bien, en el capó, conecto el portátil a internet a través de Android y el Tethering (el móvil salvándome la vida). Vamos a la Web del Banco, buscamos el recibo por fecha y voilá!. Mi seguro está pagado. Lo verifica el Jefe de Sección, se piran los tres y al de un rato mis papeles.

DEMENCIAL. Lo siento, la culpa no es del técnico, ni del encargado. El ímbecil es el que haya hecho la norma esa de que sino ven el seguro no hay ITV en regla. Es TONTO del CULO. Si hay un Real Decreto que NO me obliga a llevarlo, no me puedes pedir dicho papel en la ITV. No, lo contrario es de imbéciles, tontos y de una administración lenta, pueril y de otro siglo.
Enhanced by Zemanta