viernes, julio 10, 2009

El Café Lunático


En el viaje que os he relatado a Berlín he tenido la ocasión de leerle otro libro, siguiendo con mi ilusión de leerme un libro a la semana. Este lo he degustado frugalmente, sobre todo en el trayecto Bilbao --> Stuttgart --> Berlín donde casi lo acabo. De hecho, lo acabé esperando el día de vuelta en el aeropuerto de Berlín Tegel, por lo que tuve que comprarme un libro (en inglés) otra vez en un aeropuerto. Pero eso os lo contaré otro día....

Desde Noviembre de 2008 no leía esta saga, y como digo, he devorado el cuarto libro de "Anita Blake Cazavampiros" (o mejor, "Anita Blake Vampire Hunter" como la conocen en USA). Os hago un poco de memoria: En diciembre de 2007 comencé con la saga: "Placeres Prohibidos" y "El Cadáver Alegre". Casi un año más tarde leí el tercero "El Circo de los Malditos". Y ahora he acabado el cuarto "El Café Lunático".

Como habréis podido observar, los títulos son muy elocuentes y extraños. Se trata siempre de nombres de "garitos" que son eje central del libro en cuestión. En este caso, El Café Lunático es un centro de reunión de los licántropos de la ciudad.

Esta cuarta entrega sigue la misma composición que sus anteriores. Hay un tema central de libro, que empieza y acaba con él, pero además, la trama central iniciada en el primer volumen se sigue desarrollando. En este caso, la trama del libro es la siguiente: "La lucha de poder de los Licántropos, y en general de los cambia-formas, de la ciudad de St. Louis está servida. Marcus y Richard (curiosamente el novio no humano de Anita) se disputan el poder. Marcus quiere matar, a toda costa, a Richard. Este último se niega a un enfrentamiento. Mientras Marcus mete a Anita en dicha lucha, una extraña muerte de un humano, junto con la desaparición de ocho cambia-formas, centrarán la atención de la Santa Compañía encabezada por Dolph. Este, como siempre, le pedirá ayuda a Anita, como experta en temas sobrenaturales".

En esta entrega la acción está más dosificada. Si en entregas anteriores la brutalidad y las escenas de acción copaban el texto, aquí están más reducidas. Además, son menos violentas porque los enfrentamientos son menos orquestados. Pero no dejan de seguir asombrando como la protagonista es capaz de salir, a tiro limpio, a cuchillazos, a escopetazos, de las situaciones más calientes y difíciles a las que se enfrenta como "Ejecutora". En este libro hay más trama central que subtrama, y está más enfocado a contarnos la relación que se establece entre EL amo de los vampiros (Jean Claude), Anita, y su novio licántropo. ¿Es menos interesante el libro? Pues no, porque siendo el cuarto libro de una saga que va ya por el número 17 se agradecerá que haya de todo. Además, la trama ES ADULTA. Y es una referencia clara a la mierda de trama adolescente de por ejemplo "Eclipse". Y si, soy capaz de decir que Laurell K. Hamilton es mucho mejor escritora de ciencia ficción, acción, thriller, vampiros, licántropos y demás que la Meyer.

Y si, Anita Blake es una serie sencilla. De acción, de ciencia ficción, donde se habla fácilmente y abiertamente de seres muy extraños. Se lee con facilidad, tiene unas historias sencillas, de género policíaco muchas veces y que entretiene perfectamente. Es altamente recomendable.
Reblog this post [with Zemanta]

No hay comentarios: