domingo, agosto 31, 2008

Madre Mía

Voy a ser claro. Si no fuera qué la protagonista femenina (joven) está muy buena, pero que muy buena, con una cara de ángel, unos ojos preciosos y dos tetas de aupa, y además las canciones los traductores y dobladores del Estado Español no las han tocado y las han dejado en original, y he podido oir la voz de los actores, me habría salido del cine a los 20 minutos de película. Es una verdadera mierda de cinta, así sin más.

Ni siquiera el ritmo de las canciones ha hecho que en algún momento me mueva. No, no me gusta ABBA, lo siento. Conozco muchas canciones (a fuerza de haberlas oido con anterioridad) pero prefiero elegir yo la música. Este músical de teatro, llevado a la pantalla es, así sin más, malo de campeonato, porque entre otras cosas, nadie se lo toma en serio. Ni siquiera los fans del grupo sueco creo que les salga rentable pagar los euros que cuesta la entrada para una película que desde luego nadie, ni siquiera los que la hicieron, parece tomarse en serio.

Uno de los fallos más notables de “Mamma Mia!” es que parecen haber transportado el montaje teatral a la pantalla grande sin pararse a pensar que se trata de dos soportes completamente diferentes. El hecho de que gran parte del equipo creativo haya formado parte de los montajes de Londres y Nueva York, con la directora Phyllida Lloyd a la cabeza (quien ha sido el lumbreras que elige a este inutil como directora de Cine..que levante la mano), da buena prueba de ello. Es decir, cualquiera que haya visto un espectáculo musical en un teatro sabe que por muy simples que sean las coreografías o muy malas las canciones, ver a 30 personas pegando saltos al compás en un escenario mientras cantan sin desafinar y la escenografías aparecen y desaparecen de la nada es realmente impactante. Otra cosa es el cine. Los números musicales en esta adaptación se basan en poner a 100 personas, buena parte de ellas paisanos y paisanas griegos, moviendo el brazo para arriba y para abajo como si la directora esperase que así nos vamos a tragar que esa es una coreografía de verdad. Que los números tienen casi todos un tono cómico, vale, pero además tienen un tono cutre de "obra del cole" echa para atrás. Es de verguenza ajena muchas de las coreografías elegidas, pero el bochornoso momento de ver a Meryl Streep (a la señora Meryl Streep) revolcándose por el suelo al son de la canción que da título a la cinta, es sin duda, para levantarse del asiento y largarse. Pero es que además, la elección del momento para insertar muchas de las canciones es denigrante. ¡¡¡ No pegan ni con cola con la historia !!! E incluso la letra no tiene sentido en el momento de la cinta. Hay dos momentos que son patéticos, la canción de "Chiquitita" y otra al pié de la iglesia que no me acuerdo del título.

En cuanto a la historia, si no fuera porque es un musical donde hay que meter con calzador las canciones de ABBA, pues tendría su aquel. El punto de partida es interesante, sí, el tema de la hija (Amanda Seyfried) que reúne a sus tres posibles padres (Pierce Brosnan, Colin Firth y Stellan Skarsgård) sin que su madre lo sepa (Meryl Streep). Pero al tener la película tantos personajes y ser la mitad del metraje de canciones y saltos, pues las relaciones entre ellos quedan completamente diluidas, atisbándose cosas al principio de las que luego se olvidan los guionistas para recuperarlas al final (por ejemplo, el “secreto” del personaje de Colin Firth, por ejemplo, el pasado con su mujer de Brosnan, etc.) y con la aparición de multitud de personajes que no tienen ni piés ni cabeza, como las amigas de la madre, el camareno ligón negro, e incluso el propio novio de la protagonista (Dominic Cooper).

El guión avanza a duras penas entre lo insoportable y la miseria, y da la impresión de que la película dura lo que dura porque hay que meter cuantas más canciones de los suecos mejor, pero, vamos, que la historia está lista para llevar a la media hora. Por último, el humor (esto es una comedia) también de patio de colegio, con su pizca de referencias sexuales, su pizca de ancianos griegos bailando “Gimme, gimme, gimme” y poco más.

Y luego está el tema de la Streep cantando, que no lo hace mal, pero es que Brosnan da verdadero pavor. Y eso que cuando no canta, es, de largo el mejor actor de la cinta, igual que la Streep. Pero cuando pone voz de flsete, estás deseando que se aparte del plano. Lo mismo para el resto de actores conocidos, que cuando cantan, dan ganas de vomitar. La guapísima Amanda Seyfried y su novio Dominic Cooper lo hacen bien cantando, no en vano son cantantes ni actores, porque cuando no cantan, deseas que sus padres no se hubieran conocido.


En fin, una auténtica mierda de cinta, que duele el dinero pagado.

sábado, agosto 30, 2008

88 Minutos

Para que no siempre sea darles "cera" a los traductores y dobladores, esta vez si se ha traducido bien en nuestro país la película "88 Minutes" :) ...Bromas a parte, hoy hemos podido disfrutar de una sesión de cine en casa con este "thriller" de psicópatas, policíaco y con Al Pacino como único protagonista. La cinta no es una maravilla, pero está bien hecha y entretiene. Eso si, está claro que sólo hay un protagonista en pantalla. Es una cinta hecha 99,9% para el bueno de Pacino, que él sólo se lleva todo el peso de la trama y del metraje, que por cierto, dura 108 minutos.

La historia viene a ser algo así, "Jack Gramm (Al Pacino), un profesor universitario que trabaja también de psiquiatra forense para el FBI, es un Don Juan y encima está forrado de pasta. Ha testificado en un caso de asesinato, y ha conseguido que Jon Forster (Neal McDonough), un famoso y cruel psicópata, se enfrente a la pena de muerte. Pero horas antes de la ejecución, se comete un asesinato siguiendo el mismo "modus operandi" del asesino en serie en cuestión, y además Jack comienza a recibir una serie de llamadas amenazantes que le recuerdan los pocos, ochenta y ocho, minutos de vida que le quedan. A partir de ese momento, correrá para salvar su vida, y encontrar al verdadero culpable de todo"


Salvo el flashback inicial de la cinta, que reprsenta lo mejor en cuanto a la dirección por cierto, la cinta transcurre, no en tiempo real, pero casi. Es decir, la trama transcurre en tan sólo una mañana de la vida de Jack Gramm. Esto es de agradecer, porque la cinta se hace más llevadera, y la tensión gana puntos.

Quizá el guión es un poco flojo, con algún que otro giro de la trama "traído por los pelos" pero en general no está nada mal. Los "thrillers" sobre asesinos en serie tienen tantos "clichés" que ya poco se puede hacer, pero el hecho de que el protagonista esté inmerso en lo que está , y deba desconfiar hasta de su gato (y hasta ahí puedo leer) lo hace, al menos interesante.

La dirección de Jon Avnet, cuyas cintas anteriores más destacadas son "Up Close & Personal" y "The War" y cómo no "Fried Green Tomatoes" no está del todo mal. Quizá va un poco decreciendo a medida que el guión se hace más complicado, pero tiene momentos brillantes, como la charla en clase del profesor Gramm y otros momentos que no puedo decir sin joder la cinta.

Lo mejor y casi lo único en cuanto a las interpretaciones es Al Pacino. Cómo decía al principio él hace todo. El se lleva el 99,9% del metraje, sea sólo o rodeado de otros actores. El resto, poco puede hacer ante él, tanto interpretativamente como en lo que se refiere al guión. Pacino, sólo con moverse, gesticular o correr, está transmitiendo más sentimientos y mensaje, que el resto de los actores juntos, y eso que no todos son malo. Y si a eso le sumamos que los personajes secundarios dibujados por el guión son más bien bosquejos, pues eso. Destacan Leelee Sobieski como una de las alumnas del profesor, Alicia Witt como la ayudante de la cátedra y Neal McDonough como el asesino en serie del principio de la cinta. El resto, ni fú ni fá.


En fin, una cinta agradable, bien interpretada por Pacino aunque no aporte nada nuevo al género ni a la carrera de este.

viernes, agosto 29, 2008

Nuevo Sueño

Takeo Fukui tuvo un sueño en 2005. Soñó con una motocicleta totalmente nueva, con un diseño revolucionario y llena de tecnología pero intentando minimizar el impacto medioambiental. Cuando lo contó a los ingenieros y diseñadores estos se pusieron a trabajar. Cuando la DN-01 hizo su primera aparición en el Tokyo Motor Show en 2005, muchos pensaron que se trataba simplemente de otro ejercicio de estilo plasmado en una Concept Bike que sería olvidado como ha ocurrido con muchas otras antes que ella. Esta promesa de grandes prestaciones conseguidas a través de un ‘sistema de transmisión infinitamente variable HFT’ parecía otro requerimiento imposible, como otros muchos escuchados antes para describir máquinas conceptuales que nunca llegan a ver la luz. Poca gente tenía confianza en que todos los años de investigación y desarrollo que tiene detrás la "DN-01" (se llama así por Dream New 01) se iban a plasmar en un nuevo modelo comercial que conserva todo el diseño y todos los avances tecnológicos del concepto inicial, y cumple así su promesa de incomparable facilidad de uso y disfrute.

Tal y como su nombre indica, la nueva DN-01 es la primera de una saga única de motocicletas ‘Dream New’ que pronto estarán marcando nuevas sendas hacia el futuro de las dos ruedas en lo que se refiere a facilidad de conducción y diversión para que cualquiera pueda disfrutar de ellas.

Pues bien, ese sueño se ha presentado y es una maravilla. A primera vista enamora y parece que reunirá muchos avances tecnológicos y mucha electrónica, encaminada a la seguridad, el disfrute de la conducción y el ahorro energético. Aunque aún no han trascendido los datos de peso y potencia por ejemplo (habrá que ir un concesionario de Honda para verlo), algunas de sus características funcionales son:
  • Motor V-twin de 680 cc, 8 válvulas por cilindro, inyección de gasolina y refrigeración líquida, estrecho, suave y potente
  • Gran depósito de gasolina de masa centrada y de doble elemento, con 15,1 litros de capacidad (3 litros de reserva), que ofrece buena autonomía en viajes largos
  • Asiento ancho, bajo y escalonado con 690 mm de altura, que ofrece una posición de conducción relajada y un fácil alcance al suelo
  • Luz trasera de tipo LED amplia y atractiva, con intermitentes amarillos
  • Espacio de almacenamiento con cierre bajo el asiento del pasajero, para llevar documentos, herramientas y candado de freno de disco
  • Bastidor de doble cuna en tubo de acero, subchasis fijado mediante tornillos
  • Sistema de escape 2 en 1 con gran salida triangular cromada
  • Neumático trasero radial 190/50-17, ancho y de perfil bajo
  • Transmisión HFT (Human Friendly Transmission) automática e infinitamente variable que ofrece una entrega de potencia suave y eficaz y una aceleración deportiva en tres modos de funcionamiento distintos, seleccionados por interruptor
  • Sistema de Seguridad de Encendido de Honda (HISS) que evita el robo en marcha
  • Diseño del carenado frontal integrado en el depósito, con parabrisas corto y tintado
  • Faros delanteros de nuevo diseño con doble óptica y luz larga central de dimensiones generosas, todo en un esbelto diseño amplio y envolvente de una sola pieza
  • Horquilla delantera de 41 mm de largo recorrido y excelente respuesta
  • Frenos con ABS Combinado potentes y de respuesta suave y fiable, con pinzas delanteras de 3 pistones

Única en todos los aspectos, la provocativa imagen de la DN-01 introduce un concepto totalmente nuevo en diseño y comodidad de la motocicleta, que mezcla lo mejor del diseño de moto y coche en un ‘conjunto moderno y orgánico’ de estilo verdaderamente individualista. Comenzando por su nariz larga con forma de tiburón, las líneas integradas de la DN-01 proyectan una imagen audaz, moderna y agresiva que anuncia un excitante futuro en disfrute motociclista. Construida con una configuración de chasis largo y bajo que proporciona una cómoda y relajada posición de conducción además de un manejo muy agradable, la futurista carrocería de la DN-01 parece envolver a su conductor en un protector caparazón de seguridad controlada.

La línea del precioso carenado delantero de la DN-01 queda resaltada por un ancho y plano faro delantero triple que parece mirar agresivamente. Incorpora una pareja de faros para la luz corta de tipo proyector que rodean el faro central multi-reflector para largas y que proyectan dos brillantes haces de luz y forman un distintivo y ultra moderno estilo que nunca deja de llamar la atención. Los intermitentes están alojados en los espejos retrovisores, lo que permite una mejor visibilidad de la motocicleta por otros vehículos y proporcionan una imagen de depredador.

Más que su motor, lo que hace que la nueva DN-01 marque las pautas de futuro en la conducción de motocicletas es el nuevo sistema avanzado de transmisión automática, llamado HFT o Human-Friendly Transmission (sistema de transmisión amable con el usuario). La nueva DN-01 monta unos cárteres completamente nuevos que han sido especialmente realizados para alojar este ligero y preciso sistema de transmisión. Completamente diferente del tradicional sistema con variador por correa e incluso de los sistemas de transmisión semi-automáticos que permiten cambiar de marcha manualmente sin utilizar embrague, el sistema HFT es un sistema mecánico que incorpora un embrague hidráulico que cambia automáticamente la relación de transmisión (no solo la relación del variador), para producir una aceleración fuerte, suave y sin pérdidas por deslizamiento que proporciona la misma rapidez y deportividad que se asocia normalmente con los sistemas de cambio manual.

La nueva y elegante DN-01 obtiene ventajas en aceleración procedentes de su estrecho motor V-twin a 52° de 680cc que está basado en el que montan las populares Deauville y Transalp. Proporcionando un alto rendimiento y una increíble suavidad tanto en ciudad como en autopista, este compacto motor refrigerado por agua incorpora un moderno sistema de inyección electrónica PGM-FI y una culata de cuatro válvulas con conductos rediseñados que asegura suavidad, una mayor eficiencia en la admisión y escape para conseguir una increíble aceleración a cada solicitud del acelerador.

En fin, una máquina preciosa que tiene pinta de ser una revolución en el campo de las nuevas motocicletas, proveniente de honda. Sería un nuevo sueño poder comprarla, sólo si me tocara la lotería, ya que el precio es algo que hecha para atrás, son 11.000€ básicos sin extras (GPS, empuñaduras calefactadas, etc.). Y lo otro que me preocupa es el tema del cambio automático. Por un lado tiene que ser increíble conducir una gran motocicleta sin preocuparte del pie izquierdo ni del puño izquierdo. Pero por otro, parece faltarle al respeto al concepto de motocicleta, donde la potencía, la reacción y la pegada fuerte (lo que diferencia de un coche) suele tener relación con el control manual de los cambios...Habrá que verlo.
Reblog this post [with Zemanta]

jueves, agosto 28, 2008

Nuevo Examen de Moto

Me ha llegado la información por email, y no puedo dejar pasar la ocasión de ponerlo en el blog. Gracias a una buena planificación, yo no tendré que pasar por ello, pero los que se quieran sacar el carné de moto (e incluso los "menores" que quieran sacarse el de ciclomotor) tendrán que pasar por unas nuevas pruebas, como ya avisé en su día. Veamos:
  • En primer lugar, el examen teórico cambia. Habrá más de una respuesta correcta (y hay que acertarlas todas en caso de haber más de una), pero eso si, se permitirá algún fallo más en general.
  • Prueba de circuito totalmente renovada, que es la que os explico a continuación.
  • Prueba en carretera. La misma prueba que se hacía actualmente a los que NO tenían el B, ahora la tendrá que hacer todo el mundo.
Aquí os presento el nuevo circuito:

La prueba de circuito de toda la vida pasa a mejor vida. A partir de Septiembre habrá dos pistas mucho más exigentes, una de 60 metros y otra de 90. Y además, habrá una limitación por tiempo para hacer el segundo recorrido, en esta última pista de 90 metros, el tiempo límite es de 25 segundos para hacer el recorrido

Las pruebas serán las siguientes.

Maniobra en parado: El aspirante deberá demostrar que es capaz de colocarse y abrocharse el casco correctamente, y verificar que todo en la moto está en orden para comenzar frente al examinador. Además, tendrá que caminar hacia atrás con la moto y posteriormente situarse por el lado izquierdo de la misma y llevarla hasta el comienzo de la prueba maniobrando un par de veces (derecha-izquierda o viceversa) antes de situarla, sin caerse, en el punto de salida de la primera pista. Después tendrá que subirse, arrancar y dar las luces de cruce.

Prueba de equilibrio: El aspirante, en primera velocidad, tendrá que circular sin salirse ni perder el equilibrio sobre una franja de 25 cm. de ancho y 6 m. de largo. Es decir, una puta chapa :) :)

Zigzag entre Varas: Sin detener la moto, y empezando por la derecha habrá que sortear las varas de manera alternativa sin arrollar, desplazar o derribar ninguno de ellas, ni salir del carril –de 5 metros- delimitado. La separación entre ellos es de 3’75 metros. Es más difícil que el anterior Zig-Zag (os he puesto el anterior por ahí).

Aceleración y frenado: Sin detener el vehículo, y tras superar las varas, habrá que pasar de primera a segunda velocidad y frenar dentro del espacio delimitado sin rebasar la línea de detención. Esto es como la frenada final del circuito antiguo.

Zigzag entre conos: En la segunda pista, partiendo de parado, habrá que acelerar durante 40 metros hasta alcanzar aproximadamente los 30 km/h, realizando los cambios de marcha precisos, y esquivar alternativamente cinco conos alineados sin arrollar, desplazar o derribar ninguno de ellos.

Evitar obstáculo: Superados con éxito los conos, el aspirante deberá continuar el recorrido y acelerar hasta los 50 km/h, realizando los cambios de marcha precisos, y sortear un obstáculo, para después volver a la trazada inicial. Todo esto sin arrollar, desplazar o derribar ningún cono.

Frenado de emergencia controlado: Se trata de frenar de 50 km/h a hasta detener la moto de forma controlada dentro del espacio delimitado y sin rebasar la línea final. La longitud de la zona de frenado es de 12 metros.

Tiempo limitado: Las pruebas de la pista grande habrá que realizarlas en un tiempo máximo de 25 segundos.

Ciclomotores: Aunque la prueba está todavía por definir, la DGT ha estimado que se superen, para ciclomotores de dos ruedas, como mínimo las pruebas de equilibrio y la de zig zag entre varas. Para los vehículos de tres y de cuatro ruedas habrá pruebas específicas.

En fin, mucho más difícil y un nuevo "sacadero de dinero". Quizá pueda que con esto salgan mejores conductores de moto, yo lo dudo después de haber pasado por algo similar (y creo que más fácil). Lo que se consigue con esto es que cueste mucho más dinero sacar el carné, pero no creo que haya mejores conductores de moto. Lo que si me parece bien es que para ciclomotor, los menores, si que tengan que hacer un circuito..porque lo que había hasta ahora era tan ridículo que daba vergüenza ajena.
Reblog this post [with Zemanta]

lunes, agosto 25, 2008

Death Defying Acts

Seguimos para Bingo, en otra mierda de traducción de un título. ¿Qué c*ñ* tiene que "El Último Gran Mago" con el título original "Death Defying Acts"? Pues que alguien explique a los traductores españoles la diferencia por favor.....

...Volviendo al tema central, la película que puede soportar ayer tarde, pues eso, que vaya pedazo de tubarro insoportable que es esta película sobre Harry Houdini. La cinta cuenta un pedazo de historia de la vida de este personaje (que a mi no me interesa mucho, todo sea dicho de paso) y sobre la época de su vida en la cual desafiaba a los espiritistas y demás. En concreto, la cinta "Año 1926. Cuando el famoso mago Harry Houdini (Guy Pearce) llega a Edimburgo en su gira mundial, acompañado de su fiel amigo y representante Sugarman (Timothy Spall) ofrece una gran recompensa a la persona capaz de contactar con su madre recientemente fallecida y que le diga las últimas palabras que dijo esta a su hijo. Mary (Catherine Zeta-Jones), una atractiva médium, junto con su hija (Saoirse Ronan), acepta el desafío atraída por el dinero. Houdini hará todo lo posible por desenmascarar a la misteriosa mujer, pero no podrá evitar sentirse cada vez más atraído por ella."

La cinta podría parecer atractiva, y ciertamente tiene un inicio prometedor, e incluso la primera aparición del mago es emocionante..pero nada de nada en el metraje siguiente. El guión es un verdadero conglomerado de géneros mal mezclados que no llega a nada. Aunque al principio parece que va a ser una película de intriga entretenida, se empantana rápidamente en un terreno a medio camino entre , posíblemente, todos los géneros que podría tocar una película con ese argumento: tiene sus momentos de comedia, de drama, de romance, de thriller, de película de miedo, etc. Pero en ninguno de ellos hace nada, y la mezcla es absolutamente aburrida y demoledora para el pobre espectador, en este caso, un servidor.


Para rematar, no hay nada de misterio en la cinta, no hay nada de intriga, porque tanto el guión como las interpretaciones se encargan de hacernos aborrecer lo que estamos viendo. Sobre todo, porque los protagonistas son lo peor de la cinta (hay dos secundarios que ambos, les das mil vueltas a los "protas", tanto en el propio guión como en las interpretaciones) y se pasan, ambos, toda la película agarrados haciéndose carantoñas en vez de hacer avanzar la narración y la película.


Además, el "MacGuffin" que sirve de excusa para la trama (el espiritismo) deja de ser interesante al segundo siguiente que es planteado. Eso sin contar la finalización del filme, que es desastrosa. Esa composición de escenas, de la protagonista y el mago, es bochornosa y de primero de dirección artística.


En cuanto a las interpretaciones, ya lo he dicho todo. De Guy Pearce, que me parece un buen actor ("L.A. Confidential", "Memento", "The Proposition" por ejemplo) sólo puedo decir que la permanente que le han puesto tan horrorosa está a juego con su papel (en el guión) y la mala interpretación. La Catherine Zeta-Jones no puede hacer mucho más con lo que tiene, sin más. Y lo mejor, es sin duda, dos personajes mal tratados por el guión (son relegados a secundarios, cuando tienen mucho más enjundia que los demás) pero ambos actores sacan "petróleo" de los mismos. Por un lado Timothy Spall (Sugarman) compone un amigo/manager excelente. Este tipo es un buen secundario (lo vimos en 1990 en "White Hunter Black Heart", más tarde en "Secrets & Lies" y recientemente en "Sweeney Todd"). Por otro, la niña, hija de la Jones, que se come con patatas "a su madre", al mago y a todo lo que se ponga por delante. Esta niña (Saoirse Ronan), sino se tuerce (o empieza a enseñar culo y tatas...que todo pasará), será una gran actriz.


En fin, un bodrio de cuidado que no merece la pena ver.

sábado, agosto 23, 2008

Married Life

Hoy hemos disfrutado, en pequeña pantalla, de una cinta del 2007 que creo ni pasó por los cines en nuestro país. O al menos no la recuerdo. La verdad es que me hice con ella por dos razones, sin saber ABSOLUTAMENTE NADA DE NADA de la película. La primera , por Pierce Brosnan. Si, siento debilidad por este actor, pero la segunda razón lo complementaba, y era que disponía de la versión original en calidad DVD, así que no podía dejar escapar una cinta en la cual podía disfrutar del magnífico actor irlandes en versión original. Y mira por donde, ha salido una cinta excelente.

Bueno, no es una obra mestra, ni pasará a los anales del cine (más que nada por que la historia no es nada original ni aporta nada al panorama mundial), pero la calidad final es muy alta.

La cinta cuenta la historia de Harry (nada menos que el magnífico
Chris Cooper) que tras décadas de feliz matrimonio con Pat (Patricia Clarkson), descrubre que está enomorado de una mujer mucho más jóven y viuda, Kate (Rachel McAdams). No sabe que hacer con su matrimonio y recurre a su amigo Richard (Pierce Brosnan). La historia se lía, a medida que los personaes están ocupados en sus propios líos y pasiones. A partir de ahí, la historia es más enredada.

La cinta trata de indagar en si muchas veces accedemos a la felicidad a costa de la infelicidad de los demás. ¿Cómo sabemos si nosotros estamos siendo felices, pero hacemos infeliz a alguien cercano? ¿Qué sienten los demás cuando nos ven felices? Y todo ello en el ámbito del matrimonio que lleva muchos años junto (y que algunos pueden que hayan perdido la pasión) y también desde el punto de vista del narrador, un soltero empedernido que cada semana está con una mujer diferente.

Lo primero a destacar, es si bien, que la historia no es nada del otro mundo (hay cientos, miles de cintas con el mismo "lev motiv"), el punto de mira desde el que está contado engancha desde que oyes la voz del narrador. Es Richard quien cuanta la historia de su amigo, en voz en off (aunque luego sea un personaje más) y nos va involucrando cada más, al igual que hace él, en el devenir de los personajes. Además, el hecho de que sea un grab flashback (y esto no es spoiler, creanme) lo hace muy atractivo.

Lo siguiente que es muy destacado es que es una cinta "de época". Se me ha olvidado comentar que todo transcurre en USA en los años 40, y la ambientación es PERFECTA. No sólo por un gran trabajo del diseño de producción, sino por las situaciones (guión y localizaciones), los diálogos (guión) y como no, las interpretaciones. La película está compuesta CASI EXCLUSIVAMENTE por los 4 personajes, y los 4 lo hacen fantástico para que creamos que hemos retrocedido a dichos años.

Y las interpretaciones son fráncamente preciosas y muy buenas. Obviamente la versión original hace mucho, pero tanto Chris Cooper (que ha crecido enormemente desde "American Beauty", pasando por grandes interpretaciones como "Adaptation", "Seabiscuit" y "Syriana") como el bueno de Brosnan (que oirle con esa voz irlandesa es una delicia) hacen sendos papeles perfectos. El más fácil es el del irlandes, pues el de Cooper exige aún más dramatismo. Las mujeres, una jóven y otra más madurita, lo hacen estupendamente. si bien aquí hay mucha más diferencia y clase. Rachel McAdams (lo único destacable hasta ahora es "Red Eye") llega hasta donde llega y aún no nos dice mucho (pero lo hace bien), pero Patricia Clarkson es la mejor sin duda. Ya lo dije en su día en la película "Elegy", pero esta mujer saca loo mejor en cada papel, por muy pequeño o bueno o malo que sea. En la cinta, merece mucho la pena su interpretación de la mujer de Harry, con muchos matices.

La cinta, que navega por muchos sitios, a veces entre un creíble estudio marital, otras parece un melodrama 'noir' (con muchos momentos de tensión, como el del desayuno, la policía, etc.) y en algunos momentos, sobre todo con el personaje de Brosnan, una maliciosa comedia. Para ser un director bastante desconocido (tiene varias películas pero todas desconocidas excepto "Forty Shades of Blue"), Ira Sachs saca todo el partido que puede de la historia, y hay muchos momentos bien dirigidos

En fin, una cinta buena, que en versión original se disfrutará mucho más que (mal) doblada, que cuenta unas historias sobre el amor, el matrimonio y la felicidad, bien facturada e interpretada.

viernes, agosto 22, 2008

En Brujas

Ese sería el título original traducido de "In Bruges", y no "Escondidos en Brujas", como estúpidamente han vuelto a tener que meter el cazo los traductores. De verdad, es denigrante lo de este país con la versión original...en fin.

La cinta ha sido una sorpresa. Y muy grata. Sobre todo por que el guión y las interpretaciones son fantásticas. De lo último se podía esperar, por los actores que intervienen, pero lo primero, de un desconocido, era más difícil esperarlo. La historia es la siguiente (sin spoilers para mi querido amigo Pablo): "Ray (Colin Farrell) y Ken (Brendan Gleeson) son dos matones londinenses a los que su jefe Harry (Ralph Fiennes) envía una temporadita a Brujas, hasta que el fracaso -culpa de Ray- de su último trabajito juntos se comience a olvidar. Allí uno conocerá el amor, purgarán sus pecados, verán bonitas postales, se pelearán, y sobre todo descrubiran porqué están allí"

Lo primero que hay que decir es que estamos ante dos películas. Primero está la historia de dos irlandeses que se van a Brujas, que por cierto sale preciosa durante las casi dos horas de metraje, y parece un verdadero cuento de hadas de ciudad, y que son amigos (casi del estilo maestro y aprendiz). Pero luego está la historia de dos asesinos, y de gangters de por medio. Ambas historias son diferentes, pero se complementan de manera extraordinaria.

Por cierto, esta mañana me he enterado que la historia está en parte tomada de la novela "The Dumb Waiter" del mismísimo Harold Pinter, del que ya os hable de una de sus novelas más famosas. Y tiene cierto sentido (sin haber leído la del "Dumb Waiter", pero si "The Dwarfs"), pues hay cierto absurdo y ciertamente enrevesado. Los diálogos son muchas veces extraños, pero a la vez duros y sin contemplaciones. Y ese es un ENCANTO de la película. Por no hablar de las referencias a enanos o gente menuda, claro :) :) :)

Como decía, el guión, del propio director Martin McDonagh, tiene muchos momentos brillantes. No voy a desvelar ninguno ya que sería un spoiler total, pero sobre todo hay que fijarse en los diálogos y en las escenas más cómicas. Eso si, el dramatismo brilla en cada una de las hojas del "script", incluso cuando paseamos por Brujas.

La dirección del casi novato Martin McDonagh (que lo otro que ha hecho es "Six Shooter" tanto como director como guionista) está muy acertada. Primero, saco todo el partido a las dos magníficas interpretaciones y sobre todo, al escenario precioso (de cuento de hadas, repito, que es Brujas. En caso de que no lo conozcaís, ¡¡¡ ir !!! ) y a unos planos preciosos. Toda la cinta está enfocada desde una planificación de los encuadres, creo, milimétrica. Sobre todo me ha gustado mucho el uso de los planos cenitales y los contraplanos en los diálogos. Impecable trabajo, si señor. Además, es un buen director a la hora de crear planos melodramáticos, pero no ha fallado a la hora de la acción, que también la hay.


Otros apartados técnicos que merecen la pena, son como no, el diseño de producción de Michael Carlin, la fotografía de Eigil Bryld y la banda sonora de Carter Burwell. Esta última preciosa en los compases, y nunca mejor dicho, finales de la cinta.

Por último, lo más destacado es el trabajo de los actores. Colin Farrell lo hace excelentemente. Creo que actualemente no hay un "chico malo" que no le salga bien, siempre con ese matiz irlandes (o británico según necesite), de barrio maltratado, con pasado lúgubre, y problemas. Pero además tiene una "vis" cómica innegable y muy explotable por cierto. La otra cara de la pareja, Brendan Gleeson está GENIAL. Es otro de esos casos de secundario de lujo, que cuando le das el papel de principal, lo hace magníficamente. En la cinta es el personaje que más crece, que más cambia y que más aporta a la historia, y buena parte de ese peso es llevado por la interpretación y no el guión. Gleeson lo hace muy bien, y su personaje es el más emático y más realista de todos. Este tío lo hace mucho mejor que en otras cintas donde tenía menos papel ("Gangs of New York", "28 Days Later...", "My Life So Far", etc.). Bravo. El resto del trio ganador es un valor seguro, Ralph Fiennes. No tiene un papel extenso, pero si intenso, y nadie como él para sacarle oro puro. Gran personaje de jefe de los asesinos ha creado en tan sólo los últimos minutos del filme. Las chicas de la cinta ya bajan un poco la calidad interpretativa. Clémence Poésy que hace de Chloë está normalita y quizá me quedo con la embarazada dueña del hotel que hace Thekla Reuten (la misma de un episodio de ""Lost"" y "Ober"), poco papel pero perfectamente llevado.


En fin, una cinta que esconde mucho más de lo que aparenta, que por supuesto regala 100 minutos de entretenimiento perfecto, y que además, está realizada e interpretada muy bien. Mucho más de lo que se podría esperar por el horroroso título español y la época en la que nos encontramos.

miércoles, agosto 20, 2008

HTC e Iphone

Después de 4 entradas en el blog sobre otras tantas películas ("Wanted", "Speed Racer", "prefiero no nombrarla" y "The Dark Knight") ya tocaba una entrada tecnológica y algo geek. El pasado jueves compré una HTC Touch Diamond, la última perla de la compañía HTC. Y la pena es que no era para mí, sino para el hermano pequeño de mi madre (si mi tío). Es un terminal que está por los 600€-700€ de precio (libre), y que vodafone ofrece más barato. Tan barato que gracias a mis puntos acumulados con mi contrato, me ha salido por algo más de 200€. Así, mi tío que la quería, la tiene por mucho menos dinero, y yo gasto los puntos que me caducaban.

Pero esta reseña va algo más allá. Se trata de que en realidad, se está vendiendo que este modelo, la Diamond, es el competidor directo del tan cacareado Iphone 3G de Apple, comercializado por Movistar en España, hace tan sólo un mes. Y bueno, después de haber tenido ambos en la mano, no hay color. No hay color, porque ambos terminales son MUY DIFERENTES y para NADA SON COMPARABLES.

El primero es una PDA, completísima, pequeña, preciosa, que tiene un pequeño problema, y es el sistema operativo que corre (Windows Mobile). Por ello, la compañía que lo diseña y fabrica ha pensado en una interfaz gráfica por encima, que además, en algunos momentos permite usar los dedos para moverse, desplazarse, etc. Este terminal es de una compañía que lleva muchos, muchos años haciendo pda's y teléfonos móviles.

El otro, es un "gadget" que tiene un reproductor de música (ipod), una potentísima agenda, un navegador web precioso (Safari), gestores de email, unas aplicaciones muy funcionales, y en definitiva un terminal móvil pensado para estar conectado todo el tiempo.Ahh, y además es un móvil. Y todo lo que hace, además, se hace usando los dedos. Para todo, se pueden usar los dedos. Es decir, el primero es un móvil con otras muchas funciones, y el segundo es un aparato precioso con una interfaz inigualable que además incorpora funciones de teléfono móvil. ¿se nota la sutil diferencia?

Por mucho que otros terminales, por ahora, intenten imitar la interfaz del Iphone, ninguno lo consigue. La suavidad, el colorido, la potencia del sistema operativo que tiene por debajo, y la sencillez, no son, hoy por hoy, copiables. La Diamond es más lenta, responder mucho peor al dedo (se maneja con SOLO un dedo, mientras que en el Iphone se DEBEN usar más de uno), y al final recurres al "palito", palito que el Iphone no necesita (ni tiene).

En definitiba, no sólo son diferentes, sino que teniendo ambos en la mano, el Iphone gana por GOLEADA. Y eso, que hay que tener en cuenta que sólo es el terminal 1,5 de la compañía (frente a cientos de modelos que lleva HTC en muchos años en el mercado). Es de suponer que Apple aún puede (y de hecho debo, porque el Iphone no es perfecto y tiene muchos fallos y mejoras) mejorarlo mucho.


Por cierto, me encantaría tener un Iphone 3G. Pero no puedo permitírmelo. No puedo permitirme pagar un contrato mensual con Movistar para luego usarlo, casi al 90% como teléfono de trabajo. Si algún día lo tengo, tendrá que ser porque mi Jefe lo ha decidido así, y me lo pone él. Por otro lado, comentar que es una vergüenza que en España se comercialice BLOQUEADO por una compañía. En Italia, por ejemplo, la ley impide que para comprar un terminal (no sólo de telefonía, sino aplicable a aparatos electrónicos) haya que firmar un contrato de permanencia con una compañía de distribución del mismo. Sin embargo, en España lo vemos normal, cuando es un ataque directo a la libre competencia.

martes, agosto 19, 2008

Wanted

"Wanted", que mira usted por donde, no le han cambiado el título en España :) :) :), es una película de acción. De mucha acción, de esas de tiros, de chico bueno, chica buena, morreos y efectos especiales. Es una película de esas de consumo masivo palomitero, de las que te olvidas antes incluso de salir de la sala (bien del Cine o bien de la de tu casa, como en mi caso). No pretende ser una cinta ganadora de 1000 premios ni nada por el estilo. Sólo pretende entretener y vaya si lo logra.

Naciendo, a mi juicio, como una cinta directamente de serie B, de esas de consumo de video-club, pues resulta que el producto final no es tan malo, y ciertamente tiene un pase. Alguna que otra carcajada se suelta, las escenas de acción, son al menos, novedosas y frescas, y la historia, sin ser nada nuevo, al menos aporta pequeños atismos de cosas nuevas.

La cinta trata de Wesley Gibson (James McAvoy), un tipo algo retraído que tiene que soportar todos los días los abusos de sus jefes en el trabajo. Además de encarar las continúas infidelidades de su novia quien lo engaña con su mejor amigo. En resumen, la vida de Wesley es una mierda, y cada día es peor. Todo sigue igual hasta que un día descubre que su padre (a quien no conoció) acaba de ser asesinado. El asesino más peligroso del mundo, capaz de hacer miles de cosas increíbles dado que tiene la habilidad de "parar el tiempo" y actuar mucho más rápido que el resto de los mortales. Pero Wesley descubrirá que él también es capaz de hacer eso, y que incluso hay más como él. Será entrenado tortuosamente para sacar su instinto de súper asesino que se esconde en su interior. Así será introducido a la Fraternidad, dirigida por Sloan (Morgan Freeman) en donde será entrenado por Fox (Angelina Jolie), quien lo maltratara hasta el cansancio para que Wesley aprenda cómo ser un asesino sin igual y salga a vengar la muerte de su padre.


Lo mejor de la cinta, como decía son las pinceladas que se dan de escenas de acción novedosas, dado esa peculiaridad que tienen los protagonistas de la cinta de "ir más deprisa" que los demás, como si congelaran el mundo. Además se introduce un concepto, que habréis visto en el "trailer" de las balas curvas. Con las balas, hay más de un efecto cautivador y alucinante, que despertará nuestros "Ohhhhh" durante el climax final de la cinta.


También es destacable su fotografía de colores saturados, y las transiciones entre unas escenas y otras. Además, el bueno de Danny Elfman ("Hulk", "Chicago", "Spider-Man", "Batman" y un largísimo etc) pone un toque de artista consagrado en la banda sonora, y se nota, al menos, que es de las partes artísticas más agraciadas.

En cuanto a las interpretaciones, lo mejor ha sido que la he disfrutado en versión original, y de verdad que se disfrutan las voces de Angelina Jolie y Morgan Freeman. Ambos no tienen nada que ver con la decepcionante versión doblada y sobre todo la primera, la heroína, merece la pena degustarla en versión original (bueno y por lo sensual que sale, que cojones). El segundo es un pedazo de actor desperdiciado en cosas como esta, que le vamos a hacer. Sobre el protagonista, decir que lo hace muy bien. Porque por un lado, debe empezar como un anodino, apático e insulso contable. Pero luego debe ir convirtiéndose en un arma mortal, y la verdad es que cuela, es creíble en ambos personajes. Se trata de James McAvoy, más conocido por "Atonement" (Expiación), "The Last King of Scotland" y la serie "Band of Brothers". El resto de secundarios, ni para tacos de escopeta, alguno no dice ni una sóla frase en toda la película.

Del guión, basado en un cómic de Mark Millar y J.G. Jones, lo mejor son los primeros minutos, donde se nos presenta la vida real, anodina y zafia, y la vida paralela del protagonista. Y sobre el momento en que este último encara la segunda y decide dar el salto de la primera, rompiendo con todo. Genial escena. Además hay que destacar algunos momentos cómicos (la segunda escena, literal, el segundo plano, es genial) que desatan carcajadas, así como el director Timur Bekmambetov, aprovecha letreros y cartelas (y teclas de un teclado de ordenador) para lanzar mensajes al público y al protagonista durante las escenas de acción. Merece la pena el detalle.

Sin más, una cinta de acción pasable, que contiene escenas muy trabajadas y una historia que sin ser novedosa, al menos engancha e invita a verla hasta el final.

lunes, agosto 18, 2008

Speed Racer

Con mucho retraso, pero con muchas ganas, disfruté de esta película el fin de semana. No sabía muy bien que esperaba, pues poco había visto en los "trailers", y poco había leído. He de decir que no soy nada, para nada, admirador de los hermanos Wachowski (Andy Wachowski y Larry Wachowski) y más bien soy un detractor de la tan cacareada The Matrix, por ejemplo gustándome más la única adaptación de una obra de Alan Moore que no apesta a mala película de cómics infantil ("V for Vendetta") y cuya mejor pelícual de ambos es la genial "Bound (1996, Lazos Ardientes en nuestro país)" con las inolvidables Jennifer Tilly y Gina Gershon haciendo de mafiosas y lesbianas con Joe Pantoliano y Christopher Meloni dándoles las réplicas.

Con estos mimbres, podía haber salido cualquier cosa, pero la verdad es que disfruté como un enano. Es evidente que los Wachowsky tienen bastante talento para lo que hacen., que no es ni más ni menos que saltarse a la torera las normas escritas de un género, así como n leyes físicas, y hacer una cinta de entretenimiento visual (y en el caso de "lazos" de guión) cojonudas. "Speed Racer" está llena de problemas: visualmente puede llegar a ser insoportable, entiende mal el concepto de entretenimiento "para toda la familia", las actuaciones igual no se entienden y tiene un humor (que suele incluir monerías de un mono) muchas veces ridículo. Y aún así, no es una mala película, todo lo contrario.

El argumento sería algo así: "Speed Racer (Emile Hirsch) sólo vive para las carreras. desde la muerte de su hermano en una de ellas. Junto con su padre (John Goodman) y diseñador de su coche Match 5, han terminado una gran temporada, por lo que atraen la atención de las grandes patrocinadoras. Al rechazar el contrato de Royalton, que amaña las carreras para aprovechar su influencia sobre el mercado automovilístico, su presidente se convierte en el enemigo jurado de Speed, lo que a su vez coloca a éste en el bando de Racer X (Matthew Fox), que intenta combatir la organización mafiosa detrás de la Royalton.".

Como decía los hermanos estos no pueden hacer nada "normal". Ahora, han rodado la primera cinta de animación en imagen real, muy cercana a cintas como "Beowulf", "Sin City" y "Casshern", pero va un poco más allá, y con un estilo muy marcado, recargado y SOBRE TODO COLORISTA. "Speed Racer" es una de esas obras de vanguardia digital que se abre paso a machetazos entre la frondosa jungla que nos separa de un cada vez más cercano cine del futuro; como "Sky Captain and the World of Tomorrow" y "Sin City", no es tanto una película como la traducción al lenguaje cinematográfico de los códigos y formas de otros medios de expresión. En este caso, los directores construyen un tren no eléctrico, sino supersónico, a partir de la fusión del universo anime con los principios del mundo del videojuego, dando como resultado un todo excesivo, caleidoscopio, arrebatador y encauzado por las reglas más diáfanas del blockbuster modelo Joel Silver (El productor de esta y cientos de películas de consumo masivo).

"SpeedRacer" resulta novedosa sin duda por su tratamiento visual, una especie de recreación de la bi-dimensionalidad y el "a todo color" propios de los dibujos animados, que se hace evidente sobre todo en el manejo de los fondos (que llegan a recordar al "rodillo" de Hanna-Barbera típico de las escenas de en las que sus protagonistas corren), en las ocurrentes transiciones entre escenas, siempre a través de vistosas cortinillas que se integran con elementos activos de la película, como por ejemplo, el torso de un comentarista deportivo que al desplazarse lateralmente por la pantalla da paso a una nueva escena, e incluso en el uso de técnicas propias del cómic, como las líneas cinéticas.


No es esta una de esas películas que se lo pongan precisamente fácil al escéptico: su apuesta por el sentido del humor idiota (con un mono que hace monerías, que por cierto, estaba así en el original del cómic), su exceso de diálogos rimbombantes y aparentemente vacíos (los mismos que odiamos en Matrix, todo sea dicho), su ampuloso estilo visual y su inclinación hacia el artificio sobreactuado parecen pensados para asombrar, y mucho, a todo el que decida no entrar en su juego. Tampoco ayuda el hecho de que se plantee a sí misma como una película infantil (o, al menos, para toda la familia) y, al mismo tiempo, tenga una trama enrevesada —algo acerca de megacorporaciones con conexiones con la mafia y pactos para fusionarse—, un arranque de gran complejidad estructural y una Christina Ricci muy, muy erótica (a mi es que esta mujer me pone desde que vestía el negro, está muy buena, para que nos vamos a engañar).


Sin embargo, "Speed Racer" es una de esas películas extrañas y luminosas que exigen un salto de fe: su trivial excusa argumental es la base sobre la que los Wachowski construyen una espectacular y heterodoxa celebración del placer viisual, con una rara habilidad para aniquilar la distancia irónica sin tomarse en serio a sí misma y una capacidad para fascinar similar a la de un buen cómic.

"Speed Racer" esconde otra referencia clave: Hayao Miyazaki. Su influencia en las imposibles pistas de carreras de la película es realmente increíble: sólo Miyazaki había mostrado el mismo interés por convertir las secuencias de conducción en un espacio para el derroche de imaginación, la arbitrariedad, el desafío a todas las leyes de la física y un sentido de la maravilla que está por encima de la física elemental. No es el único secreto de las carreras automovilísticas de "Speed Racer" (en las que el recuerdo de esos dibujos animados de "Los autos locos" se da la mano con elementos extraídos de los videojuegos de conducción más avanzados), pero conviene tenerlo en cuenta a la hora de juzgar a una cinta que se guía antes por la lógica del anime que por la de las insípidas persecuciones del cine de acción en imagen real. Aquí, los pilotos pueden dialogar en un falso plano-secuencia que nos acerca a sus rostros en pleno fervor de la carrera, por no hablar de la cantidad de ases en la manga que los Wachowski se reservan para la increíble, apoteósica , rápida, climática, última carrera.

En cuanto a las interpretaciones, yo creo que hay que tomárselas a chiste. Tanto la erótica Ricci como la madre coraje Susan Sarandon se ríen de si mismas. El guaperas Matthew Fox demuestra que es algo más Jack de "Lost" y sin duda alguna, el mejor de todos ellos es John Goodman, porque su papel consiste en estar orgulloso de su hijo y nadie pone cara de estar orgulloso como Goodman, además cuando descubrimos SU OTRA PROFESIÓN, nos desternillaremos :)

En fin, "Speed Racer" funciona como obra de consumo rápido actual y auto-consciente hasta el extremo de su ligereza, pero también puede verse como una muestra de los nuevos caminos que la hiperrealidad y la superación de lo posmoderno (por algo que aún no tiene nombre, pero que definitivamente está contenido en esta película) pueden emprender en el Hollywood de los próximos cinco años.
Reblog this post [with Zemanta]

domingo, agosto 17, 2008

No hay nombre para esto o Virgin Territory

Ni siquiera la palabra basura es suficiente para calificar "Aprendiz de Caballero". Ya empezamos mal cuando el título original es "Virgin Territory". Saquen, mis queridos lectores, la conclusión que quieran sobre el trabajo de nuestros traductores y dobladores, sin comentarios.

La cinta no tiene ni pies ni cabeza. Es increíble que en ella figuren actores como Tim Roth y Hayden Christensen. Esta película sería más propia de Fernando Esteso y Andrés Pajares, pues es un continuo ir y venir de escenas enseñando culos y tetas. Es la manera yankie de hacer las películas que se hacían en España en la época gloriosa de los actores antes citados. Si, si, como suena es IDÉNTICA a cualquier comedia de corte erótico-humorístico que ambos interpretaron a finales de los años 1970 y principios de los años 1980. De esas de doncellas, falsos caballeros y escuderos que no quieren sino echar un polvo con la tía buena. Pues bien, David Leland escribe y dirige una EXACTAMENTE igual, sólo que con mejor vestuario, caras conocidas entre las mujeres (Mischa Barton, Silvia Colloca, Rosalind Halstead y Maimie McCoy) y una música rock actual. Nada más.



Se supone que el argumento es: "En Italia, durante la época de la peste negra. Un grupo de jóvenes de la ciudad de Florencia se refugia lejos de la plaga. Para pasar el tiempo, se cuentan una serie de historias acerca del amor y la aventura. Lorenzo de Lamberti (Christensen), un joven rufián siempre metido en trifulcas de espadas y devaneos amorosos, se hace pasar por jardinero en un convento para esconderse de Gerbino de la Ratta (Roth), un noble codicioso y despiadado que ha puesto precio a su cabeza. Un beso furtivo con una joven desconocida (Barton) le hará conocer el amor y, desde entonces, su objetivo será encontrar a esa mujer misteriosa de la que no conoce el rostro: sólo los labios..."

También se supone que es una adaptación libre del clásico de Boccaccio "El Decamerón", pero por favor, es una mierda de proporciones considerables. La película no se sostiene por ningún lado, guión abominable, desarrollo pésimo, encuadres horrorosos, bochornosas escenas de tetas y culos, etc. Es de vergüenza ajena, de verdad.


Sin duda es una de las peores películas que he visto en mi vida, sobre todo por el mal rato que pasas y la vergüenza ante un producto así. No hay más que ver las imágenes que acompañan a esta reseña, todas sacadas al poner en google el nombre de la peli. Sin ir más lejos...

sábado, agosto 16, 2008

The Dark Knight

No se muy bien como empezar esta entrada en el blog. Si la anterior película que vi en el Cine me había parecido una maravilla, ¿qué puedo decir de esta?. Ayer disfruté como hacía mucho tiempo que no lo hacía de una película en el Cine. Me encantó, me pareció buenísima, preciosa, oscura, intimista, dura, aterradora, oscura, y casi, casi, perfecta. Ayer vi "The Dark Knight".

No es una obra maestra, no es la película perfecta (el tiempo tendrá algo que decir digo yo), pero está muy cerca de lograrlo. Christopher Nolan ha conseguido casi la cuadratura del círculo, y ha unido todas las facetas de una película, tanto técnicas como artísticas, pero sobre todo, interpretativas y de guión, para hacer un conjunto sobresaliente, de matrícula de honor. Si en la anterior "Batman Begins" tenía fallos, y sobre todo un final nada afortunado, en "The Dark Knight" ha enmendado sus errores y ha mejorado otras cosas.

Además, debo decir que el cine basado en un cómic está de enhorabuena. Ya lo estaba con la anterior entrega, adulta, seria y bien llevada a la pantalla, pero es que en esta, ¡¡¡ uno se puede olvidar que se trata de un personaje de cómic !! puesto que la cinta cuenta con un trasfondo que va más allá del arquetípico concepto que uno asocia al cine basado en cómics. El film se englobaría mejor en un género aparte del habitual de superhéroes, más bien se trata de un oscuro thriller con tintes policíacos donde predomina una historia inmejorable, unas interpretaciones escandalosamente buenas y un trabajo difícilmente mejorable.

Tras tres años de ausencia del renovado señor de la noche, Christopher Nolan ha vuelto a demostrar que Batman es un héroe más humano y cercano de que lo que podemos imaginar. Si en "Begins" aportó un nuevo nivel al cine basado en los cómics más influyentes de la historia, nunca un personaje había nacido de semejante manera, The Dark Knight no solo iguala, si no que incluso mejora sobradamente este punto de inflexión donde el buen trabajo se torna en calidad sin límites.

El guión, la historia, a cargo de los dos hermanos Nolan (Jonathan Nolan y Christopher Nolan) basados obviamente en el trabajo previo del gran Bob Kane (creador de Batman) y de David S. Goyer, se puede decir que no tiene peros. El nuevo Batman es un héroe incomprendido que después de trabajar denodadamente para Gotham City se encuentra que sigue siendo uno de los peligros más temidos de la ciudad. La policía no le da descanso, reconocen su ayuda pero lo que en un principio podía ser un modelo para los trabajadores de la ley se ha tornado en un paradigma para bandas que intentan sacar provecho de su presencia. Por lo tanto, le buscan tanto a él como a sus imitadores. En estas tenemos a Harvey Dent, un locuaz, dinámico y sin complejos fiscal del distrito que lucha contra el crimen sin temer lo que le pueda pasar, pero que a la vez busca ese merecido reconocimiento que nunca llega porque no duda en acusar a sus mismísmos compañeros. Por la otra banda tenemos a un villano que se encumbrará a lo más alto por su mala baba, el inigualable y ácido Joker. Nunca un villano fue tan salvaje y macabro. Es tal la dureza de sus actos que causa auténtico pavor solo verle aparecer. Las simples ansias de destrucción y descontrol que llevan a Joker a la ciudad provocarán un caos imposible de manejar donde las muertes en ambos bandos, Joker tampoco hace distinciones, teñirán de cruel rojo a la maltrecha ciudad. Aquí es donde la vidas de Dent y Joker siguen una misma línea aunque sea por caminos diferentes…

Lo que más destaca, obviamente, es lo intimista y duro que es la historia con todos los personajes, donde un Joker sin parangón, y un Harvey dos caras sin igual, hacen sombra al mismísimo Batman. Si, he de decirlo, son mucho más perfectos y precisos los personajes de "los malos" (no estoy seguro si Dent es uno de ellos) que el del propio Batman. Pero esto no es malo, es perfecto, es lo que la historia demandaba. Dentro de esto, para mi ha sido una gran sorpresa y es de lo que más me ha gustado, toda la GÉNESIS del personaje de "Dos Caras". Me ha parecido perfecta, y ha sido la gran sorpresa que Aaron Eckhart lo haya hecho también. Es la mejor explicación de la creación de un personaje que he visto, y me ha recordado, sobre manera, a la conversión de Anakin Skyalker en Darth Vader. Impresionante.

La parte técncia de toda la cinta es impresionate. Desde la unión de dos mounstruos del "score" como son Hans Zimmer y James Newton Howard que conforman una banda sonora preciosa, dura y por momentos acojonante, sobre todo cuando acompaña al Joker. El montaje de la acción es sobervio, no en vano está Lee Smith detrás de él (el mismo de "The Truman Show", "Master and Commander: The Far Side of the World" y las dos de Batman de Nolan) y todos los efectos especiales son sobresalientes. Pero además, se ha mejorado con mucho las escanas y coreografías de las luchas. Si el mismo jueves hablaba con mi compañero Pablo de que ese era un problema de "Begins", aquí las peleas son preciosas y bien hechas. Batman sufre, hay un componente de realidad impresionante, y no se deja a efectos extraños ni salidas de todo la resolución de las mismas. Chaupeau.

Pero debo llegar a lo que sin duda es lo mejor de la cinta. LAS INTERPRETACIONES. En toda la cinta y en el guión hay un terrorífico y explícito diseño de los personajes. Cómo decía, una de las mejores es la de Aaron Eckhart, pero la de Christian Bale no se queda a la zaga. Sobre todo como Bruce Wayne, ya que curiosamente esta vez la personalidad pública Bruce Wayne gana enteros y presencia, demostrando que tanto como el vigilante de la noche como el millonario egocéntrico, es un elemento imprensindible de la historia. Y Bale lo hace perfectamente. Como Batman, Christian Bale nos ofrece una interpretación de un héroe más maduro, cansado de tanto enfrentamiento y que comienza a tener dudas sobre lo que hace, y como lo hace, dado el injusto poco reconocimiento que se le otorga. Luego hay que reconocer el trabajo de Gary Oldman como el metódico Teniente Gordon, excelente personaje que es un peso de fondo en la pelicula. Morgan Freeman y Michael Caine lo hacen muy bien, sobre todo este último, con frases lapidarias cada vez que habla. Maggie Gyllenhaal no tiene mucho que hacer, ya que su papel es méramente secundario. Y luego está, como no, el Joker. Ese Heath Ledger lo ha hecho PERFECTO. INCREIBLE. ENIGMÁTICO, OSCURO, DURO, y ATERRADOR. Es acojonante, sin más, el personaje de El Joker. Es brutal y acojonante, es el loco de la celda más profunda, es el payaso siniestro del circo del horror, es un villano de tanta altura y un personaje tan atractivo (como los son todos los grandes malvados del cine) que podría haberse echado a perder, pero no, Ledger ha logrado hacernos pasar miedo. Y eso que la he visto doblada. Espero que encima, en la versión original, que pienso ver ASAP, me haga aún más, perder la cabeza como la tiene él perdida en la cinta. Tiene además unas cuantas frases lapidarias (que ya he buscado en el guión) impresionantes, y que cada vez que las dice, la lia: “Why so serious?” y el “I’ll put a smile on that face”. El Joker retratado es como un agente del caos, anarquia en estado puro, una encarnacion de todos los sentimientos negros y perversos que el ser humano lleva dentro materializados en forma de hombre. Heath Ledger nos ofrece una caracterización hiperrealista de lo que puede ser un genio del mal, que actúa sin compromiso alguno, sin mayor motivación que la destrucción irracional, y que no duda en forzar las situaciones hasta sobrepasar con creces los límites del terror más descarnado. Su personaje es perfecto, impactante y desconcertante.

Me dejo muchas cosas en el tintero, como que la cinta está llena de sorpresas, traiciones, y secretos desvelados que resultarán cruciales para la huistoria y que son ya una pieza fundamental en la nueva visión del señor de la noche. Pero me quedo con el final impresionante, donde se plasma toda la filosofía de The Dark Knight del cómic, con esas frases (y acciones, como la de la "Bat-señal") del Comisario Gordon donde explica el devenir de un personaje, de un héroe, y el porqué de ser el Caballero Oscuro. No se la pierdan, de verdad.

jueves, agosto 14, 2008

Expo Zaragoza 2008

Acabo de venir de la Expo Zaragoza 2008. Tenía entradas de 3 días compradas hace casi un año, y había que utilizarlas, aprovechando unas mini-vacaciones de 3 días. La verdad es que el sabor de boca es bastante agridulce..y, aunque me pese, no debo decir que haya sido un disfrute. Es más, si con la experiencia vivida me pidieran volver a comprar las entradas...diría que no, no merece la pena.

La verdad es que la Expo 2008 sufre dos problemas claros. Uno es el diseño y la organización de la misma. El otro es el contenido.

En cuanto al diseño y la organización, es muy duro decirlo, pero se han cometido errores imperdonables. Es imperdonable que sabiendo el clima que hay en Zaragoza en los meses de la Expo, no se haya previsto más zonas de sombra en la expo. No hay fuentes de agua suficientes para refrescarse (mientras que por megafonía se recomienda que se haga), que por cierto sale un agua templada, y con un sabor muy extraño. Muchas de las colas que hay que hacer (en los fast-pass por ejemplo) son bajo un sol que pega de lo lindo en Zaragoza desde las 10 de la mañana. No hay zonas de sombra para poder comer, bien con la comida comprada en el recinto como la traída desde casa, etc. En una expo con la temática del agua, con estos calores, creo, humildemente, que deberían haber puesto un servicio para tener agua fresca y fría a disposición de todos..y no pagando más de un euro por medio litro de agua....

...Esta falta de diseño es muy gorda. Pero es que los mecanismos que se han puesto para refrescar, aspersores de vapor de agua son INÚTILES. Hace tanto calor, que el agua se evapora sin llegar a refrescar y mucho menos a alcanzarnos. Es que no cae. Sobre la organización, hay un error muy grave. Se llama "Fast-pass" y no funciona. No funciona y encima organiza, por si mismo, muchas colas. Por esto, yo no he podido ver el Pabellón de España, porque no pensaba aguantar una cola de 3 horas para tratar de sacar el "fast-pass", que encima, igual ni te llega para sacarlo. Es un sistema mal explicado, confuso y mal pensado. ¡¡ No funciona !! y casi te deja sin ver el Acuario.....

Las colas en toda la Expo son increíbles. Se entiende, es una exposición universal, pero hay pabellones que no es normal. Alemania no lo he podido ver, cola mínima de 2 horas, y por momentos diría que hubo gente que hizo más de 4 horas al Sol...no way. Colas para la comida en algunos momentos, colas para el baño, etc. Anda ya.

Lo otro negativo que decía al principio es el contenido. Muchos de los pabellones, o mejor dicho, de los países, descaradamente han pasado del tema central de la Expo: Exposición Internacional "Agua y Desarrollo Sostenible" y han convertido sus pabellones en meros 'zocos' o chiringos de venta de artesanía, recuerdos, joyas, etc., con su regateo y todo incluido. Con todo el descaro, más bien parece el día de tal y cual país de El Corte Inglés que la Expo. Una verdadera pena y vergüenza ajena. Otros, casi todos, son meras agencias de turismo estatales para vender el país, negocios y demás. Una pena. Son muy pocos los pabellones de países y comunidades los que se han centrado en el tema de la Expo. Es de agradecer, por ejemplo, el de La Comunidad de Madrid, por ejemplo, que dedica el pabellón a los 150 años del Canal de Isabel II. Chaupeau.

Todo esto ha sido lo peor, unido al calor sofocante y extremo. Ahora, lo mejor: Pues la experiencia de asistir a una exposición universal, la mezcla de culturas y los espectáculos, así como determinados países (Japón por ejemplo) y pabellones temáticos. También los voluntarios. TODOS están para ayudar. Nadie te da una mala respuesta, aunque lleve n horas bajo un calor sofocante aguantando a mal educados. Los voluntarios hacen grande a la Expo, seguro. También es de agradecer la cantidad de baños que hay. Todos perfectamente limpios y cuidados en todo momentos. Así como la gran cantidad de máquinas de vending, chiringuitos y demás que había. Eso si está bien pensado, sólo que luego faltan sitios donde sentarse a la sobra a comer...¡¡¡ Faltan muchos árboles en la Expo !!!!

En cuanto a los pabellones, la verdad es que arquitectónicamente la Expo es preciosa. El pabellón Puente es muy bonito, así como la Torre del Agua. Eso si, esta última me pareció un "bluff" de proporciones considerables..y los casi 3 kilómetros que hay que recorrer, sólo merecen la pena si lo haces descansado, SIN HABER ESPERADO COLA, y tranquilo. Si haces cola de 2 horas para eso...ni te cuento el cabreo que puedes tener. El acuario merece la pena (y eso que es descafeinado porque no hay atriles ni carteles y hay que esperar mucha cola para su "fast-pass"), y en general todos los pabellones temáticos. El telesférico también merece la pena, aunque es caro de narices :)

En fin, una experiencia más, pero que siento mucho no he disfrutado. Mala organización, por un mal diseño (es como si se organizara en Bilbao y no se hubiera previsto que llueva todos los días) y no por una dedicación de los voluntarios y demás personas que si se esfuerzan al máximo para que todo salga bien. Muchas colas, interminables, y mucho pabellón con contenido despreciable. Una pena.

miércoles, agosto 13, 2008

WallE

La animación es un género (y no sólo una técnica) que da mucho juego. Son ya innumerables entradas en este blog sobre películas de animación, por lo que queda claro mi inclinación sobre el género. Acabo de volver del Cine de ver y disfrutar la última GENIAL creación de Pixar Animation Studios.

Lo primero es que genial es el corto que acompaña a la película. Ya lo comenté en su día, pero verlo en pantalla grande, hace grande a estos creadores. Es una preciosidad.

Y sobre la película WALL·E (2008), poco se puede decir que no sean maravillas. Es una preciosidad una maravilla visual y de contenido. Eso si, debo decir y empezar por lo único que no me ha gustado (hay que ser igual de justo con todo el mundo) de la cinta. Lo siento, el protagonista está basado/copiado/homenajeado, llámalo usted como quiera de nuestro querido "Number 5". Si si, el protagonista en 1986 de la preciosa y maravillosa "Short Circuit" (dirigida por John Badham). Son muchas cosas las parecidas, no sólo a nivel de diseño del robotito, sino de otras muchas cosas. No he encontrado nexos de unión entre el personal técnico de ambas cintas, por lo que, muy a mi pesar, debo ponerle el "San Benito" de que, eso, al menos, no es original y se trata de un plagio/homenaje, etc. Y me duele, me fastidiaría bastante que el robot llegara a convertirse en un icono popular, plagiando como plagia al ochentero "número 5". Olvidando que también fusila a HAL 9000, pero eso si que me ha parecido un guiño, como los innumerables que hay en la cinta.

Pero olvidante este "pequeño" detalle, la cinta es una maravilla. La animación desaparece y desde el minuto 1 de la cinta te olvidas que "son dibujos animados". Es impresionante la calidad de los reflejos, los movimientos, la suavidad, etc. No se me ocurren, ahora mismo, a escasos minutos de haberla visto, fallos en la animación, la banda sonora, la fotografía, el diseño de los decorados, nada. Es absolutamente perfecto.

Pero "WALL·E" no es sólo una película técnicamente perfecta. Es una cinta cinematográficamente hablando preciosa. Si, es muy simple, es una historia de amor, pero una historia de amor tradicional. No es moderna, pese a que hayan pasado 1500 años en el futuro. No, es secilla, aterradoramente real y preciosa. El argumento es sencillo: "Después de que la Tierra ha sido devastada por la contaminación ambiental, los humanos deciden abandonarla, apiñándose en una nave espacial, y dejar funcionando a robots WALL·E (Waste Allocation Load Lifter Earth-Class) para que la limpien. Cuando hayan terminado, los humanos volverán a la Tierra. Cientos de años después solo queda funcionando un WALL·E, que ha desarrollado una personalidad propia y que junto a una cucaracha, continúa limpiando el planeta (sin éxito claro). Pero todo cambiará con la llegada del robot explorador EVE, del que, como dice la propaganda de la película, WALL-E se enamorará hasta las tuercas"

El personaje de WALL-E, que bajo la piel de acero del robot es más humano que cualquier otro personaje de la película, nos demostrará lo que es el amor. Ese amor de película, si, ese que no creemos que exista, ese amor incondicional que nos hace hacer locuras. Queres tocar a nuestra pareja, queres cuidar de ella, protegerla, amarla y olvidarnos de todo lo que somos por ella. Es así de sencillo, pero así de bonito.

Pero además la cinta tiene otras lecturas. Por un lado es una película PURAMENTE VISUAL. Apenas hay diálogos, teniendo en cuenta que los protagonistas principales son dos robots que no hablan y una cucaracha. Pero no hace falta, todos los personajes que no hablan, se comunican mucho mejor que los que si lo hacen. Su lenguaje es tan complejo como el habla y sirve para transmitir todo lo necesario. Además todo el humor es visual, algo muy difícil, pero perfectamente conseguido.

Por otro lado, el argumento es muy sencillo y nada recargado. Es decir, no hay divagaciones sobre, digamos, la superación personal, el derecho a la diferencia o la importancia de la familia, etc. Se desmarca bastante de esos moldes y de esquemas que ya parecían muy gastados en "Ratatouille" por ejemplo. Es de agradecer que el argumento sea simple y bien llevado. Por otro lado, hay un tema mucho más importante (a mi juicio) que saca a relucir la película. Esa visión aterradora de un mundo futurista acomodado con humanos enganchados en sus sillones y pantallitas.....sin moverse, sin andar, sin mirar, idiotizados. Hemos perdido nuestra capacidad de amar, de distiguir lo que tenemo delante, de ver a otros seres humanos, y en definitiba, como decía más arriba, viene un robot limpiador a enseñarnos lo que es ser un ser humano. Es mucho más humano que esas masas basadas en el carbono. Que cruel ¿no?. Pues yo ese futuro me lo creo, solo hay que entender como se apremia la comodidad en el dia a dia de los avances. Y ojo, no estamos tan lejos de dejar la Tierra como nos la pinta Pixar.

No querría dejar el post sin mencionar que la cinta tiene muchos momentos vibrantes. Los primeros 20 minutos, donde se nos muestra la vida SOLITARIA de WALL-E son inmensos. Dan ganas de correr, salir del Cine y gritar de rabia y odio por esa soledad. Es desolador y aterrador esa imagen de soledad. La llegada de EVE es preciosa, y los momentos más tiernos y con más gracia son cuando WALL-E quiere llamar su atención pero esta bien pasa de él, o bien no puede atender, por esa maldita luz verde. Esos paseos en barca, la puesta de sol, los paraguas, etc. son escenas preciosas, llenas de ternura, risas y una poesía inigualable. Y todas, como decía por ahí, se basan en que el personaje principal, ese robotito, es más humano, que muchos de los espectadores que veían la cinta, que por ejemplo, no sabían guardar silencio en un Cine.

Fascinante

viernes, agosto 08, 2008

All Summer Long

Hoy la entrada es musical y dedicada a mi compi Pablo. No tenía ni idea de este tipo, Kid Rock, pero Pablo me ha hecho escuchar esta canción "All Summer Long" y está muy bien. Sonido de otra época, con un estribillo pegadizo, usando el "sample" de Sweet Home Alabama (al que hace cierto homenaje), y una letra cachonda, melancólica, triste pero divertida:

"All Summer Long"

It was 1989, my thoughts were short my hair was long
Caught somewhere between a boy and man
She was seventeen and she was far from in-between
It was summertime in Northern Michigan
Ahh Ahh Ahh
Ahh Ahh Ahh

Splashing through the sand bar
Talking by the campfire
It's the simple things in life, like when and where
We didn't have no internet
But man I never will forget
The way the moonlight shined upon her hair

[Chorus:]
And we were trying different things
We were smoking funny things
Making love out by the lake to our favorite song
Sipping whiskey out the bottle, not thinking 'bout tomorrow
Singing Sweet home Alabama all summer long
Singing Sweet home Alabama all summer long

Catching Walleye from the dock
Watching the waves roll off the rocks
She'll forever hold a spot inside my soul
We'd blister in the sun
We couldn't wait for night to come
To hit that sand and play some rock and roll

While we were trying different things
And we were smoking funny things
Making love out by the lake to our favorite song
Sipping whiskey out the bottle, not thinking 'bout tomorrow
Singing Sweet Home Alabama all summer long
Singing Sweet Home Alabama all summer long

Now nothing seems as strange as when the leaves began to change
Or how we thought those days would never end
Sometimes I'll hear that song and I'll start to sing along
And think man I'd love to see that girl again

[Repeat Chorus x2]

Singing Sweet Home Alabama all summer long
Singing Sweet Home Alabama all summer long
Singing Sweet Home Alabama all summer long
Singing Sweet Home Alabama all summer long

Ahí va:




Zemanta Pixie