miércoles, diciembre 12, 2007

Los muertos son mi especialidad

El libro que me he leído esta semana es "El Cadáver Alegre", la segunda entrega de Anita Blake Cazavampiros, de la escritora Laurell K. Hamilton. Ya comenté la semana pasada que me había leído el primer título.

La odisea para conseguir este libro ya fue grande. En Zaragoza lo busqué el martes pasado sin éxito. Nada en el Corte Inglés, nada en la Fnac ni en la siguiente librería "detodalavida" de la capital maña. El viernes, en Bilbao, dediqué la tarde a buscarlo..y nada. En ninguno de los dos Corte Inglés que tienen libros...nada en Top Books, nada en Fnac, nada en La Casa del Libro...puajjj me quedaba sin leerlo "de seguido"..y tendría que pedirlo por internet. Pero no, salió una librería en mi ayuda. Allí estaba. El libro lo empecé el lunes..y ayer martes lo acabé.

Esta segunda entrada, cuenta como la reanimación de cadáveres se ha convertido en un negocio muy lucrativo, al menos en San Luis, y en gran medida gracias al jefe de Anita Blake, un verdadero embaucador con un fino olfato para los negocios que le enseñó cómo sacar partido de su talento y le ofreció trabajo en Reanimators Inc. Pero cuando reciben una oferta de un millón de dólares para que Anita reanime un cadáver de casi trescientos años, la joven se niega en redondo... y empiezan los problemas.

La verdad es que para ser una segunda entrega, la autora ha conseguido mantener e incluso elevar las expectativas que había creado con la primera. La acción es trepidante, dinámica y no para..nunca. La heroína es humana y tiene miedos, preocupaciones, vida privada y demás. Todo esto afecta al personaje y queda muy claro que la novela no es un camino de rosas para nadie, incluido el lector.

Me ha gustado mucho la manera de cerrar el libro. Sin desvelar nada, es evidente que hay una trama central, que es la que se repite en los dos primeros y la que seguirá en los venideros, pero la historia paralela iniciada en este, se cierra sin lugar a dudas, de manera BRUTAL y con un acierto pasmoso. La línea central queda abierta (sino no ahbría más libros) pero lo demás queda cerrado. Esto, que no es una práctica habitual en Cine y televisión (series) se agradece y mucho.

También me ha gustado mucho el uso que la escritora le da a los personajes secundarios. En novela es muy fácil olvidarse de personajes y sacarlos de la manga (o quitarlos) cuando hace falta..pero la Hamilton sigue atentamente a todos (tampoco son muchos, lo pone fácil para el lector) y son importantes todos.

El tema vampírico está muy bien llevado, pero en esta entrega sólo hay dosis pequeñas pero certeras. Hay más temas fantásticos que se agradecen mucho. Algules, cambiaformas, zombies, etc. Toda una recua que se agradece.

No hay comentarios: