viernes, noviembre 30, 2007

Blacksad

Mi compañero y amigo Pablo, me ha regalado un cómic esta semana. La verdad que no tenía porqué hacerlo, pero él es así :) :). Además, para mi sonrojo no es el primero. Pablo es un apasionado de los cómics y cómo en casi todo lo que hace, pone el corazón en ello. Sabe un huevo de cómics y a él le debo haber conocido a el gran Frank Miller y sus grandes obras como "El Retorno del Señor de la Noche" y "Sin City". Además, tengo especial cariño a un cómic de Hulk que me regaló, el famoso "Banner" de Azzarello y Richard Corben.

Pero a lo que iba, es a contaros el pedazo de cómic que me ha regalado esta vez. Se trata de Blacksad. No creo, desde mi ignota posición, que sea un cómic "habitual". Para empezar, se trata de una historia "clásica" de género negro PERO protagonizada por animales antropomórficos. Es algo muy curioso, pero a medida que uno avanza las páginas, es increíble. Está genial como los autores, realizada por los españoles Juan Díaz Canales (al guión) y Juanjo Guarnido (al dibujo y color), usan los "animales" para que sea una característica más de cada personaje. No es casual que sea un felino el protagonista, que los matones sean un rinoceronte y un oso, etc. Esta genial esta característica.

El guión, como decía es de novela negra. Ambientada en lo que creo es USA años 50 (¿Nueva York? quizá Los Ángeles le pagaría más) pero con toques muy neo-clásicos. Además, una ciudad cuyos ciudadanos son animales, tiene sus propios toques :). El, guión es duro, y va directo al grano sin contemplaciones. En la primera página, en la tercera viñeta, tenemos el crimen que será el detonante de la primera historia. Directo. Sin más. Además el guión no anda con rodeos y las escenas van desarrollando la acción sin pararse en nada superfluo. Es un cómic y hay pocas páginas para contar las cosas. Pero está dosificado de maravilla.

El dibujo es sobrio. Elegante. Oscuro por momentos pero detallista a más no poder. Hay que distingüir entre muchas especies, y dentro de estas también. No es lo mismo un perro policía que EL Perro comisario. Los detalles son fundamentales. No es lo mismo cualquier gato que el protagonista..y así sucesivamente. Tomen nota de los detalles en las orejas, los ojos y las vestimentas. Decía que es oscuro, por el ambiente de serie negra, pero el uso de los colores, de los tonos de color es útil.

En fin, una preciosa primera historia. Un cómic que no es al uso, creo yo y que tiene un ambiente muy logrado. Si alguien piensa en los cómics como sólo historia de aventuras y héroes, puede descubrir un guión que nada tiene que envidiar al Cine negro.

jueves, noviembre 29, 2007

Otro fiat Bravo

Cómo es un coche ya conocido no voy a comentar mucho más de él. Esta bien, tiene un acabado precioso (italiano) y de motor no va mal..aunque algo corto.

Esta vez, me he fijado en un detalle. Cuando vas a menos de 40 Km/h y tienes las luces encendidas, si giras el volante más de lo habitual, se enciende la luz anti-niebla del lado correspondiente al giro. Es una ayuda a las maniobras por la noche..y doy fe que ayuda. Anoche, aparcando en mi barrio, me salvó de atizarle a una vaya de protección. Creo que es algo que tendría que estar de serie en todos los coches con luces anti-niebla.

Por lo demás...esta año van 22.540 KM. Casi nada lo del ojo :) :) :)

lunes, noviembre 26, 2007

Vuelta a una construmbre...1 por semana

La verdad es que esta entrada la debería haber publicado el jueves de la semana pasada...ahora ya no tiene sentido (y encima creo que será falsa). Así que a mis queridos lectores (seáis cuantos seáis o quienes seáis) os voy a pedir que volváis al jueves 22/11/07...¿estáis? Pues empezamos....

¡¡ Lo he conseguido !!! He vuelto a mi pasada y vieja costumbre de leer un libro por semana. Si la semana pasada, en el vuelo nocturno de vuelta desde Washington DC, la madrugada del jueves al viernes me acababa "La Catedral del Mar", esta pasada noche, me he acabado un nuevo libro, "En El Blanco" de Ken "Best Seller" Follett. Hace 2 o 3 años, que sólo me leo unos 8-10 libros al año. Antes, tenía la costumbre de leerme muchos más. Hombre, no boy a decir que 52 libros al año, pero durante casi todo él, salía a un libro a la semana...con los parones de estudios y demás..salía a unos 25-30 libros al año má o menó. Desde que tengo uso de razón (y recuerdo a mi padre leyéndome "La Vida es Sueño") he leído mucho y siempre me han animado a ello..pero desde hacía unos años..vengo leyendo menos. En fin..

A lo que iba. Este "En El Blanco" va de: Alarma en una empresa de experimentación biológica escocesa. Las extremas y modernas medidas de seguridad para evitar cualquier incidente han fallado cuando desaparece un peligrosísimo virus. La teoría de que puede ser un acto de terrorismo se va confirmando hasta convertirse en una certeza. Problemas familiares, deudas, juego, amores y fenómenos meteorológicos extremos son los ingredientes de este thriller policíaco que desarrolla la trama en apenas dos días alrededor de la Navidad. El protagonismo de la novela está repartido entre Toni, responsable de la seguridad de la empresa, que es hija de escocesa y español; Stanley, dueño y fundador de Oxenford Medical, la empresa de bioingeniería y su hijo Kit, con importantes problemas que le llevan a una situación sin salida.

El libro se lee bien..como todos los de este autor. Eso sí no es ninguna obra maestra (cómo todos los de esta autor jejeje). ¿Qué diferencia a un "Best Seller" de una obra maestra? ..pues que cuando acabas..te olvidas. La obra maestra, sin embargo te hace pensar..recapacitar, formarte una opinión o ayudarte a ello. Querer saber más sobre la historia, el autor, etc. Además que, generalmente, las formas literarias del autor son más excelsas que las de un "best seller" habitual. Esto no quita para que hayas clases y clases en esto de los "grandes vendedores"..y Ken Follett está arriba..es uno de los buenos.

Lo que más me ha gustado es que la trama está concentrada en tan sólo dos días..y va por horas (cual capítulo de "24" podríamos decir). Las tramas paralelas que se unen están muy bien llevadas y la definición de TODOS los personajes es grande, y bien hecha. Además, destaca el tratamiento de los niños y adolescentes, bien llevado y bien usado. EN fin, merece la pena vamos.

viernes, noviembre 23, 2007

Peugeot 407

El coche de esta semana ha sido un Peugeot 407. Hacía tiempo que tenía ganas de conducir este coche. Su diseño exterior me ha parecido siempre precioso, aunque como decía un amigo mío, todavía es mucho más bonito el "coupe". La parte trasera de este vehículo es preciosa, y esos cuadros ópticos me parecen muy elegantes para este coche.

Yo he conducido el 2.2 16v de 163 cv. Además con una particularidad nueva esta vez, el coche tenía cambio automático. Si, si, de ese que sólo te tienes que preocupar de acelerar y frenar...sin pedal izquierdo...sin necesidad de mover la palanca de cambios. Este modelo de coche lleva la versión "System Porche Triptonic" o eso creo :-P :-P.

En principio esto parece una ventaja..pero a mi me sigue sin gustar. En el modo de conducción "D", en el que el coche hace todo, hay una pérdida considerable de potencia. El coche no tiene la misma fuerza que si uno maneja el cambio de forma manual...Y eso que el cambio automático se esfuerza por hacerlo bien :) :) pero aún así, no hay manera.

En la posición de conducción "D sport", en la que el cambio intenta ser más deportivo (es decir, subir mucho más de revoluciones antes de subir marcha, reducir ante un acelerón para impulsar más potencia, etc...), se nota..la cosa mejora, pero aún queda algo que no deja sentir los 163cv del todo.

En autopista o bien por ciudad no merece la pena..pero en carretera, si merece la pena probar con la función "manual" del cambio. Poniendo la palanca a la izquierda-abajo pasamos a una función del cambio donde, aún sin tener que usar ningún embrague, el conductor puede elegir subir o bajar marchas de manera secuencial "casi" a su antojo (digo casi, porque el bicho, si ve que no cambias a las 6500 revoluciones, sube el automáticamente para evitar daños, al igual que si el coche "se muere" reduce marcha). Aquí si se gana en potencia. Aquí si que uno puede "apurar", puede tratar de llevar al límite el motor. Aún así, no convence del todo, pero es una gran aproximación a lo bueno.

Luego he de decir que al principio me hacía "la picha un lío" con las posiciones de la palanca. Que si la "P" para dejarlo parado, la marcha atrás, etc. Es un poco lioso, pero una vez que lo pillas, es incluso más fácil que con cambio manual. Eso de poner la marcha atrás y que vaya de lujo, sea cuesta abajo o cuesta arriba, sólo soltando el freno es bueno :) :) :) :)

Lo mejor de todo esto, es que la verdad, cómodo, lo que se dice cómodo si que es. Eso de poder parar sin preocuparte de que se va a calar...rampas que por muy duras..no hay que hacer juego con el embrague, etc...es muy cómodo. Algunos lo echaremos de menos..pero en ciudad es la ostia de cómodo.

Por otro lado el coche, es un modelo de gama alta. Se nota en los acabados, en la equipación, etc. Este trae un consola central muy buena, equipo HI-FI para mp3, y muchas funciones más. Cómo digo, una electrónica alucinante.Además, me ha gustado mucho la simplicidad de la información que muestra por pantalla, y el climatizador bi-zona va de lujo. Trae también limitador y control de crucero.

Por contra, el problema del consumo. En los 700 km que le he hecho, he sacado una media de 11 litros. No le he pisado (control de crucero en autopista a 135 km/h) y sólo lo he probado un poco por carretera..nahhh..15-20 km.

y por último una tontería. Creía que este modelo, cómo se ve en la primera imagen, no se podía abrir el maletero más que por dentro y/o con la llave...pues no..tiene un botoncito oculto en la parte trasera....¿quién adivina donde?...

En fin, un gran coche (4,6 metros), a mi que me encantan los coches grandes, grandísimos es un lujo poder conducir algo de más de 4,5 metros (es que menos de eso, es pequeño para mi jejejeje). El acabado es precioso, y el tema del automático, le queda muy poco para que sea un sistema totalmente bueno. De momento, para ciudad es la leche de cómodo...¿lo había dicho?

miércoles, noviembre 21, 2007

Michael Clayton

A estas alturas de mi vida, quedan pocas cosas por ocultar. Supongo que los que me leéis habitualmente sabrán de me debilidad por el actor George Clooney. Desde que lo vi por primera vez en "ER" pensé que era un gran actor que se estaba encasillando. Tenía y tiene, unas dotes para comunicar excelentes, y eso, hace que sea un actor increíble.

Eso no quiere decir que no haya hecho bodrios infumables en Cine ("The Harvest", "Batman & Robin", "Fail Safe", ...) y haya hecho papeles muy menores, en series durante mucho tiempo (de hecho yo me quedé impresionado cuando descubrí, por casualidad que salía en "El Halcón Callejero"..más info aquí). Pero como decía, creo que es un actor muy bueno, dotado de una capacidad de transmitir con sus gestos y que siempre tiene un aire de "señor", de clase, que le da cierto "status".

Por eso, es casi obligado asistir a todas sus películas. En este caso, sólo como actor, a las órdenes de Tony Gilroy (que también es el guionista de la cinta). Su primera película como director, pero guionista de cintas como "Proof of Life", "Dolores Claiborne", o más recientemente "The Bourne Ultimatum". La verdad es que lo mejor de la cinta está en el guión, cuyo principio es duro, difícil, raro y que da la sensación de que nos hemos equivocado de sala..pero que luego cambia radicalmente para mostrar una cinta dura, sin concesiones y enrevesada. Una trama sobre abogados, empresas químicas y relaciones personales. Una trama, que como digo, es muy buena.

La dirección novel no es "destacable", ni para lo bueno ni para lo malo. Y lo siguiente mejor, está en el trabajo de los actores, el "score" del incombustible y gran compositor James Newton Howard, y la dirección de producción. En el trabajo de los actores, la cinta es por y para el lucimiento del Clooney. Esta genial. Tiene escenas "individuales", frente a la cámara, donde despliega todo su encanto para con el espectador. Además mantiene unos diálogos y escenas "face to face" con el resto de los actores (que ya veremos que son muy buenos y lo hacen "de Cine") donde, literalmente, los deja tumbados. La escena final, justo antes de los créditos es todo un homenaje a la comunicación sin palabras..sólo con gestos y la estupenda música de Howard. No se la pierdan.

El resto de actores están muy bien. El súper-secundario de lujo Tom Wilkinson (el mismo de "The Full Monty", "In the Bedroom" y por ejemplo "The Last Kiss") que ya tiene a sus espaldas más de 80 películas..siempre como "supporting role". Es uno de esos "actorazos", encasillado en la comedia, pero que es muy bueno en todo, que no llega a dar el salto a ser el protagonista único de la cinta. Una pena o igual no..igual es que su mejor rol es ese. Completan el reparto la misteriosa Tilda Swinton (la recordarán de "The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe" o "Adaptation"). Buena actriz pero desaprovechada la mayoría de las veces. El otro ¿actor? destacable es el bueno de Sydney Pollack. Se embarca en ser actor, ya que también es productor, yo creo por que le gusta. No lo hace mal...pero le prefiero detrás de las cámaras.

En fin, una cinta buena, por tres pilares: Guión, música y 3 actores. Cuya historia no nos toca mucho, pero que es muy entretenida y creo que merece la pena ver al bueno de Clooney en una de sus entregas cómo actor dramático, sin ir de galán, pero si de héroe.

martes, noviembre 20, 2007

La Catedral del Mar

Este es el último libro que me he leído. Aprovechando los viajes en avión para cruzar el charco (Atlántico por si alguno no lee todas mis entradas :) :) ), me lo he ventilado pese a ser un tochazo considerable :-P

La catedral del mar es la primera novela de Ildefonso Falcones, abogado catalán especializado en Derecho Civil. Dedicándole a escribirla cuatro años consecutivos una hora durante las mañanas, antes de ir al trabajo y a su regreso por la noche. El libro se convirtió rápidamente en un enorme éxito editorial. Salió a la venta el 3 de marzo de 2006 y ya el 23 de abril de ese mismo año, Día del Libro y fiesta de Sant Jordi, se convirtió por sorpresa en la obra más vendida, tanto en castellano como en catalán. En diciembre de ese mismo año la editorial Grijalbo comunicó que se habían alcanzado el millón de libros vendidos sólo en España

La novela, enmarcada en el siglo XIV, cuenta la vida de Arnau Estanyol, el hijo de un siervo fugado que vive en Barcelona. A lo largo de una interesante trama se sigue con detalle el progreso de Arnau en sus intentos de sobrevivir y de progresar socialmente. Además, hace un reflejo (no puedo decir si es fiel o no porque no lo se) de la sociedad catalana, Barcelonesa del siglo XIV. Todo ello, siempre, rodeando a la construcción de la Catedral de Nuestra Señora de la Mar. Cómo dice en la contra portada: "Una catedral construida por el pueblo y para el pueblo en la Barcelona medieval es el escenario de una apasionante historia de intriga,violencia y pasión."

Mi impresión es que la novela es mucho más floja de lo que esperaba. Tiene los aires de un "best-seller", de una obra que se ha comparado a "Los Pilares de la Tierra". Pero, (sin ser un devoto de esta última, que no me pareció ni obra maestra ni nada), no tienen ni punto de comparación. "La Catedral del Mar" es floja. Los personajes, salvo 2-3 (Arnau, Joan y poco más) no están construidos y van y vienen por la novela como Pedro por su casa. Hay mucha reiteración en las acciones del personaje principal y es más o menos previsible. Se me ha hecho larga y las idas y venidas del protagonista llega un momento que importan un pepino y lo que quieres es saber que pasa con la catedral de marras :) :) ..vamos..nada que ver con "El Banquero de Dios"

Además hay giros de la trama que son tan inverosímiles que no cuelan. Ildefonso se empeña en liar algo que de por si ya lo es (la vida es una tómbola tómbola de luz y de coloooooooooores....) que hace que no sea creíble.

Por el contrario, lo único que me ha gustado es la descripción y el reflejo de la España, Cataluña y en concreto Barcelona feudal de dicho siglo. Está muy lograda (independientemente de como decía, que no se si es reflejo fiel o no) y es muy pero que muy entretenida. Ojalá sea también didáctica.

Eso si, me ha hecho ilusión que los protagonistas sean Arnau y su padre Bernat. A dos de mis primos les hará una gracia bárbara. ¡¡¡ Va por ustedes !!!

lunes, noviembre 19, 2007

Show time in Washington !!!!

"Life is a tragedy for those who feel and a Comedy for those who think". Esta fue la "Cookie Fortune" que me salió el miércoles a la tarde-noche en un restaurante de Chinatown de Washington DC. El sitio era uno de los garitos más famosos de dicho barrio en la capital USA, el "Tony Cheng Mongolian Restaurant". Pero lo mejor de ese día había venido antes. Desde las 1830 de la tarde de ese miércoles 14/11/07, estuve en el Verizon Center, estadio de los Washington Wizards de la NBA (así como de otros equipos de la NHL, WNBA, etc...). Y vi un partido de la NBA en directo.


¡¡¡ ALUCINANTE !!!

En sencillamente increíble. Apasionante. Es espectáculo puro y duro. Sin más. El partido puede ser más o menos entretenido (el nuestro, pese a acabar 103 - 90, fue un tostón) pero todo, repito, TODO lo que le rodea es una caña.

Lo primero que impresiona es el estadio en si. Es como un gran centro comercial (hasta un concesionario de GMC había dentro), con bares, cafeterías, tiendas, etc...pero sobre todo mucha comida :) :). Palcos impresionantes privados, restaurantes donde cenas en tu mesa directamente encima de la cancha :), y hasta un club de fitness y gimnasio :)

Pero cuando entras a las gradas...Oh my god !!!. Gigante. Preciosas las gradas. Los asientos son de piel, grandes como ellos sólos (para el culo americano jejeje) y como en un cine, cómodos y con los reposa-brazos muy grandes, con el agujero para dejar la bebida.

Sitio infinito para los pies además. Pero lo mejor, lo más chulo, es el marcador MEGA-GIGANTE del centro. Son varias pantallas LCD de alta definición donde hay de todo. No sólo es un marcador, sino que está la retransmisión del partido en directo. Además de reportajes, vídeos, animaciones, estadísticas, anuncios, juegos, etc. Una pasada.



Durante todo el partido (recordar que son 4 cuartos de 12 minutos, más tiempos muertos de 2 minutos cada uno), el equipo de animación se encarga de no dejar que haya espectáculo todo el tiempo. Desde patrocinadores que lanzan comida al público (burrito time por ejemplo :) ), camisetas, etc.. Hasta concursos y demás. En cada tiempo muerto, la cámara, junto con el "spiker" y un DJ que hay en la pista, se encargan de organizar mini concursos con los espectadores. Que si la cámara de la risa, la cámara de los besos, de bailar, etc. y el público se deja hacer sin problemas.

Los momentos más memorables sin duda son al comienzo. Un artista local de Jazz, con el saxofón en ristre desde el centro de la cancha, toca el himno nacional USA. Todo el Verizon en pie, con la mano en el corazón escuchando. Los pelos como escarpias. Después presentación de los quintetos iniciales, en el que se vuelcan con los de casa. Las luces se apagan, un vídeo de presentación de los mejores jugadores (saliendo de coches de lujo) y van apareciendo en la pista iluminados por focos. Impresionante.

Por cierto, algo que me dejo impresionado es que, cómo decía por ahí arriba, en las pantallas gigantes está la retransmisión del encuentro, con repeticiones incluidas. Pues bien, cuando el árbitro pita, y la gente cree que se ha equivocado hay pitos y gritos..pero aunque se vea la repetición y se constate que el árbitro estaba equivocado no hay ningún tipo de protesta más airada ni líos. No me quiero imaginar que pasaría si eso ocurre en una cancha de aquí. Tras la primera repetición donde se ve que el árbitro ha pitado mal en contra del equipo de casa, se lo comerían con patatas y acabaría en la ría...sin comentarios.

Otra de las cosas que cambia mucho entre el baloncesto americano y el estatal es el tema de las animadoras. Juas..que mujeres :) :) :). Antes del partido estaban 2 firmando autógrafos en una mesa...en fin..que preciosidades. Os dejo un enlace sobre ellas

En fin, una pasada toda la velada. Es emocionante desde el primer minuto hasta el último. Merece mucho la pena.

Show Time in Washington DC !!!!!

sábado, noviembre 17, 2007

The Last Legion

Anoche pude ver esta cinta. Doy gracias que fuera en casa (en calidad DVD, pero sin haber pagado un céntimo de euro por ella) ya que no me perdonaría el haber pagado una (cada vez más cara) entrada de cine por esta cinta.

La película no tiene ni pies ni cabeza. No hay un argumento claro, no hay una historia que contar y por tanto el guión (obra de Jez Butterworth y Tom Butterworth) es infumable. Además cuenta con unas líneas de diálogo que no hay por donde cogerlas (sonrojantes y de vergüenza ajena)..y el tema amoroso entre Aurelius y Mira no pega ni con cola, aderezado con unas escenas muy malas. Pero esto no creo que sea lo peor. No..lo peor está en la dirección: Doug Lefler. Claaaaaaaaaro, alguien que viene de ser un tipo que destaca por ser miembro del departamento de arte, de hacer story-boards, de varias series ("Hércules y los los viajes legendarios", "G.I. Joe" de animación) y de productos, digamos de dudosa calificación artística y técnica ("Águila de acero III", "Pesadilla final: la muerte de Freddy", ""Mi padre, ¡qué ligue!"", " FernGully: las aventuras de Zak y Crysta") pues que se podía esperar. Su experiencia como director abarca muchos episodios de series donde participaba: "Xena: Warrior Princess, "Babylon 5", "JAG", etc...pues eso...mal comienzo.

Además los actores no ayudan para anda. De nada sirve tener cómo actor principal a Ben Kingsley si su personaje está mal hecho en el guión y el director se empeña en hacer de él un guiñapo. Tener un secundario de lujo, Colin Firth, como principal actor hace que el actor no pueda dar más de si. Y para colmo, metes a la guapísima Aishwarya Rai (qué no la conoce nadie en Europa y USA y que hace esto por dar el salto desde la India, donde si es una actriz con muchos trabajos y conocida, a USA), con calzador y sólo para enseñar cuerpo femenino en un papel que no tiene nada que hacer...que por inventado es sosa, insulso, tonto a más no poder, y encima nada creíble para la época que relata.

¿qué queda entonces? Pues 1 hora y media de idas y venidas de un puñado de soldados romanos, una india (guapa), un niño Cesar y un viejo con poderes...¿suena bien? Pues no lo es. No la vean

martes, noviembre 13, 2007

Washington D.C.

Ya estoy de nuevo en la capital de USA, en Washington DC. De nuevo por el mismo proyecto que la otra vez, para presentar un informe y explicarlo al cliente. Hemos venido 3 personas, para trabajar 2 días (martes y miércoles). Para ello, debemos viajar 3 días, lunes, jueves y viernes. En fin..es lo que hay.

Esta ciudad me encanta. Hoy hemos llegado a las 1430 (hora de aquí, que son 6 horas MENOS que en la península...de hecho aquí son las 21 horas horas ahora, mientras allí son las 3 de la mañana del día siguiente). El viaje duro y largo (por Frankfurt) viajando más de 12 horas en aviones. Pero al menos hoy hemos podido, tras el "check-in" en el hotel, dar un estupendo paseo desde el hotel al Capitolio, unos 45-50 minutos paseando.

La ciudad, que tiene una vida 100% administrativa es encantadora. No sólo además porque hay varias de las mejores universidades del país (Georgetown, George Washington, etc.) sino porque el ambiente es calmado, tranquilo y relajado. Aquí están centros mundiales de negocio y economía (FMI, BID, BM, etc...), pero es que La Casa Blanca, El Capitolo, el monumento a Washington, el monumento a Lincoln, etc..etc...etc..

Así como un barrio, una calle, Adams Morgan que es la coña para cenar y tomar unas cervezas, o para pasear. Es donde hemos cenado esta noche, en un bar típico USA, de esos de "buffalo wings", patatas fritas, burger y demás..pero casero :)

En fin, aquí ando trabajando :)

domingo, noviembre 11, 2007

Domino (2005)

Tony Scott es un ejemplo de director que no se sabe lo que hace. Es capaz de hacer un bodrio sin sentido como el que ahora comento (o cómo "Man on Fire"), o cintas buenas, decentes, e incluso muy buenas, cómo "True Romance" o "Crimson Tide"

Esta cinta no tiene sentido. No tiene historia. Es una chorrada. Es una sucesión de escenas sin sentido, enlazadas por un personaje que no encaja, que no es creíble, que no transmite nada y que encima no puede estar interpretado, ya que la Keira Knightley podrá estar muy buena, mucho, pero no es actriz ni nada.
El planteamiento es tan absurdo, tan inverosímil que la ficción planteada aburre. Aún no se cómo he podido aguantar las 2 horas y pico de movimientos de cámara, sangre sin sentido, chorradas de diálogos que intentan ser profundos, pero mi carnero de peluche tiene más cerebro que él que ha escrito esto (nada más y nada menos que Richard Kelly, qué lo único bueno y conocido que había hecho es Donnie Darko).

Lo único decente de la cinta, a parte del mencionado cuerpo de la Keira, es el juego chistoso y de humor negro que hay con dos actores, Brian Austin Green y Ian Ziering, que hacen de si mismos, de los actores de "Beverly Hills, 90210" (Sensación de Vivir). La cinta se mofa, se cachondea, es cruel con ellos..y eso, es lo mejor.

Por lo demás, prescindible 100%.

Lucky You (2007)

Tengo un amigo y compañero de la oficina que piensa que somos como competimos, o competimos tal y como somos. Ya sabe, que en este caso, estoy 100% con él. Siempre he creído que uno, cuando realiza una actividad deportiva en grupo, se comporta tal y como es él, ni más de menos. Es decir, si uno es taimado, cauto, pensativo, nada dado a arriesgar, en el F7 por ejemplo, cuando reciba un balón, se lo pensará, no jugará rápido, segúramente devolverá el balón a una posición defensiva, etc. Y aún más allá. Nuestra forma de ser, sobre todo en temas de ambición, arriesgar, ser valiente, "lanzado", etc., regirán mucho el devenir de una participación en una competición deportiva. Yo lo veo claro, tendrá más ansias de ganar, de mejorar, de superarse, en un partido de fútbol (o de frontenis, o de pelota mano, o de mús) quien en la vida es así, de esa manera.

Pues bien, la cinta que comento hoy, Lucky You (2007) trata de eso. De un jugador de poker, que dedica a eso, a día a día pasarse más de 18 horas jugando. Perdiendo fortunas y ganado millones. Perdiendo 200$ y ganando 20.000$ o al revés. Algo bastante habitual en USA (en Las Vegas casi monopolio, pero en otras ciudades también, como Atlantic City, etc...) y bastante tonto (si se me permite el pensamiento simplista claro) ya que se demuestra que si un tipo es capaz de ganar 20.000$ en una sola noche empezando con 100$, joder..hazlo dos días al mes y luego vive normal..pero no, las adicciones son lo que son.

Volviendo al flim, que se me va la pinza, la historia cuanta como Huck Cheever (Eric Bana) quiere ganar un torneo de Poker (las series mundiales, es decir, el torneo USA, que ellos siempre consideran que es el torneo mundial). Para ello, debe primero conseguir la entrada (10.000$) partiendo de que no los tiene. Por ahí está la sombra, alargada, del bi-campeón anterior, L. C. Cheever, que no es otro que el gran Robert Duvall, que encima es el padre en la película de Bana. Además, se mete de por medio la rellenita pero siempre atractiva Drew Barrymore, que se enamora del perdedor y jugador Bana. Este también cae enamorado de ella.

Lo más atractivo de la cinta no es el juego, el poker (que mucha veces, cómo aquí no somos empedernidos del mismo, nos perdemos), sino la idea de planteamiento de vida y sobre todo, de como Bana afronta su vida, y las partidas de Poker. Justo al reves de cómo yo postulaba al principio (algo era ello, y por eso mi introducción). Según todo el mundo, pero sobre todo su padre, Huck Cheever en las partidas juega cómo debería llevar si vida, y lleva su vida cómo debería jugar las partidas. Yo no lo creo, y la película en el fondo me da la razón :)

Por lo demás, la cinta es entretenida. Algo lenta durante su primera mitad, pero bien facturada (una realización impecable) y unas 3 muy buenas interpretaciones. La dirección corre a cargo de Curtis Hanson, un muy bien director que siempre nos deja algo bueno (hasta en "8 Mile" había algo decente) y normalmente tiene un cuidadoso trato a los personajes y la historia. No en vano, es casi siempre, como aquí, guionista de la cinta. Las interpretaciones como decía son perfectas. De Duvall poco que decir ya. De la Barrymore, pues da una mala (las de acción) y una buena, las cintas cómo esta donde deja fluir la interpretación. El Bana, es que a mi el chico este me parece muy bueno. En "Munich" estaba genial. En "Troy" hizo todo lo que pudo con el personaje de Hector. Y tanto en "Hulk" como en "Black Hawk Down" él posíblemente era de lo mejorcito.

En fin, una cinta buena, con una historia interesante y con una realización cuidada y buena, así como las interpretaciones principales. Merece la pena :)

sábado, noviembre 10, 2007

Mini Cooper

Este es el coche alquilado que he tenido la última semana. La verdad es que es un capricho. Así de sencillo. Las características son:
  • Es pequeño, muy pequeño.
  • Es pequeño.
  • No tiene maletero.
  • Consume un huevo y parte del otro
  • Las plazas traseras son de coña
  • Es pequeño.
Pero por lo demás, es un capricho (lo había dicho ya).

Le he hecho casi 1700, con 4 viajes ida y vuelta a Zaragoza. Hay que decir que tira mucho. Eso si. El motor tiene 120 cv gasolina y tiran de verdad. Quizá la sensación de estabilidad no es buena, aunque no me ha dado ningún susto, pero impide tomar las curvas todo lo rápido que uno querría.
Por otro lado, el interior es una preciosidad. Con ese cuadro de instrumentos gigante en el centro, es precioso. Con un cuenta kilómetros de la leche. Además que todos los botones son muy diferentes a lo normal, como de cabina de avión :) :)

Aquí os dejo un detalle del interior, sacado de la página Web del fabricante.

Otro tema a comentar son las luces. Son muy buenas todas. Las luces de freno iluminan media España cuando frenas, las cortas son muy buenas, y las anti-nieblas también. Pero tienen un fallo, cuando pones las largas, las cortas se quitan, por lo que se pierde iluminación a corto espacio. Es algo feo y que no me gustó.

Por lo demás, nunca me lo compraría, pero ha merecido la pena conducirlo, es un capricho que no está al alcance de la mano de cualquiera.

lunes, noviembre 05, 2007

The Bourne Ultimatum

Este fin de semana he podido ver la última (¿y definitiva?) entrega de la saga del agente secreto Jason Bourne.

Lo primero que debo decir, tras revisar las críticas de las dos entregas anteriores ("Caso" y "Mito") es que el bueno de Paul Greengrass ha mejorado mucho. Si en la anterior entrega le puse a bajar de un burro, luego en United 93 mejoró mucho y en esta cinta, ha demostrado que había un buen director.

También he de decir que el guión de esta tercera entrega (y por tanto el libro en el que se basa) tiene mejor contenido. La historia vuelve a centrarse en Bourne, en sus dudas, en su pasado, en porqué es quién es, y cómo. Así de nuevo, la historia tiene un mismo eje, como en la primera entrega. Por ello, el resultado final no es deudor de un mal guión, sino todo lo contrario.

Con estos mimbres, la cinta es buena. Si, lo he dicho, me ha parecido una buena película de espías, de nuevo, volviendo a la realidad y crudeza de la primera. Las escenas de acción son contenidas, discurren rápido pero se entiendes fácil y lo que es mejor, parece que podrían ser así.

Matt Damon realiza una buena interpretación, poco expresivo eso sí, pero suficiente. El agente secreto atormentado, duro, calcular, y frío es creíble y además, no parece un superhéroe. Tanto David Strathairn (el agente de la CIA Noah Vosen) como Joan Allen lo hacen de maravilla. Sobre todo esta última. Aparecen dos grandísimos actores también con papeles pequeños, Scott Glenn y Albert Finney. Ambos excepcionales en sus cortas apariciones. En cambio, el florero de turno, Julia Stiles, que ya salía en todas las anteriores, no aporta nada y encima no es que sea una belleza que digamos :( :(

En fin, una buena cinta de acción que merece la pena verla. Alejada de grandes efectos y grandes "machadas" y que entretienen muy mucho :). Eso sí, requiere conocer la historia del personaje, y haber visto (o sufrido) las dos anteriores.

The Bourne Supremacy

Escrito en 2004....

Bueno, después de la primera entrega del personaje de novela más leído en los aeropuertos de medio mundo, y con el buen sabor de boca que me dejó, y habiendo sido incentivado por las buenas criticas cosechadas en los estrenos fuera de nuestras fronteras, me dirigí a ver lo que se me presentaba como el thriller por excelencia de final de verano: "El Mito de Bourne" (de nuevo clama al cielo..y van...esta absurda y demencial idea de cambiar los títulos, pues que narices tendrá que ver el Mito de Bourne con "The Bourne Supremacy" pero en fins)

Bueno, la historia al estar basada en el segundo libro de Robert Ludlum tenia el material suficiente para hacernos olvidar de nuestro banal devenir por este mundo para centrarnos en las descargas de adrenalina del bueno de Bourne. En esta segunda entrega se trata de una cinta de más acción, de una acción más oscura, más sucia, más enervada, menos sutil que la primera pinícula.

Me explico, las secuencias de acción, son también de acción por el vaivén que adquiere la cámara, a mí, especialmente este movimiento tan "realista" de la cámara me confunde mucho, y no me deja seguir la acción de los acontecimientos, además de poder enmascarar un montaje pobre de las secuencias de acción... Vamos que pillas un "colocón" visual y no puedes enlazar bien una toma con otra...Nada que ver con la sensación de "realidad" que había conseguido Doug Liman en la primera entrega.

Sobre el guión, decir que me parece mucho peor. A todas luces la complicación de la trama no le viene bien al personaje. Si en la primera lo que primaba era una desesperada carrera por saber simplemente quien era quien y porque querían matarlo, en esta segunda se complica demasiado el guionista Tony Gilroy (tan capaz de escribir un bodrio tipo "Armageddon" como de adaptar muy bien a Stephen King en "Eclipse total" (Dolores Claiborne)) y trata de indagar en la compleja personalidad de Bourne..pero fracasa pues lo lleva al extremo y resulta patético y de vergüenza ajena...como en la secuencia del encuentro en Moscú con la hija del político ruso..para llorar de pena. Eso de tratar de construir un tratado psicológico en media hora no resulta bien.

Además el guión es flojo porque contiene más agujeros que un queso de "Grullere". Imagine que yo estoy en Macedonia, y de repente aparezco en Avilés al día siguiente ( verídico :) ) y me acusan de que antes de ayer estaba en Sevilla pero no se sabe como he vuelto a Macedonia y Avilés en un día. Bueno, pues ahora multiplique las distancias por 5, tome países de 3 continentes, y crea que la CIA no es capaz de saber por donde ha ido una persona..Ohhhhhhhhhhh !!!!! Tenemos que los taxis rusos son más duros que un tanque y que un Mercedes blindado se destroza antes que un lada jejejejeje. Sin contar que como agente secreto, Bourne en esta entrega, su discreción deja mucho que desear, totalmente alejado del meticuloso y preciso personaje de la primera.

De todas formas como atisbaba en el cuarto párrafo, lo peor de la cinta es el tembleque que le entra a la cámara cada tres segundos. Es imposible seguir una escena de acción cuando no sabes que está pasando porque la cámara no para de moverse, de enfocar y de rotar. Imposible centrarse en muchos momentos en la cinta, por no decir que entraban ganas de salirse del cine, debido a un desastre visual montado por los de las cámaras y el montador que es mayúsculo.

De hecho se han usado exclusivamente steadys y cámaras al hombro en todo el metraje. Las escenas de persecución se adivinaban, si el dolor ocular te lo permitía. Planos entrecortados, sin coherencia, desenfocados, abuso y superabuso de primeros planos en sucesión, movimiento como el de un barco en mitad de la tormenta perfecta...¿Se tratará de una nueva versión de la escuela dogma? ¿Rodajes a la primera toma con camarógrafos aficionados y falta de presupuesto, o exceso de presupuesto en pastillas de colores?

Todo esto es responsabilidad de Paul Greengrass que no ha sabido llevar la dirección por el camino que debía el personaje, la historia y la pinícula precedente. Este director (que lo único interesante que había hecho es el documental "Bloody Sunday") se ha dejado llevar por una excesiva acción al estilo tradicional Hollywoodiense y no ha podido hacerlo mejor.

En cuanto a los actores, pues la verdad es que la Franka Potente (la novia de Bourne) no aporta nada. Matt Damon hace en esta segunda entrega una interpretación en automático, alejada de la primera, donde ni su mirada ni su interpretación dicen nada. Quizá la única actriz Joan Allen (Pamela Landy en la cinta) sea la que pone más empeño, pero el guión no le deja hacer nada.

Quizá lo único que se salve de la cinta sea que las localizaciones por una vez no se centran en USA (y eso es mérito del escritor de la novela) y la persecución a pié por el centro de Berlín, pena de esa cámara borracha.

En fins, película decepción a todos los niveles que no pasa de ser una más de acción "blockbuster" y que destroza lo conseguido por la primera, que no era mucho, pero resultaba.

The Bourne Identity

Allá por el 2004 escribí sobre esta cinta del 2002...recuperado, aquí está:

Ante la posibilidad de ir al Cine a ver "El Mito de Bourne" debía ver la primera parte, pues en su día (allá por el 2002) no me atrajo lo más mínimo, pero las críticas que ha cosechado la segunda parte me han animado a darle una oportunidad a Matt Damon, Doug Liman y a Jason Bourne.

Empezando porque no he leído las obras de Robert Ludlum (cuyos libros sobre Bourne, 3, son de lo más leído en salas de espera de aeropuertos según tengo entendido), así me evito las comparaciones (odiosas) entre lo literario y lo cinematográfico, hay que decir, una vez más: ¡¡¡ Señores traductores, que cojones tiene que ver "El Caso Bourne" con "The Bourne Identity" !!!!. Bien, desahogo a parte, sigamos con la crítica....

...."El Caso Bourne" es una cinta bastante atípica de espías. No por su argumento (me viene a la cabeza la patética cinta de "Memoria Letal", pero hay cientos de ellas sobre espías annésicos) sino por la factura "realista" de la misma. Es quizá el rasgo más significativo de la cinta. Sin olvidar que es Cine de entretenimiento puro y duro, esta filmado con garra y credibilidad por Doug Liman, productor de O.C., serie en boga ahora mismo, pero sin trayectoria cinematográfica alguna destacable, salvo el propio capítulo piloto de dicha serie que él mismo dirigió.

La historia, que discurre sencillamente y sin complicaciones le sirve al director para filmar unas "sencillas" escenas de acción donde lo protagonista es la simplicidad y asombro del propio protagonista cuando es capaz de las fechorías que realiza. Por tanto las dos primeras escenas donde Jason Bourne demuestra lo que es capaz de hacer casi sin despeinarse son de lo mejor de la cinta. Además dentro de la "realidad" de la que hablaba, la escena central del filme, la persecución con el mini, esta más que bien hecha y resuelta.

En el plano de las interpretaciones es donde la cosa ya resbala algo más. Jason Bourne es interpretado por Matt Damon. Actor irregular donde los haya, pues es capaz de interpretaciones geniales ("Gerry" o "Finding Forrester") o de simplistas y malas (como las de "Legítima defensa" (The Rainmaker) o "En honor a la verdad" (Courage Under Fire) por citar algunas) aquí no lo hace mal, pero tampoco da el pego 100%. Nuse, su aspecto no es el de un asesino frío y calculador, pero vaya quizá ese sea el truco, que no lo parece y lo es. Esa dualidad es la que no me convence, pero tampoco me desagrada. Del resto del reparto, el único actor que está en la cinta es el bueno de Chris Cooper (el marine de "American Beauty" o quizá su mejor papel, el de "Adaptation") pero no tiene papel sobre el guión para hacer nada de nada.

..y hablando del guión, quizá sea también flojo, sobre todo rematado con el horrible final, pues no pega ni con cola (y menos mal que no dejaron el otro final rodado que se puede ver en el DVD, que es aún peor). No es la manera en que la acción pedía ser resuelta, aunque sabiendo que tenemos segunda parte (y sobre que va esta segunda parte) se entiende este final. Amén que la historia de amor entre los personajes centrales no pega ni con locttite.

En fins, una cinta de acción (pero no mucha) bien facturada, que adolece de buenas interpretaciones y de un mejor guión y/o final, pero que se deja ver y sale, al menos un poco, de las tónica acción-videojuego habitual en las pinículas facturadas desde la meca del Cine.

tomasín

Este fin de semana he vista la película española (bueno, en realidad es Mexicana y Española) "El Orfanato". En primer lugar he de decir que una de las cosas que más me "echa para atrás" a la hora de ver una cinta es la publicidad falsa y engañosa. El hecho de que Guillermo del Toro la produzca (igual que produce otras muchas cintas al año) se use como excusa para venderla como el "parangón", el "no va más", etc.. etc.. es un insulto. El pobre Del Toro no ha puesto más que el dinero, la cara en alguna promoción (debe sacar rentabilidad a su pasta) y poco más. Esta cinta tiene otros 6 (si SEIS) productores más.... Es decir, saquen sus propias conclusiones.

Lo segundo es que no trago a la señorita Belén Rueda. Nunca me ha gustado como actriz (que duro es escribir Belén Rueda y actriz en la misma frase), y últimamente, salvo sus operaciones de pechos, ni como mujer..que está muy desmejorada :( :( . Lo siento, no me creo nada de lo que intenta transmitir..y por ello, sus personajes pasan directamente a la carpeta de interpretaciones olvidadas.

Con todo ello, a la cinta le quedaba poco para poder triunfar. El guión de Sergio G. Sánchez es, lo siento, un plagio de varios éxitos en la materia. Podría nombrarlos ("The Sixth Sense", "Los Otros", "Lady in the Water", "The Village", y muchas otras). La dirección del jovencísimo Juan Antonio Bayona es bastante nula (este tío hasta ahora sólo había hecho hasta ahora videos musicales y poco más). En fin...cada vez menos.

Sin embargo, pese a todo esto la cinta se puede ver. Al menos no es desagradable :) y el rato se pasa bien. Todo es previsible y salvo un susto (UNO) de los miles que intenta tener, el resto no asusta nada. Pero la ambientación (el diseño de producción de Josep Rosell, y la dirección de arte de Iñigo Navarro, junto con la música) hacen de la cinta un rato agradable, sin más.