domingo, diciembre 17, 2006

Wii

Depsués de una odisea increíble, me he hecho con una consola Nintendo Wii. Y las sensaciones son la caña.

En esta consola la jugabilidad es TOTAL. Y además, se basa en algo bastante radical a las consolas "normales". No quiero decir que sea mejor ni peor, sino simplemente que es totalmente diferente. Se basa en jugar con un mando que captura los movimiento REALES que haces con el. Unas veces ese mando es una raqueta de tenis, o una pala de ping pong, o un hierro 3, o un bate de beisbol, o los guantes de boxeo.

Lo que más me ha maravillado es como captura el movimiento. Dentro de los juegos para aprender a manejar los mandos, hay uno de "una carrera de vacas" (XDDDDDDDDDDDDDD) donde manejas "el bicho" con el mando en horizontal. Hacia delante, aceleras, hacia atrás frenas, girando (como un volante) derecha e izquierda y...aquí viene lo bueno, subiendo el mando rápidamente hacia arriba, la puta vaca salta :-PPPPPPPPP Pues es tan sensible que puedes inclinarte un poco, controlar el salto y demás...es la caña.

Lo mismo pasa con los bolos...los efectos a las bolas son EXACTAMENTE IGUALES a tirar con una bola de verdad..solo que le mando lo tienes atado (gracias a Dios) con una correa a la muñeca XDDDDDDDDDDD. Hasta se puede golpear el bolo en la pista...se te puede caer XDDDDDDDDDD

Pero, de momento, a falta de probar el Zelda, que todo el mundo dice que si que es para un jugador, esta consola es para jugar en grupo y para jugar de pié, en medio del salón y haciendo el chorra :) :) :) :)

La sensación de que el Mii (así se llama el jugador, que lo puedes hacer a tu imagen y semejanza) hace lo que tu haces con los brazos es GRANDIOSA. Los juegos NO SON bestiales en cuanto a gráficos y demás, pero la sensación de jugabilidad es TOTAL.

En el tenis, el pique es brutal..y eso que sólo tengo 2 mandos. En mi salón con 4 mandos...un 2 vs 2 tiene que se de morirte de risa. Merece la pena para jugar entre varios muy mucho. No te digo más que ayer me dolía el brazo de tanto "movimiento". EL hecho de que el mando suena y vibra es cojonudo :) :) :) :)

Además, la consola se puede conectar a internet por WiFi...vamos...la caña :-P

viernes, diciembre 08, 2006

Decorando

Mi amor por el cine no es algo que deba ocultar a estas alturas. Posíblemente, junto con la F1 sea el único de mis hobbies. Además comparto cierto gusto y aprecio por algunas series de televisión. Haciendo memoria, no puedo recordar cuando empecé a tenerle tanto gusto, pero si recuerdo, con mucho cariño, algo que desencadenó curiosidad por el Cine "antigüo", por las pelis "viejas". Ese desencadenante fue Pierce Brosnan, bueni él no, o si...bueno, fue: Remington Steele

Adoraba esta serie. Me encantaba. La vi del primero al último capítulo y disfruté todos y cada uno de ellos. Había muchas cosas increíbles en la serie. El caracter de CLASE de Brosnan/Steele, la buena (y guapa) de Laura Holt (Stephanie Zimbalist), la persecución final, la historia diferente de cada capítulo, el lev motiv de que Steel no supiera quien era, que Steel era un ladrón haciendo de detective...pero sobre todo....era el juego de saber a que PELÍCULA hacía referencia el capítulo en cuestión. A medio capítulo, Steel, que era un empedernido amante del cine, decía: "Paramount Pictures 1956, Dean Martin, Jerry Lewis y Anita Ekberg embaucados........" Había relacionado el caso en el que trabajaban con una peli "antigüa"...y joder...¡¡¡ ERA ASÍ !!! ambos argumentos eran parecidos. Desde los primeros capítulos empecé a jugar con Steel a adivinar la película...casi siempre fallaba porque no había visto ESE CINE, pero unas veces (dos o tres) acerté y me sentía como Brosnan...¡¡¡ GENIAL !!!

Además, Steel tenía decorado su apartamento con carteles de películas. ¡¡¡ Era superior !!! Era increíble !!! ..y siempre deseé hacerlo...

Pues bien, el sueño está a punto de cumplirse. Debido a que mi novia tenía el cartel de "Memorias de Afríca" (además la versión original) enmarcado a juego con el tono de nuestro salón, decidimos ponerlo...y joder quedaba DE CINE.

Entonces me di cuenta de que podía intentarlo, podía decorar mi casa con carteles de Cine y que quedara "cool", elegante y bonito. Manos a la obra...

Muchas vueltas tuvimos que darle...y joder..me habrá visto miles de carteles..."Minority Report", "IA", "La Lista de Schindler", "La Naranja Mecanica"...y otras cientos de miles...pero al final, hasta que no fuimos al "Salon de Comic" de Getxo no pude dar rienda suelta a mis ganas de decorar el piso como Remington Steel....

Al final, en el salón, a "Memorias..." le acompañará, junto a ella, "El Paciente Inglés". Enmarcada en amarillo, las dos sobre el sofá principal.

A laderecha de estas dos cintas, irá un clásico entre los clásicos, mi película favorita de el genial Don Alfredo, "North By Northwest", o lo que es lo mismo, "Con la Muerte en los Talones". Enmarcada con un color wengue. Va só

Con esas tres películas, dos obviamente con el mismo "lev motiv" amarillos y África, y la otra, que va sóla en una pared, hacen un salón de Cine :) :) :)

El estudio, la habitación del ordenador y otras cosillas, era un reto. Está pintada de violeta y lila, con una cenefa en medio...si era la habitación de un bebe :) :) :). Pues bien, aquí ira una cinta escalofriante, delirante, y GENIAL, que le viene como añillo al dedo a la habitación de invitados...... "La Novia Cadaver" del bueno de Barton. Pero...no el cartel cualquiera..sino el cartel donde están los vivos, los más lúgrebes, los que no son alegres :) pero que reflejan la buena pareja que hacen Victor y Victoria (con sus orejaz)

Va con un marco blanco, a juego con el precioso blanco del vestido de Victoria, y un tono violeta...a juego con la misma habitación. Va a quedar, de miedo :) :) :)

Para finalizar, en la entrada, vamos a decorar con un cartel un poco más pequeño. No podía faltar un clásico, del cine silente, y cuyo autor, casi casi inventó esto del cine. "Metrópolis" de Herr Fritz Lang. Con un doble marco, uno exterior blanco y naranja y otro interior, metálico. Genial

En fins, el Cine estará en mi vida, dentro de mi propia casa, como homenaje a él mismo y en cierto modo a Remington Steel, y esa pasión por el séptimo arte

Flushed Away

Este es el título original de "Ratónpolis". As usual, mucho mejor que el traducido, pues tiene que ver con la propia película (y el responsable del doblaje que me explique que cojones tiene que ver ratonpolis con la película) ya que se trata de un descenso a los infiernos, a través de una taza de water (flushed away significa eso...tirado de la cadena :-P )

Esta película de animación (DREAMWORKS) está muy bien hecha...muy pero que muy bien hecha. Esto es lo mejor que se puede decir de ella :) ..pues el argumento es bastante plano y sencillo y las pretensiones bastante bajas. Vamos, que no se han comido la cabeza ni les ha llevado 6 años escribir el guión a Sam Fell, Peter Lord, Dick Clement y Ian La Frenais...guionistas bastante desconocidos todos, salvo el segundo, autor de guiones de "Chicken Run" y otras...

La cinta, como decía, cuenta la historia de Roddy (hecho a la imagen y semejanza de quién pone la voz, el bueno de Hugh Jackman), un ratón (sagutxu) mascota que tiene de todo menos compañía, pero que cae en desgracia al ir a parar a las alcantarillas. Allí descubre el amor, la amistad, etc...etc...La misma miel y babosería que siempre hemos criticado a Disney. Por ahí desfilarán una ratón llena de sorpresas (Kate Winslet pone la imagen y cara), un malo maloso (un sapo con la voz de Ian McKellen) y un secundario malo, quizá el mejor personaje, hecho también a la imagen y semejanza del genial Jean Reno.

Por destacar algo más positivo, a parte de la técnica de animación, son algunos chistes a costa de pelis, como no, de Disney. Paradoy de "La Dama y el Vagabundo", y otras, que salen mal paradas..pero básicamente dirigidas a un público atento (los niños no las pillas ni de coña).

A mi, me a decepcionado bastante, esperaba una peli más dura, crítica y con más humor ácido (joder..como la de Caperucita que comenté hace tiempo) o al menos, con más chica...Esta me ha parecido muy sosa.

martes, diciembre 05, 2006

Alicia en el país de los Zombies

2002

ALICIA, la protagonista de "Alicia en el País de las Maravillas", vencida por el sopor en una tarde de verano, a orillas de un río, sueña con un conejo blanco, que DESPIERTA su atención, porque entre otras cosas no había visto antes a un conejo vestido y con un reloj colgando. La niña sigue entonces al animal a la MADRIGUERA que se ABRE a pie de un seto y penetra por un LARGO TÚNEL que acaba convirtiendose en un profundo POZO; Es el camino que conduce al País de las Maravillas....

..esto es en lo que pense cuando terminó Resident Evil.

Alice (una guapisima Milla Jovovich, al menos de cuello para arriba, con unos ojos precioso, aunque está esquelética), la heroina de Resident Evil, se despierta en la ducha de una lijosa mansión, desnuda, y con signos evidentes de haberse desvanecido golpeándose fuertemente contra el suelo. Incapaz de recordar quien es y que coño hace ahí, como ha llegado, empieza a recorrer las amplias y deshabitadas estancias de la casa, decoradas con un vago estilo victoriano, casi identica a la de la pelicula "La Bella y la Bestia" de Cocteau, esas cortinas que se mueven con el viento en un ambiente tan inquietante....Husmeando entre los cajones de un tocador, repletos de ropa intima de mujer, descubre una sofisticada arma, protegida por un código secreto, sofisticado método de seguridad; De pronto, zas, las ventanas de la habitación revientan y unos comandos especiales penetran en el lugar; Es la antesala del espanto. La casa es la tapadera de un vasto complejo subterraneo (La Colmena o The Hive) en el que la compañia Umbrella se dedica a la ingenieria genética y al desarrollo de armas biológicas, entre ellas el temible T-Virus, que convierte a sus victimas en muertos vivientes ansiosos de carne humana, sobre todo la de la jovovich. Este virus ha sido liberado acabando con todos los miembros de Umbrella. Ahora es el comando quien deberá saber lo que ha pasado y limpiar la colmena....

Con un maligno sentido del humor, Paul Anderson confiere a Resident Evil una encomiable textura de pesadilla, que para mi de manera perversa evoca al clásico de Caroll, convirtiendo a la niña soñadora en una atractiva, vaya si lo es, mujer sin memoria, a los blancos conejos en guerreros modernos, al multicolor País de las Maravillas en un sombrío complejo de acero, cemento y cristal y a los moradores del cuento de Lewis en una marabunta de Zombies hambrientos.

A diferencia de engendros como "Super Mario Bros.", "Dragones & Mazmorras", "Tomb Raider", "Street Fighter" y demás, Residente Evil, SE PERFILA COMO LA PRIMERA PINICULA BASADA EN UN VIDEOJUEGO QUE PIENSA MUCHO MAS EN EL ESPECTADOR CINEMATOGRÁFICO QUE EN EL FAN DE SEMEJANTE PASATIEMPO ELECTRÓNICO.

Esta pinícula dirigida por el cineasta británico Paul Anderson, es un relato de terror con elementos de SF, algo para lo que el realizador ya había demostrado SOBRADAS capacidades con su genial, diferente, terrorifica, claustrofóbica y sorprendente "Event Horizon" (1997). Para esta ocasión desempolva todo el arsenal de convecciones sobre zombies hambrientos de carne humana, que vienen de muchos años (Zombie de George A. Romero es la clasica, unica, mitica e inigualable, que recomiendo desde aquí). Estos cliches pueden resumirse en la conspiración política o corporativa que oculta experimentos;la muerte masiva de personas que luego reviviran como zombies;El grupo de militares que vienen a ayudar;El grupo de protas encerrados que luchan por salir de alli y escapar del asedio de los zombies ávidos de carne y sangre; etc..Ideas a las que Paul Anderson le ha añadido una serie de imágenes impactantes, aunque recurrentes; La heroina o héroe que trepa por un muro mientras abajo están los cientos de miles de zombies, a sus pies;El tipo que lanza gritos a la vez que es devorado por miles de zombies; Los zombies que caen abatidos a tiros pero se vuelven a levantar, es decir, si me refería a un homenaje a Alicia en el País de las Maravillas, también he de citar una constante referencia a George Romero y sus cintas.

Bien rodada y montada (anuque por ahi me dicen que se han suprimido escenas violentas por eso de lo politicamente correcto, que antaño se hubieran mostrado sin pudor, me refiero a los 80´s) , Resident Evil me parece que flaquea en su segunda parte. Hasta que Alicia se da cuenta de lo que es, con esa patada voladora al can asesino, la peli, como digo hasta ahi es GENIAL en su planteamiento y en su realización. Por ejemplo, la muerte tan temprana del jefe de los soldaditos de la empresa, la cual es un verdadero homenaje a mi querida "The Cube", y está muy bien llebada, o el principio y la chica que saca la cabeza por el ascensor, parece que se vaya a salvar, pero no. Como digo esta primera parte, con los güiños a Alicia, es sobervia, y muy muy entretenida. A partir de ahi Paul Anderson no sabe como añadir nuevos matices a la acción, haciendola progresar a base de encadenar situaciones tensas, secuencias de acción con otras de terror. No obtante, la labor del realizador es buena en el sentido que mantiene vivo el interés del espectador gracias a numerosos detalles de puesta en escena: Los planos subjetivos de las cámaras de seguridad desde donde el ordenata que controla a The Hive ejecuta su plan de emergencia para neutralizar cualquier escape vírico aunque esto suponga la aniquilación metódica del personal de Umbrella (sensacional secuencia inicial); En las ventanas de La Colmena pueden verse un Skyline a la vez que suenan sirenas, tráfico, en fin ruidos de la gran ciudad; La escena donde todo cobra sentido y se resuelve el misterio, es decir cuando cada uno sabe quien es quien y quien vertió el virus; o por supuesto el gran plano final que me ha encantado, donde se nos muetran las calles de Racoon City devastadas por un horror ya pasado (pero que conocemos), que contrastan con el aséptico orden del hospital donde Alice, de nuevo, despierta a un Apocalipsis de nuevo como ha ocurrido al incio de la cinta.

En cuanto a las interpretaciones, me quedo con las féminas. Michelle Rodriguez , que realiza un muy buen trabajo teniendo en cuenta el tipo de pelicula que es, y una mas que aceptable, es decir la mejor del reparto Milla Jovovich que tiene un papel para su lucimiento. (y muy aceptable es algunas escenas con poquiiiiiiiiisima ropa, vamos que hay una escena que se la ve el terciopelo azul :D).

Como he dicho los efectos especiales son cojonudos a lo largo de la cinta, y los zombies están muy mu bien. Además no hay un tipico habanico de sustos, sino que están bien repartidos.

En el aspecto sonoro, Manson y Beltrami están muy bien, acompañando justo a la acción, aunque un porco forzados en el terror.

Resumiendo, una agradable sorpresa, quien pensaba que esto era un pestiño infumable, sino que es una más que buena adaptación, porfin pensando en el espectador y no en el "jugon", bastante superior por cierto a lo que ya hiciera P. Anderson con "Mortal Kombat" donde hizo una mierda. Esta cinta tiene una primera parte excelente, aunque en conjunto no vaya a pasar a la historia del Cine. Entretenimiento de calidad.

Puntuación:
Resident Evil --> 6,5 / 10

Alicia en el País de las Maravillas

No, no voy a hablar de la obra de Carrol..sino de "El Laberinto del Fauno"..pero es que ambas obras (una literaria y otra cinematográfica) comparten muchas cosas. No sólo que la protagonista es una niña que vive aventuras en un mundo de fantasía (¿o no?), no sólo que ese mundo de fantasía se mezcla con la realidad..en el fondo es que ambas tienen un universo común y en el caso de Guillermo del Toro, un amor por hacer lo irreal más cercano.


El género fantástico es uno de mis favoritos. Pues permite unas licencias (bien entendidas) que otros [géneros] no pueden permitirse. Del Toro tiene afición por sumergirse en estos mundos irreales y fantásticos para contarnos historias REALES. "HellBoy" no es más que una historia de detectives, policías y demás, rodeada de un protagonista fantástico. "El Espinazo del Diablo" es una historia de rivalidades, rencor, odio y escapismo, rodeado de un aura de muertos vivientes y espíritus. "Balde II" etc..."Mimic", etc. "El Laberinto del Fauno" no podía ser menos. A trvés de una fábula, de un cuento, Del Toro nos trasmite un pasaje (más o menos inventado, eso es lo de menos) de la guerra civil Española. Un pueblo dominado por un Capitán asesino, cruel y despiadado a donde llega su nueva mujer (embarazada) y la anterior hija de esta (la prota).

La niña, para evadirse del mundo cruel que la rodea, se sumerge en un mundo de fantasía, a través de un misteriosos laberinto (el del Faun0), un Fauno, un libro, una tiza y un hada. ¿munda fantástico? ¿realidad? ¿Cuál de los dos mundos no existe?

La película en rasgos generales está bien. Los defectos, pues el descaro con el que el guión es deudor a libros y películas anteriores: La comentada "Alicia en el País de las Maravillas", "La Vida es Bella", "El Resplandor", etc... Yo no me voy a encargar de desvelar escena por escena, eso se lo dejo a mis lectores, pero hay muchas ideas "tomadas prestadas". El otro GRAN punto débil es el excesivo maniqueísmo de la cinta. Los "fachas" son muy malos, los "maquis" son muy buenos y la crueldad de los primeros es muy mala, pero la crueldad de los segundos es normal.

Los puntos fuertes, pues los mismos de Del Toro que comentaba. Lo bien que el guión cruza ambas realiades. No cruje por ningún sitio. La niña entra y sale de ambos mundos sin que nada resuelte forzado y la historia transcurre muy bien por estos derroteros. Las imágenes de fantasía (el Fauno, el otro bicho con ojos en las manos, las hadas, etc...) son preciosas, con una belleza impresionante. Por otro lado, la descripción de personajes (maldades y bondades a parte) es para mí, perfecta. Pocas veces se puede dibujar un malo (el Capitán) tan bien, una sufridora (la madre), una heroína (Mercedes), un bonachón doctor, etc... Por ello, las interpretaciones son perfectas, salvo, como siempre la niña (muy pocas veces me gustará una interpretación de un niño, pues no actúa..salvo contadas y honrosas excepciones: "La Guerra de los Mundos", etc...). Sergi López está, sencíllamente GENIAL. Es sin duda un verdadero ogro, un verdadero demonio, mucho más cruel que los que habitan en el mundo fantástico. Su Capitán Vidal debería verse en las escuelas de Cine. Maribel Verdú (que se pasa vestida toda la película :-P ) lo hace muy, pero que muy bien. Le come la cámara, la pantalla y todo a la mismísima niña, a Ariadna Gil y por momentos a López. Ivana Baquero (la niña) como digo, no me dice ni fu ni fa. Si, vale, está bien, transmite lo necesario, pero no creo que sea mérito suyo, sino del guión y de los tutores que la hayan "tratado" durante el rodaje. Mención para el bueno de Álex Angulo. Tiene un par de momentos muy buenos, en especial el último de ellos, con dos cojones.

Los F/X están muy logrados. Reyes Abades está detrás de todo el tinglado. Destaca la BSO de Javier Navarrete y la fotografía de Guillermo Navarro (ha trabajado en "Kill Bill", "Jackie Brown", "Memoria Letal", etc..).

En fins, una buena película de género, que merece la pena disfrutar y dejarse invadir por dos visiones aterradoras (una más que otra, desde luego) de mundos diferentes, pero no tanto, que se mezclan en la imaginación de una niña...¿o no?

lunes, diciembre 04, 2006

Jean-Baptiste Grenouille

Así se llama el protagonista absoluto de "El Perfume: Historia de un Asesino" ....¿o no?. ¿Quién o qué es el protagonista de esta novela? Yo opino que no es Jean-Baptiste...sino que los verdaderos protagonistas de la novela son el egoismo, la auto-satisfacción, la fealdad, y sobre, todo el sentimiento de pertenencia (a un grupo, a la humanidad, a la sociedad, a lo que sea, pero pertenecer a algo, no ser un ente aislado). ...luego seguiré con este tema.

"El Perfume" (cuyo título original es: "Das parfum. Die geschichte eines Muders" pues Patrick Süskind era alemán) es una de esas novelas GRANDES. Consideradas entre las más grandes de la historia. Yo la leí hace mucho. Muchísimo, pero mi recuerdo, mi "regusto" es que era un libro excepcional. Era una historia increíble, tan bien escrita y creada que era redonda. Además contiene pasajes subyugantes, otros embriagadores (nunca mejor dicho), otros sojuzgantes, en fin, cientos de miles de sentimientos en un mismo libro.

Pues bien, ahora han hecho una película (una producción germano-francesa-española) que trata de llevar a imágenes esta gran obra. El resultado, a mi juicio, es muy bueno. Casi toda la esencia está bien plasmada, aunque obviamente, y al hilo del primer párrafo mío, yo le encuentro una pega :-P.

Las interpretaciones son muy buenas. El casi desconocido Ben Whishaw como Jean-Baptiste lo hace muy bien. Atrapa lo importante del personaje y recrea al asesino de una menera muy buena. Dustin Hoffman como El Gran Baldini está soberbio, pena que sea sólo un pasaje más de la vida de Grenouille. Alan Rickman (este genial actor secundario, que puede hacer de malo maloso ("Robin Hood", "La Jungla de Cristal", etc..) de cómico o de buenazo, siempre con una solvencia increíbles y con un aplomo muy bueno. Es una pena que no sea un habitual de las carteleras. Después hay un puñado de personajes más secundarios, donde destacan las diferentes bellezas femeninas. Era imprescindible contar con mujeres muy jóvenes, casi niñas, que tuvieran un atractivo físico (obsesiones capilares incluídas) innegable. Entre ellas destacan Rachel Hurd-Wood (la hija de Alan Rickman en la peli) y Karoline Herfurth (la chica de las ciruelas amarillas). Ambas dos, son bellezas niveas, dulces, jóvenes (una tiene 16 años, y la otra 22 ), de preciosos ojos y cabello. Exactamente como describía Süskind en el libro.

El punto fuerte de la película es el saber atrapar al espectador en la vida de Grenouille, así como transmitir de una manera expléndida el sentido del olfato, los olores, las fragancias ¡¡¡¡ algunos momentos parece que floten en el aire de la sala los olores descritos en pantalla ¡¡¡ y sobre todo la importancia del olfato en la vida de Jean-Baptiste. La escena de la creación de la fragancia en casa de Baldini es, sencillamente, impresionante. Así mismo, casi todas las escenas de Jean-Baptiste en acción son muy buenas. También destaca la crueldad de algunas imágenes, como el nacimiento del protagonista, etc. También reflejando la franqueza con la que Süskind escribió el libro.

Otro de los aspectos fuertes, es lo bien que se ha cuidado de reflejar las técnicas descritas en el libro para "atrapar" los olores. Así como el "ritual" de Jean-Baptiste para con sus víctimas. De todas las escenas, destaca la entrada de Alan Rickman en el cuarto de su hija. Preciosa, bella y que recuerda, casi al 100%, a la novela.

¿Qué era eso que no le gustaba a un servidor? Pues la necesaria (la película tiene que vender) mezcla "melosa" con la que han acabado el libro. Voy al grano (retomando el primer párrafo). Jean-Baptiste era diferente. Era rechazado. No era aceptado ¿Porqué? ¿Sólo porque no tenía olor? Pues si y no. Había mucho más ahí dentro. "El Perfume" es una libro sobre el rechazo, sobre sentirse diferente y como querer integrarse. El camino de Jean-Baptiste (un descenso a los infiernos desde que fue parido) es un intento de reinserción en un grupo. Pues bien, la película pasa por esto de un modo muy somero. Como decía se centra más en contar la historia (y contarla de muy buenas maneras) que en el quid de la cuestión. Obviamente estoy hablando de lo QUE PARA MI ES LA ESENCIA MISMO del libro, quizá otro lector no opine lo mismo. Jean-Baptiste (del libro) ora pasaba desapercibido ora era tratado como un apestado (valga la contradicción). Era rechazado desde niño. Sin ser espantoso, la gente apartaba la mirada de él...Pero el quiería ser como los demás. De ahí su cruzada para obtener la fragancia maravillosa. El Jean-Baptiste (de la película) es un ser diferente pero más bien "agraciado" con su don. Y su cruzada, da la sensación en la película, es más para beneficio del amor mundial que personal....o al menos da esa sensación. Se que es difícil de explicar, y hasta que no hayas visto la cinta no podrás juzgar por ti mismo...pero la sensación que he tenido, es que se ha tergiversado el concepto de "El Perfume" literario.

De todas formas, siendo una película lo que juzgo en estas líneas, no es un pecado tan grave. Una película debe desatarse por sus propios derroteros, y creo, que esta "El Perfume" es una gran película, no tan redonda y genial como el libro (faltaría más) pero si bien hecha, atrayente, preciosa y por momentos dura. Muy recomendable

jueves, noviembre 30, 2006

Increíble !!!!

...bueno..bueno..que curiosas son las cosas algunas veces...En la entrada anterior, dije que no volvería a ver un episodio del "Halcon Callejero" ...pues bien...creo que tendré que ver alguno más :-P

Anoche, me dispuse a borrar los otros 5 episodios que tenía bajados (del 2 al 6), pues el piloto lo borré ipso-facto cuando acabé de verlo.. Empece de abajo arriba, y justo en el último (el 2º, titulado "Otro Y0") me equivoqué y lo reproduje en vez de borrarlo (di al enter antes que al suprimir :-P)...bueno..aguanté 10 segundos los títulos de crédito, como quien piensa...ahí te quedas..son tus últimos estertores...pero Ohhhhhh My Gooooooooooood...justo cuando me disponía a darle el tiro de gracia..aparece en la pantalla: "Starring: George Clooney" .....Joder...joder....En este engendro de 1985 ¿aparece George Clooney? ..esto no me lo puedo creer...y me vi enterito el capítulo :) :)

La estructura de los capítulos de "El Halcón Callejero" es igual que la del "Coche Fantástico"..siempre hay un malo maloso por capítulo al que nuestros héroes: Jesse Mach y Norman Tuttle se enfrentan...Pues bien, es este segundo capítulo, el malo maloso no es otro que George Clooney haciendo de un gran conductor de coches que quiere matar al Halcón.. ..vean vean...aquí unas capturas del episodio....

Un jovencísimo Clooney, que acababa de empezar en la televisión...ay quien te viera y quien te ve. Estoy seguro que en 1985, cuando vimos la serie, nadie de nosotros sabía quien era este tipo y donde llegaría....

miércoles, noviembre 29, 2006

Que mal envejecemos



Hace unos días, me bajé los primeros 6 capítulos de la serie: "El Halcón Callejero" ....serie del 85 que recordaba con buenos ojos ....pues vaya mierda :( :( :(

No he aguantado más que el primer capítulo, el piloto..y bueno..que horrible....que cutre !!!!. Las escenas de acción son malísimas, no hay tensión y el argumento es una tontería. Los personajes son planos y con todos los "clichés" posibles...

Destaca el tema técnico de la "amoto"...es horrible !!! Se nota que es una todo-terreno medio modificada con plásticos para hacerla bonita..super cutre.

Entre el reparto, aparece un jóven Christopher Lloyd (ese mismo año hacía Back to the Future con la que saltó a la fama)....Pero todas las interpretaciones son nefastas :)

En fin, como una serie en su día podía parecerte una genialidad, pero ahora, 21 años después, descubres que es una auténtica mierda. Por cierto, sólo duró 13 episodios en USA..

lunes, noviembre 27, 2006

Muere Otro Dia

Noviembre 2002

Vuelta a los orígenes.....

La primera impresión tras "Die Another Day" es que esta vez Bond se ha rehecho, se ha mejorado, y a vuelto a sus orígenes. Ahora sí, estamos (de nuevo) antes el mejor Bond, el más parecido al genuino, al que alcanzara la cúspide en por ejemplo, "La Espía Que Me Amó".

Esta cinta de Sr. Lee Tamahori (autor el año pasado de "La Hora de la Araña", y de "El Desafío") consigue volver a los orígenes de Bond, centrarse en el personaje y en sus virtudes (y fallos) y hacerlo correr unas aventuras (actualizadas claro) con el mismo aire y estilo que las mejores de la serie.

Superado los bajones de "El Mañana Nunca Muere" y "El Mundo Nunca Es Suficiente" se recupera en esta pinícula el ambiente, los maneras y LA CLASE de los inicios de Bond.....vuelve a lo auténtico. Aquí se recupera el CARISMA, el secreto del éxito. De nuevo se recupera la combinación de ELEGANCIA, HUMOR (CÍNICO por todas las esquinas), diálogos que a simple vista son de besugos pero que rebosan doble (y triple sentido), la autosuficiencia y amor al riesgo y el desastre (descrita por uno de los malos impecablemente) y por supuesto una renovada SEDUCCIÓN. Todas esas características que le han dado a Bond el estatus que tiene (y el doble 0 ;)) y el lo que hace que Bond no tenga rival (dentro y fuera de sus pinículas) por mucho que le intenten imitar siempre fracasarán (como el malo de esta "Die Another Day").

Esta cinta, desde el inicio ya muestra el camino que tomará. En para mí sin duda, los mejores créditos de la saga, combinando las ya tradicionales mujeres, en singulares formas, movimientos, haciendo referencia a la cinta, ese hielo y fuego tan sutil y perfectamente mezclado (precioso), pero INTRODUCIENDO ALGO NUEVO, que es mostrar a la vez hechos RELEVANTES DE LA PINÍCULA (es más, siguiendo con el argumento). Para luego comenzar lo que es sin duda un pinícula de homenaje a si mismo, pues toda la cinta contiene lo original, lo genuino, mezclado con el toque de Brosnan. Toda esto queda reflejado en la escena del metro, iniciada con una pugna con M (de nuevo genial Dench) para acabar con Q (o R según se mire, pues tras Desmond Levely, viene John Cleese, GENIAL en su papel) en un homenaje PRECIOSO a toda la saga, mostrando los "gadgets" de casi todas las anteriores cintas (un zapato de "Desde Rusia con Amor", el artilugio volador con el que Connery abandona una clínica, el engendro volador de Dalton en otra cinta, y cientos de miles de cosas que hay por ahí), con comentario incluido de Bond: "..es aquí donde se guarda todo..." y el genial: "..todavía funciona", para acabar recordándonos que el homenaje acaba donde estamos, en el presente, con la presentación de su nuevo coche, de nuevo regresamos al pasado, un Aston Martin.

En esta cinta se nos muestra a un Bond que sufre, más de lo habitual y que tiene que luchar por recuperarse a si mismo. Y vaya si lo hace. Durante toda la cinta asistimos a la recuperación del Bond CINICO. No para de soltar frases con doble y triple sentido (ahora mismo recuerdo cientos a lo largo de la cinta)...que se había perdido en las dos (tres me atrevería a decir) anteriores entregas con Brosnan. Bond no para de seducir (sin tapujos, sin censuras), Bond no para de dejar claro quien es el que tiene CLASE, es sin duda, esta cinta, el mejor exponente del universo Bond. Es decir, cuando empieza una cinta de James, ya sabes que desde ese momento y hasta el final, todo lo que pueda ocurrir en la mente del guionista y que Bond pueda llevar a cabo, OCURRIRA, porque es Bond, SE LO HA GANADO. No tratan de colarnos goles, de explicarlo científicamente, es BOND y punto.

En cuanto al resto del reparto, Dench dando el nivel de M de siempre. Un John Cleese genial en lo poco que aparece, bien por el guión (esas frases MORDIENTES CONTRA BOND ["..yo si que lo ocultaría.."], o ese doble sentido con Monipenny) o bien por su actuación, como se hace el ofendido con Bond, o al final, cuando se da cuenta de lo que le ha dicho a la secretaria más famosa del cine. Mandsen haciendo de lo que sabe, de yanqui desaliñado, igual vestido que siempre y de desorganizado párriba. Destacar sin duda a Berry. Desde guapísima a escultural, pasando a muy importante para la cinta. En esta pinícula, la chica Bond (buena) no es sólo un mero florero (el patético ejemplo de la Richards) sino que es un personaje más que importante. El la viva imagen de Bond, pero en yanqui. Desordenada, cínica también, seductora, e intrigante. Además, es parte de los homenajes al pasado de esta nueva entrega, pues su entrada en escena, salida del agua, recuerda al Dr. No, a la Ursula, con cuchillo incluido.

La historia, que no se centra en sólo la acción, sino en encadenarla de muy buena forma, con giros buenos (mira que cuesta que me la cuele, pero esta vez no pillé quien era el malo) tiene un ritmo propio de las cintas de antaño de Bond, pausas eróticas incluidas. Los escenarios, preciosos, esa Islandia fría y esa cálida Cuba, con un poco de Londres. Las escenas de los coches, de nuevo guiño al propio Bond, con ese juego de yo saco misiles y tu disparas con lo mismo, es muy buena, así como la incursión final, con doble sentido, ese Ikarus, padre e hijo, intentando subir al cielo, con un traje construido, para acabar en tierra, derrotados por el propio Sol ;)). Por cierto, genial escena de Monipenny al final, con guiño (enésimo y bonito) a la saga tradicional.

Mención a parte para el bueno de Brosnan. Aquí hace su mejor Bond, no sólo por que de guión su personaje es infinitamente superior a los anteriores, mejores líneas, más cinismo, mas hincapié en las características clásicas de Bond, sino por algo que no da un guión o un director, LA ELEGANCIA, LA CLASE. El ejemplo que deja sin palabras (Cris tienes que verlo) es ese Bond escapando en pijama, sucio, con una barba de 14 meses, pelo idem, y entrando en el casino (donde sino), mojado, sucio, pero sin ESTAR FUERA DE LUGAR. Ese caminar, esos gestos, los movimientos y sus palabras, esa indiferencia, ese TODO, resumiendo, clase, la clase que exige Bond, James Bond. Otro ejemplo es su aparición en La Habana, sin desentonar, marca la diferencia con una clase impresionante.

Resumiendo, grata sorpresa dentro del Universo Bond, pues la cinta es una de las mejores de la saga, bien podría estar junto a las de antaño, pero con el necesario renovado y algunas cosas nuevas, como potenciar el personaje Femenino, y con un Brosnan PERFECTO.

Puntuación:
Muere Otro Día --> 8,5 / 10

Licencia para matar


He visto por fin la nueva entrega de Bond, James Bond. Creo que es necesaria una introducción. Soy un fanático de la saga de Bond. No porque las haya visto todas, me sepa las historia de memoria..sino porque el Universo Bond me fascina. Dentro de las pelis de Bond todo vale, siempre y cuando siga unas leyes no escritas. Obviemente hay pelis y PELIS de Bond, pero el personaje, casi siempre, ha seguido el mismo Lev Motiv.

Luego colgaré mi crítica de "Muere Otro Día" (la para mí mejor cinta de Bond de la era Brosnan), pero, siendo justos con "Casino Royale", esta me ha encantado.

Muchas "ostias" le han caído a Daniel Craig antes de ni siquiera enfundarse el smoking. Pero este tipo, no sólo pasa con nota el examen, sino que marcará una época en la historia de Bond. Tan bueno, estoy seguro, como la de Brosnan. Mejor que la Dalton y Moore.. ¿Why? ...pues porque esta PRIMERA entrega de la historia de Bond ("Casino Royal" es una precuela, es LA GÉNESIS del personaje) exigía un personaje RUDO, falto de estilo, de modales, pero que LOS ADQUIERE, LO APRENDE, y sobre todo GESTA un personaje.

Es impresionante todo lo que hay que esperar para oir ese: "Mi nombre es Bond, James Bond"..pero es que suena, en el momento que Craig SE CONVIERTE en Bond. Hasta entonces, está aprendiendo a ser un agente doble cero. Creo que da la talla sobradamente como decía...

Esta cinta, como decía cuenta como un agente secreto pasa a tener licencia para matar. La primera misión de Bond, donde aprende a ser duro, a sufrir, a pensar, a ser frío, a ser calculador, a ser misógino, etc. Me encantó, me chifló la manera en que conocemos porqué Bond viste (y de que manera tan elegante) smoking. Porqué le gusta el Martini con Vozka mezclado no agitado (¿o era al revés?), porqué le encantan los Aston Martin, porqué esa relación con M, etc....

Bond se forja a través de la película, y el espectador con él. Asistimos a una acción contenida y más real que nunca. Vemos correr a Bond como correría un tipo que persigue a un negro con una mochila llena de explosivos, como le "ostian" hasta en los genitales (literal), etc...

El guión es complicado, pero se desarrolla con fluidez y resulta propicio para lo que se pretendía. No hay giros inexperados, todo lo contrario, son lógicos y adivinables. Pero esto no es fallo, sino que es lo que debería pasar y por tanto no queda fatal.

En fin, tampoco quiero destriparla del todo. Creo que como amante de las pelis de Bond he quedado totalmente satisfecho. La cinta está llena de ironía, diálogos entretenidos y originales. De acción, de chicas despanpanantes, de coches último modelo, y de la melodía de Bond.

¿Mezclado o agitado?

Scorsese resucitado

Este fin de semana, he podido disfrutar de la última entrega de Martin Scorsese: "The Departed", o sea, "Los Infiltrados". Esta cinta cuenta la historia de un policía de Boston infiltrado en la mafia y de un mafioso infiltrado en la policía. Ambos dos, se cruzarán a las órdenes del mismo jefe (Jack Nicholson), duro, sin concesiones, sanguinario y listo.

El planten de actores, a priori, es impresionante: Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Jack Nicholson, Mark Wahlberg, Martin Sheen, Alec Baldwin (que está cebón como el sólo), Vera Farmiga, etc... A posteriori, se confirma que, y lo que es mas sorprendente para mi claro, un Leo di Caprio que me ha fascinado, no me esperaba que fuera capaz de esto, e independientemente de que es un casting muy sólido (exceptuando a la muchacha), además de destacar a di Caprio tengo que hacerlo con Wahlberg, un actor que a lo tonto a lo tonto, me va convenciendo.

La historia es sencilla, sin subtramas complicadas y Scorsese se centra en contarla, como él sabe. Magnifica por tanto.

Una peli no solo muy entretenida y con un ritmo que no decae en dos horas y media, sino que es
Además un Scorsese al más puro estilo, desesperada y oscura. Dura y sin concesiones. Terrible por momentos, pero sencilla de seguir.

Destacan otros dos aspectos técnicos: Howard Shore hace un score potente y subyugante por momentos (Bernat, creo que te encantará). Michael Ballhaus en la dirección de fotografía está soberbio..y eso que la he visto en casa, y de un DVDRip..pero el trabajo es magnífico. Sobre todo con los ambientes cerrados y oscuros (oficinas, almacenes, encuentros nocturnos, etc...).

En resumen, una buena película de "thriller" policiaco, negro y gangters. Con la marca de la casa Scorsese y muy buenas interpretaciones, así como aspectos técnicos.

viernes, noviembre 24, 2006

16 días de retraso...

No se si será que ando con mucho trabajo, o que últimamente tengo un tiempo limitado para hacer las cosas..pero en el fondo pienso que TENEMOS UNA MIERDA DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN......

Hoy me he enterado (gracias Bernardo) que el gran y genial Basil Poledouris falleció el 8 de Noviembre. Descanse en Paz.

¿Donde está la noticia en los medios? ....¿Cómo no le han hecho más de 40 homenajes, uno por cada una de sus grandes composiciones para el Cine?

Es de locos, se nos va un gran compositor, a una edad jóven (nació en Kansas en 1945), y nadie dice nada...Bueno claro, es sólo cultura, sólo se trata de Cine, de música para Cine, para más inri.

Basil fue el autor (una pena que tenga que poner fue...) de muchas bandas sonoras geniales ("La Caza del Octubre Rojo", "El Lago Azul", "Startships Troopers", "Robocop", etc.) Pero sin duda, siempre tendrá un lugar en mi corazón, en mi alma, y supongo que en muchos corazones y almas de millones de personas, por ser el autor de la banda sonora, del score, el compositor, de la gran música de "Conan". Una banda sonora que siempre resonará en nuestra cabeza, en nuestros corazones y que nunca podremos olvidar. Una banda sonora que sirve hasta para casarse. Que emociona, que altera, que sustrae, que hierve, que es dulce, que es dura. Una de las BSO´s más bellas (y copiadas) de la historia. Por si sólo constituye ya una joya, pero es que es el ejemplo perfecto de como una música por sí sola puede contar toda la película (o casi). En 1982 Basil Poledouris compone esta joya de música, que tiene una perfección de ritmos, tanto para los momentos épicos como para los momentos más llanos impresionantes, y que engarza como una joya perfecta con el tono que Milius le da a la cinta. Una Banda Sonora copiada hasta la saciedad, incluso por el propio Poledouris (Aunque el plagio más claro es "Desafío Total" de Goldsmith, y otras como "Robocop" son deudoras de esta Conan). Eso sí, se nota el tono Wagneriano de la misma, que por cierto, lo pedía a gritos. Banda sonora que siempre llevaré en mi corazón.

Va por ti, Basil.


The Legend of Butch and Sundance
The Touch
Crocodile Dundee in LA
Cecil B. DeMented
Mickey Blue Eyes
For Love Of The Game
Kimberly
Les Miserables
Starship Troopers
Breakdown
Switchback
The War At Home
Amanda
Celtic Pride
It's My Party
Under Siege 2
Free Willy 2
The Jungle Book
Lassie
Serial Mom
On Deadly Ground
Free Willy
Hot Shots! Part Deux
Robocop 3
Wind
Harley Davidson and the Marlboro Man
Return to the Blue Lagoon
The Hunt for Red October
Quigley Down Under
White Fang
Flight of the Intruder
Farewell to the King
Flesh and Blood
Spellbinder
Split Decisions
Robocop
No Man's Land
Cherry 2000
Iron Eagle
Making the Grade
Conan the Destroyer
Protocol
Red Dawn
Conan the Barbarian
Summer Lovers
The Blue Lagoon
The House of God
Big Wednesday
Tintorerra
Extreme Close-Up


2003
2002
2001
2000
1999
1999
1999
1998
1997
1997
1997
1996
1996
1996
1996
1995
1995
1994
1994
1994
1994
1993
1993
1993
1992
1991
1991
1990
1990
1991
1991
1989
1990
1988
1988
1987
1987
1987
1986
1984
1984
1984
1984
1982
1982
1980
1980
1978
1977
1973







Mini-Series



Lonesome Dove* (8 hour mini-series)
Zoya (4 hour mini-series) (theme)
Amerika (14 hour mini-series)


1989
1995
1987


Television



Love and Treason
If These Walls Could Talk II
Life & Times of Ned Blessing (pilot)
Nasty Boys "Lone Justice"
Nasty Boys (pilot)
L.A. Takedown (pilot)
Intrigue (pilot)
Island Sons (pilot)
Prison for Children
The Twilight Zone "A Message from Charity"
The Twilight Zone "Monsters"
The Twilight Zone "Profile in Silver"
Misfits of Science (pilot)
Alfred Hitchock Presents (pilot)
Single Women, Single Bars
Amazons
Fire on the Mountain
A Whale for the Killing
Dolphin
90028
Three For The Road
Congratulations, It's a Boy


2001
2000
1991
1990
1989
1989
1988
1987
1987
1986
1986
1986
1986
1985
1984
1984
1981
1981
1979
1979
1974
1971







Other Works



1996 Atlanta Olympic Games (Opening Ceremony)
Conan Sword & Sorcery Spectacular (Universal Studios' live stage show)
American Journeys (Disneyland)
Flyers (IMAX)
Behold Hawaii (IMAX)







*Emmy Award Winner for Best Score

jueves, noviembre 23, 2006

El Ladrón de Tumbas

Después de quitar un poco las "telarañas" del Blog, pues llevaba muchos días sin actualizarlo, y ya había recibido críticas por ello (joe..que no tengo tiempo...que trabajo mucho :-P), vuelvo a comentar un libro. Esta vez, le toca a Antonio Cabanas. Este tipo, un piloto del SEPLA, cuya afición es Egipto, ha escrito un par de libros sobre esta civilización.

Sin mucho estilo litarario, más bien pobre y corto de recursos, compone un libro aceptable. No busquéis en este libro (y por ende en el autor, pese a que no he leído el otro libro que tiene) arte literario, pues no lo tiene. ¿Y que tiene? ¿Porqué lo has leído? ..empezando por la última cuestión, pues porque me lo regalaron. Uno tiene una norma, no sólo ama los libros, sino que si me regalan un libro, he de leerlo ASAP. Así que doy las gracias por los libros regalados (este y otro anterior, "La Guía del Autoestopista Galáctivo" GENIAL !!!!, gracias Ana, gracias Jago). Además, obviamente, porque (y esto lo sabía la autora del regalo) me fascina el mundo Egipcio :)

Las virtudes del libro, pues ni más ni menos que contar BIEN una historia ambientada en Egipto. La forma que tiene el autor de fundir dos mundos tan distintos, coincidentes en el espacio y en el tiempo. Excelente ambientación histórica, muy trabajada y documentada por el autor (Egipto es su pasión, faltaría más), perfectamente ambientada en la época del último Gran Faraón (Ramsés III).

Un aspecto muy relevante, es que Antonio Cabanas nos muestra las dos caras del Gran Egipto: la del pueblo llano, y la de las altas esferas de sociedad, unidas casualmente por un capricho del destino al encontrarse dos viajeros en el camino de Menfis. Nos narra la historia de una familia de parias, dedicados al saqueo de tumbas, que milagrosamente sobrevive a todas las desventuras.

Como decía, lo mejor es la descripción de aquellos exóticos paisajes y las guerras épicas de unos de los mayores ejércitos de la historia, hacen de muy fácil la lectura cautivándonos completamente.

Según la propia reseña de la editorial: El ladrón de tumbas es una novela que transcurre en tierras egipcias durante el reinado de Ramsés III, el último de los grandes faraones. Un relato donde los personajes históricos se dan la mano con los ficticios para crear todo un fresco sobre el Antiguo Egipto en el que se detallan las costumbres de su vida cotidiana, en el que se describe la lucha por la supervivencia de sus clases más bajas y la guerra de intereses entre los estratos más poderosos, donde se recorren los callejones más oscuros de su capital administrativa; Menfis, pero que también captura toda la belleza de sus paisajes, plasma con precisión su riqueza arquitectónica, transmite la magnitud de sus ejércitos y el alcance de las batallas contra pueblos vecinos, y cautiva al lector al retratar todo el esplendor de la corte faraónica.

En fins, un libro sólo para amantes de lo Egipcio, que no buscan excelencias literarias, pero si, un buen puñado de páginas sobre la época de Ramses III.

..ahora..mi libro de cabecera será: "El Banquero de Dios"..sólo 18 euros :) :) :)

sábado, noviembre 04, 2006

Heroes....atracón

Esta semana, aprovechando el día festivo en su mitad...llegué hasta el episodio 4 de Heroes. Es decir, de una tacada y seguidos, me metí entre pecho y espalda, el 2, 3 y 4. He de decir que estoy enganchado. Las historias se han empezado a cruzar y los personajes están aún más desarrollados. Ya sabemos más cosas del futuro y más cosas del pasado, que siempre es bueno.

He de reconocer que la factura de la cinta es impresionante. Las escenas de F/X son muy buenas y destacan la "congelación". Ya aventuré (y no es un spoiler) que uno de los personajes es capaz de controlar el tiempo y el espacio, y de "congelar" el tiempo por tanto. Las escenas donde "todo se para", menos él, son muy pero que muy buenas, y aunque se han visto cosas parecidas, los detalles son muy buenos, y sobre todo, la continuidad de las escenas.

Me gusta mucho también el papel que se le da a las féminas en esta serie. No sólo hay 3 protagonistas (y más, si contamos la madre del congresista, etc...), sino que son de diferentes edades, estratos, con y sin poderes, y además, se está indigando en porqué hacen lo que hacen. Desde ER, y Perdidos, no había visto tanto protagonismo "serio" en mujeres. Es bochornoso recordar serie como "Doctora Queen", "El Coche Fantástico", "Friends" (si lo siento, pero el tratamiento de los personajes masculinos y femeninos era muy distinto), "Nikita", "Xena", "Ally McBeal", etc...

También la VOS hace mucho. El personaje del indio es fundamental su voz, así como la del "malo", la niña, los japoneses, etc... Es un placer poder verlas así, y no mutiladas con el dobaje. El otro día, vi un episodio de "Lost" en La Primera. ERA VERGONZOSO el doblaje, sobre todo del sureño Sawyer y del negraco EKO. Me daba vergüenza ajena, pues son voces que tienen tanta fuerza vital y peso en la historia, que verlas JODIDAS, MUTILIDAS..era de espanto. La de Eko, que en original habla en un inglés rudo, tosco, pues es Africano, en castellano habla perfectamente..ale..a tomar por culo...

En fin, que la sigo de cerca (ya tengo bajados el 1x05 y 1x06) y estoy convencido, sino se jode, que será una gran cinta. Eso si, tranquilos, "Lost" me sigue pareciendo infinitamente mejor...y es que lo es..al menos hasta ahora..

You, Me and Dupree

El título lo dice too: "Tu, yo y ahora Dupree" ..es decir, tres son multitud. Todo el que me conozca sabrá que a mi las comedias facilonas, bobas, y de chistes soeces y fáciles no me van. Sere un tipo raro, pero a mi "Días de Futbol", "La Cosa más dulce", "Meet the parents" y todas esas me parecen una mierda de comedias, que no hacen reir a nadie..salvo 2 o 3 chistes/gags en todo el metraje. Pues bien, "Tú, yo y ahora... Dupree" es más de lo mismo. Sino fuera por las alforjas de la mula, nunca la hubiera visto (ya me parece caro el gasto hecho en un CD para verla en el salón).

La cinta no tiene nada. Desde el minuto 1 sabes todo lo que va a pasar, hasta el último minuto de la cinta, y vas adivinando con antelación los chistes, sandeces y demás estupideces. Salva dos pinceladas (la alucinación de Matt Dilon sobre Dupree y su mujer) y la persecución del "samoano", el resto, no sirve ni para usar y tirar...

Lo único destacable al margen del bochornoso guión y película en general son los actores. El bueno de Owen Wilson (tipejo que es todo un actor, y me cae bien) hace todo lo posible por sacar a su personaje del títico pone-muecas tontorrón, pero el guión es lo que es. Este peaso de actor, es una pena que se desperdicie así, y no haga más cintas como: "The Life Aquatic with Steve Zissou", "The Royal Tenenbaums" ..sino que se embarque en bobadas como esta. Por otro lado Matt Dillon taqmbién hace lo que puede..y la simplona Kate Hudson hace de si misma..que ya es bastante (destacar la falta de pecho de esta chica..sale horrible en algunas escenas ..puajjj).

En fin, cinta prescindible...sin más

lunes, octubre 30, 2006

La Carta Esférica

Como dije en otra entrada, he tenido que leerme "La Carta Esférica". Es sabido que Arturo Pérez Reverte no es santo de mi devoción como persona. Me parece un tío egocéntrico, majadero, radical con sus opiniones y que se cree estar por encima del bien y del mal, desde su columna de El País (cual Sarumán en su torre blanca). Cada vez que le léo (en plan masoquista) y trata de convencernos que sus tesis sobre la vida y la política están por encima de toda duda, con su superioridad y su verborrea clara y directa (y bastante insultante por cierto) más claro me queda que este hombre tiene un problema de relaciones personales..y que no le aguanta ni su perro.

Pero también reconozco, que no siendo un gran escritor y encajando en el perfíl de "Best Sellero", sus libros se pueden leer con fruicción, sobre todo los que hablan más del pasado que del presente. He leído "El Maestro de Esgrima" (floja); "La Tabla de Flandes" (pasable); "El Club Dumas" (buena en la parte "Dumas" no en la actual); "La Sombra del Águila" (muy buena); "Territorio Comanche" (mala, Arturo en su salsa: maniqueista, hipócrita y yo tengo la verdad absoluta sobre el conflicto. Mala de solemnidad) y he comprado toda la saga de "Alatriste" (mucho antes de la película, y la historia literaria mezclada con historia real está muy bien).

La última que he leído, por imposición propia, ha sido "La Carta Esférica". Es una historia, de nuevo, que mezcla realidad pasada con ficción en el presente. Un barco hundido con tesoros coloniales de los jesuitas. Con una enigmática mujer, un marinero varado en tierra, un mafioso busca-tesoros, etc... He de reconocer, que si no hubiera sido por mi esperiencia personal para con el rodaje de la película, el haber conocido Cartagena y alrededores (que está descrita de una manera preciosa en el libro) y porque no veía a Tanger Soto sino a Aitana Sanchez Gijón, no veía a Coy sino a Carmelo Gómez, y me imaginaba el Carpanta como el barco que ví en el rodaje, el libro no valdría nada. La historia es bastante sosa, no hay química entre el personaje de él y el de ella. Él es tan basto y básico como lo es Arturo Pérez Reverte y ella no cuaja en su personaje. Él único personaje digno, es el malo..y El Mar.

En fins, yo no la recomendaría.....Ahora me voy a embarcar en la lectura de "El Banquero de Dios" de la Editorial Algar. Un libro que me viene muy recomendado que seguro a más de uno le gustará. Os dejo la reseña de la Editorial: El banquero de Dios nos presenta un mundo turbulento del que deben ser eliminados quienes se atreven a quebrantar la ley del silencio. Su autor mezcla con pericia ficción y realidad para plantearnos preguntas inquietantes y de gran trascendencia. Un ejemplo: ¿el atentado contra el papa Juan Pablo II en 1981 fue un intento de asesinato o una advertencia al estilo mafioso?

En Bilbao lo podéis encontrar en: Librería Tintas, calle Alameda Sanmamés, 40, Librería Tintas, calle general Concha 10 o Librería Elkar.

La Increíble pero cierta historia de Caperucita Roja

La otra película del fin de semana ha sido Hoodwinked! Una cinta de animación cachonda y socarrona, con números musicales muy al estilo de Shrek y compañía. "La Increíble pero cierta historia de Caperucita Roja" cuenta, como el ávido lector ya habrá adivinado, el cuento de Tacirupeca*.

Lo increíble o novedoso del cuento, que no es contarlo con animación, es la versión que se nos cuenta. Todos conocemos el cuento (¡¡ que levente la mano quien no lo conozca !!) y sabemos que Caperucita, La abuela, el Lobo y el leñador acaban en casa de la abuelita a tortas....pero...¿Que pasó antes? ¿Cómo veía cada personaje la historia? Eso es lo que cuenta Hoodwinked! (permítanme que use el título original que es algo más manejable). La policía del bosque no sabe lo que ha pasado y decide interrogar a los 4 protagonistas...y lo que presenciamos es la narración de cada uno de ellos.

Me ha parecido genial esta parte de la cinta. Las 4 historias, que se cruzan (obviamente) son cachondas y muy diferentes. La de Caperu (si si..he escrito Caperu..que es una Caperucita muy moderna) es un canto a la desesperación por no hacer nada diferente, la de El Lobo..pues ...bueno mejor no la cuento que la destripo. Pero cada historia es muy diferente, pese a lo que tienen de nexo de unión.

Adicionalmente hay una historia, un thriller, pues en el bosque ha habido una serie de robos, que obviamente están relacionados con nuestros personajes. Hasta ahí, estaría bien, pero el problema de Hoodwinked! viene cuando UNA VEZ RESUELTO el tema de las 4 historia, la película sigue con la trama del robo..ahí, que dejamos, abandonamos y olvidamos el cuento de Caperu, la cinta decae mucho, muy mucho. No voy a contar, obviamente, como acaba, pero esa parte final es lo peor, sin duda de Hoodwinked!.

En el apartado técnico, la cinta está muy pero que muy bien. Yo la he visto con un DVDRip traído por las micro corrientes de internet, pero aún así la calidad de la animación es increíble. Los números musicales son un poco "malos" y podrían suprimierse, EXCEPTO el del carnero..GENIAL ...tengo debilidad por los carneros (Parton dedicated) pero este es genial. De todas formas no es un lastre grande, pues ningún número va más allá de los 2 minutos..quizá menos.

He de decir, que el doblaje está muy bien. Caperu es Leonor Watling, la abuela es Amparo Baró, y ambas lo hacen muy bien. Eso sí, en versión original tiene que ser la ostia, pues Anne Hathaway, Glenn Close James Belushi, etc...Si pueden, véanla en VOS.

Otro aspecto destacable, es que no recurre a parodiar a otras películas (defecto flagrante en Shrek y sucesivas) sino que critica (con cada historia) aspectos socio-políticos. Ese Leñador Austríaco que quiere ser actor y empieza haciendo de "Hércules" sin apenas saber hablar el idioma (¿les suena a alguien?), el periodista que hace lo que sea (incluso disfrazarse) por una noticia, la corporación EUROPEA que ayuda a los malos, etc.... Es destacable por lo acertado de la idea.

En fins, una cinta de animación cachonda con buenos diálogos y bien hecha, agradable para pasar el rato y que nos desvela una nueva visión del cuento de Caperucita Roja. Pena de un final soso y manido...que sobraba.

Hoodwinked!
Puntuación --> 6/10

------------------------
Tacirupeca, tacirupeca,
dedon vas por el quebos.
¡¡¡ ñoco !!! un bolo que blaha !!!!

Primicia

Así se titula la nueva película de Woody Allen. Scoop es la entraga anual del genio de New York. Scoop no es la mejor cinta de Allen, ni mucho menos, y deja bien claro el lento devenir que lleva el anciano Allen..pero sin duda, es de lo mejorcito que hay actualmente en las carteleras..y muchos directores actuales no llegarán a rodar nunca, nada semejante.

Allen vuelve a la comedia. Tras un triller lleno de tensión como "Match Point", Allen vuelve a la comedia de situación y diálogos que tanto le gusta. Con un guión (as usual de factura propia) muy sencillo, Allen nos deja una nueva cinta llena de diálogos socarrones y situaciones imposibles.

"Scoop" cuenta la historia de una aprendiz de periodista que se vé envuelta en una pista sobre un asesino múltiple, del cual se acabará enamorando. Aquí Allen se reserva un papel cómico casi secundario frente a la preciosa, bellísima y encantadora Scarlett Johansson, y el guapo y sobrio (cuando no está envuelto en un traje negro ajustado) Hugh Jackman. Allen es el contra-punto a los personajes serios y de su personaje saldrá la matoría de escenas cómicas, reservando al resto, el peso "serio" de la cinta.

"Scoop" como decía no es la mejor de Allen, pero tiene, para bien y para mal, todas sus virtudes. Escondiendo en un thriller (aunque se ve a la legua que no lo es) una comedia "de la casa", esta carece de un acabado redondo..por lo absurdo del final y por la manera en qu el espectador se entera de todo. Quitando estos dos defectos (grandes, a mi pesar), la cinta tiene, como decía, las virtudes, a saber:
- Grandes diálogos, muy grandes, con frases lapidarias de Allen: "Yo me críe en las enseñanzas judías, ahora soy narcisista"...."Eso me recuerda a mi entrada en Mercedes. - ¿formas parte del consejo de administración?-. No, me refería a mi primera mujer" ..etc..
- Situaciones que no deberían ser cómicas, pero que Allen las convierte en una fuente inagotable de risa, como esa barca hacia el más allá, un asesinato, un ahogamiento, etc.....

En fins, una cinta genial para lo que se mueve en la cartelera, realizada por un "viejo" (con todo el cariño) Allen, que ya no tiene tanta chispa ni genialidad para redondear sus películas, pero que siempre son una delicia ver en el Cine. Además, sus sesiones nunca estarán plagadas de quinceañeros ávidos de molestar con el móvil, o patanes que sino hay 15 explosiones por minuto, se aburren. Sus sesiones están llenas de carcajadas limpias y sinceras.

Puntuación:
Scoop --> 7/10

jueves, octubre 26, 2006

Heroes

Esto de las series "estadounidenses" es la leche. Antes nos llegaban con cuenta gotas, y ahora, nos arrasan sin remisión. Echando la vista atrás, series made in USA ha habido muchas (joder..casi todas) y la calidad de estas frente a las nacionales es incuestionable..pero ojo, hay mucho bodriete por ahí. Desde Fama, El Gran Héroe Americano, EL Coche Fantástico, McGuiver, Ally McBeal, ER, CSI, Lost, ....etc.. Si..y muchas más que me dejo.

Pues bien, tras haber usado las alforjas de la mula para recordar las dos primeras de la lista, desde hace más de un año, estoy enganchado a Perdidos/Lost. Es la leche, además no soy el único, pues en la oficina lo estamos varios...Pero no es de Lost de lo que quería hablar..sino de otra serie más moderna. El otro día, en la ofi circuló un email con las series que se nos echan encima. Título y resumen del argumento, pero era lo suficiente para destacar alguna. El gran Jagoba (uno de los dos gran Jagobas :-P) comentó que "Heroes" (leído jirous :) ) tenía buena pinta. Con sus palabras me bastó (tiene buen criterio para las series y las melodías de los móviles jejeje). A los torrentes de internet le pedí los 4 primeros capítulos (of course, en VOS) y he comenzado con el piloto.

"Genesis" se llama. La serie trata de personas normales, que de pronto, descubren que tienes unas cualidades especiales, poderes, o super-poderes. Son gente como tu y como yo, que de repente cree que puede volar, o adivinar el futuro..o que se yo. La serie, plantea como sería sus vidas y sobre todo que podrían hacer con ellas.

Con una estética muy parecida a Perdidos, pero quizá con más pausa que esta presenta una visión diferente de los héroes. Se nutre de las únicas buenas visiones que hay sobre estos, comics del inigualable Frank Miller, algunas pinceladas de Sam Raimi y su Spiderman, pero sobre todo de M Night Shyamalan y su "El Protegido" (by the way, su última película es una mierda :-P). Parece que va a centrarse en los problemas, dudas y trastornos que causa ser diferente, sobre todo, si encima puedes salvar al mundo.

Por tanto, es una muy buena presentación de una serie, los personajes están muy bien dibujados y las dosis de suspense son pocas y racionadas, así como los efectos de presentar "los poderes". Hay malo y todo en este piloto y deja prever una buena serie...veremos si efectivamente es cierto, o es un bluff cualquiera estilo "House"

Más info: Heroes-Spain

De cine y libros...

Estar pasando un fin de semana lejos de casa es algo que entra en mis planes habituales... Ya se sabe, tomo la bala negra (por si alguien no lo sabe, poseo un Ford Scorpio último modelo de más de 140 CV..negro) y acabamos lejos de casa. Uno de esos fines de semana largos acabamos (y eso es otra historia) durmiendo en La Manga del Mar Menor. Por la mañana, en el hotel, me encuentro con una nota de rodaje: Día 14 del rodaje de "La Carta Esférica"....Increíble, andan por aquí rodando una peli....Sin más.

Ese día lo pasamos en Cartagena. Preciosa, muy bonita, merece la pena visitarla. Con sus calles estrellas, su puerto deportivo, su base militar, su puerto pesquero y su industria pesada...Pero con un encanto de ciudad abierta al mar y al mundo impresionantes. Pues bien, paseando por el puerto, nos dimos de bruces contra una serie de caravanes de Cine. Catering, sonido, luces, y una dedicada a maquillaje y peliquería. Al principio no me acordé de la nota de rodaje, hasta que vi a Aitana Sanchez Gijón. En realidad vi su imagen reflejada en un espejo. A menos de 1 metro, y ella de espaldas a mí. Pero la vi comosi estuviera frentre a ella. Fue sólo un segundo, pues no dejé de caminar, y, de bruces, casi me estampo contra Imanol Uribe. Joder..si está aquí toda la "troupe". Efectivamente, antes habíamos visto a Javier Aguirresarobe buscando localizaciones...todo cuadra, estos están aquí rodando la peli.

El magnetismo que siento hacia el Cine, se acrecentó. No pude reprimir el seguir el rodaje, y pasamos casi 5 horas largas viendo como rodaban dos escenas. Una por la tarde, y otra por la noche. Una subiendo a un barco (supongo que el Carpanta del libro) y otra en el Café (supongo que una escena inicial de libro). Por allí aparecieron Carmelo Gómez, el director, todo el equipo, y de nuevo, por supuesto, Aitana. En la primera escena, con ropa "informal", en la segunda mucho más elegante. Vimos en directo como se rueda, con los avatares, dimes y diretes del directo, de los extras, de los actores olvidando el papel (Aitana arruinó varias repeticiones por dejarse, por ejemplo, olvidada una chaqueta....), de los actores haciendo el payaso (mención especial a Carmelo, que hacía el tonto con dos gintonics en la mano antes de rodas la misma escena por vigesimonovena vez)...etc...

Pues bien..me enganchó. Fue increíble, sentirse público del rodaje y bueno..espero que salgamos en el "making of" pues chupamos cámara de la "pava" que lo hacía.....

¿¿¿...ahh y todo esto ??? Así claro..venía a colación de que, por supuesto, tras esto, he tenido que leerme el dichoso libro de Arturo Perez Reverte...y de eso quería hablar..pero ...bueno..en otro momento :)

miércoles, octubre 25, 2006

Millon Dollar Baby

09/02/2005....
----------------
Una vez, a raíz de la obra maestra que es "Porco Rosso" dije que la poesía es una cosa rara ya que aparece donde menos te lo esperas. Pues bien, sabía que "Millon Dolar Baby" podía ser una buena pinícula, pero no me esperaba que fuese una puta obra maestra, que fuese pura poesía y puro sentimiento. Hace 4 días que fui a ver "Million Dollar Baby" y salí flotando del cine. Estaba en tal estado de shock que decidí esperar hasta hoy para escribir, por si la sensación había desaparecido...pero no, aún sigue ahí.

Con el logo de la Warner en blanco y negro, y el sonido de una guitarra acústica que nos recuerda poderosamente el bello tema principal de "Sin Perdón", arranca la última pinícula del clásico entre los clásicos del cine norteamericano. Emocionante, muy bella (que nadie piense que esto es simplemente una pinícula de boxeo, porque no lo es, no es un "Rocky" femenino ni similar), y con la cadencia y el poso de una solidez narrativa definitivamente perdida, Eastwood nos entrega la mejor pinícula de su carrera, tras (o junto a, quizá) "Sin Perdón", para ello además cuenta con su viejo compinche, Morgan Freeman (que tiene un papel, con voz en off incluída, relativamente similar al de "Cadena perpetua") y con una arrasadora Hilary Swank (se me cae la baba), que está inconmensurable, como mujer trabajadora que lleva 20 años sirviendo mesas y ganando malas propinas a la búsqueda desesperada de una última oportunidad (no sólo económica), esta vez de la mano del boxeo.

Tres actorazos, con tres papeles primorosamente escritos, que literalmente bordan sus interpretaciones, la química entre ellos traspasa literalmente la pantalla. Ahora me pregunto si existe algún actor que pueda demostrar un mayor "feedback" con sus "partenaires" que Clint Eastwood?. Yo ya no lo conozco.

El guión de Paul Haggis (que también coproduce la pinícula) está basado en historias de F.X. Toole, que a tenor de lo visto en la pinícula deben de guardar mucha sintonía con el espíritu, personajes, cualidades e inquietudes humanas y humanistas, etc., que ha venido desarrollando Eastwood en una parte de su filmografía como director.

El equipo habitual de Malpaso luce de primera, el veterano Henry Bumstead convierte el gimnasio en un personaje más (Morgan Freeman de hecho tiene su habitación, con cama incluída en él), Joel Cox realiza un montaje de verdadero artesano, y el director de fotografía Tom Stern (que debutara con Clint, en la anterior "Mystic River") está muchísimo mejor, usando siempre amplias zonas de sombras donde los personajes se ocultan, o esconden parcialmente sus rostros, muy en la tradición del cine negro clásico, sólo que en color; por su parte el propio Eastwood compone la música, apoyado esta vez por Lennie Niehaus (que vuelve a incorporarse a Malpaso) ocupándose de las orquestaciones. Dos horas y cuarto de una vibrante y hermosa rareza, de un tipo de cine que se nos va y que probablemente desaparecerá cuando lo haga este veterano de 75 años, que no muestra en "Million Dollar Baby" el menor síntoma de senectud, chochez, encastillamiento de espaldas al mundo y la sociedad actual, dimisión ideológica y artística o agotamiento.

Aunque es fácil decirlo viendo la pinícula, y viendo cómo lo ha hecho Eastwood, ahora me parece imposible imaginar otro director para "Million Dollar Baby" que el Eastwood actual, o sea el setentón, tal vez quizá el Huston que rodó "Los muertos" y "Fat City", cineastas de esa cuerda, y desde luego crepusculares, que no chochos, que hay una gran diferencia. Estoy absolutamente seguro de que al final del siglo XXI, cuando exista una asignatura OBLIGATORIA en las escuelas sobre el séptimo arte, Clint Eastwood merecerá un capitulo entero para analizar la evolución cinematográfica de este hombre que comenzó protagonizando "spaghetti/westerns"...

En esta pinícula, nos ha vuelto a demostrar su habilidad para explicarnos una historia que podría ser real, y que si nos la tratara de explicar cualquier otra persona, no pasaría de la sección de "las cosas de la vida" del Periódico; conduce el ritmo argumental del film de una manera lenta, poética, pero eficaz, para llevarnos a un clímax final tan abrumador, que uno sale de la proyección recordando, escena tras escena toda esta maravillosa secuencia final. En definitiva, con "Mystic River" parecía que ya nos lo había explicado todo, pero el viejo Clint tiene todavía muchas "balas en su recamara"...

La manera que Clint hace la dirección del cine que vemos en "Millon" es sublime, dotando de personalidad a la pinícula. Pero no puedo decir nada "sensato" sobre "Million Dollar Baby". Cada plano, cada ambiente, cada textura es magia. Cada escena te sumerge más y más en la historia y en los personajes, cargando la tensión emocional con pulso de cirujano hasta soltarla en el momento exacto. Ni un segundo antes, ni un segundo después.

La narración se desliza a través de tus ojos y oídos, suave como un guante, sin una escena forzada, y con un tempo cuidadosamente medido. Empiezas a ver la pinícula, arrullado por el ritmo suave de la misma pero al mismo tiempo preguntándote de qué va a aquello... y de repente, ¡zas!, te das cuenta de que estás completamente atrapado, de que Eastwood ha conseguido que se establezca un vínculo entre tu persona física, real, de la butaca y los personajes de ficción de la pinícula, que va más allá de lo normal, que es casi sobrenatural. Cuando la pinícula acaba, cerrándose sobre sí misma y dotando de sentido a cualquier detalle que aún se te escapara, se encienden las luces y te levantas para irte, y en ese preciso momento tienes la certeza de haber visto una OBRA ABSOLUTAMENTE MAESTRA. Pero la atracción de la que hablo no termina ahí; permanece contigo durante todo el camino de regreso a casa, y mucho más allá.
Esa noche, al irme a la cama, me costó seriamente conciliar el sueño, porque la fuerza de las imágenes de "Million Dollar Baby" me asaltaba, invadía mis pensamientos y no se marchaba de mi cabeza por más que tratara de relajarme.

Una penúltima recomendación, no leáis nada (más) de la pinícula, id a verla con la menor información posible, hay un importante giro de la trama en el tercer acto, que os puede destrozar la pinícula si lo sabéis. Y la última recomendación es que nadie se la pierda cuando la estrenen, aventuro que será uno de los títulos USA más grandes de 2005.

En fin, el Cine existe por y para esto..por y para "Millon Dolar Baby"

Mystic River

del 28/10/2003....
------
Quizá mi admiración por Clint Eastwood se deba a su tenacidad. Este vetusto hombre de Cine (tiene 73 años y 59 pinículas como actor y 26 como director; que nadie lo olvide) empezó con 25 años. Sus primeros papeles no eran gran cosa, e incluso se le dio mucha cera por hacer de Harry "Dirty" Callahan. Sin embargo había algo único, personal y mágico en todas y cada una de sus interpretaciones, y algo más, se apreciaba que el bueno del Sr. Eastwood (léase con voz de Marty McFly tatarabuelo) miraba algo más allá. Será por su arrojo y tesón, y la estricta observación de las reglas de este mundo del Cine, atesorando experiencias que cuando en 1971 se lanzó a dirigir su primera pinícula ("Escalofrío en la noche") ya se veía por donde iba. Luego vendrían cintas como "Ruta Suicida" (que no hace falta ser El Dirigido para apreciar ciertas dotes) y más tarde "Bird", luego "Cazador..", luego nos regaló la magnífica y perfecta "Sin Perdón", "Un Mundo Perfecto", "Los Puentes...", "Poder Absoluto" (que contiene un travelling inicial en el museo IMPRESIONANTE), "Medianoche en el jardín del bien y del mal" (la que para mí es una maravilla desconocida), la fallida "Deuda de Sangre" y ahora, un año después, nos ha dejado una obra maestra sin paliativos, esta "Mystic River".

Al tener el placer de contemplar ESTA MARAVILLA, UN VERDADERO MANJAR PARA EL CINÉFILO, especialmente ahora en que los cross-over de personajes de terror o cómic marcan la pauta de la comercialidad, y por ende, de lo que se estrena, flota sobre su última pinícula la sensación de que el estilo de Eastwood dirigiendo cine ha conseguido alcanzar la cima, y que su propia interpretación de los géneros que toca no puede dar más de sí, pero con el astuto Eastwood nunca se sabe si aún es capaz de dar otra vuelta de tuerca más y podrá encontrar tesoros resplandecientes donde otros sólo ven basura, hallazgos de originalidad donde la mayoría encuentra tedio e inteligencia donde los mediocres se recrean en su estupidez. Es posible que "Mystic River" sea la mejor pinícula que Eastwood ha dirigido en toda su carrera y que nunca logre superarla, pero al autor de "Bird", "Cazador blanco, corazón negro", "Poder absoluto" o la inmensa "Sin perdón", por sólo citar cuatro ejemplos de entre los anteriores, se ha ganado el derecho (si es que no se lo había ganado ya con tan sólo estas cuatro obras maestras) a entrar en el panteón de los más grandes del cine, ahora sí, tengo un nuevo dios detrás de las cámaras.

"Mystic River" es una cinta CREPUSCULAR en la cima de una carrera. Abandonado el género de Clint por excelencia (el Western; cerrado de manera INALCANZABLE, PERFECTA con "Sin Perdón") se vuelca (una vez más) en su segundo y amado género, el Thriller policiaco al que Eastwood le ha restado importancia al hecho policiaco en sí para dotar de mayor bagaje de sentimientos y emociones que nunca. Con una factura visual perfecta (mejorando la de "Poder Absoluto"), un guión impecable, una dirección de actores encomiable, seis MAGNÍFICAS interpretaciones y una dirección tras la cámara BELLÍSIMA, Eastwood cierra, de nuevo, un género a su manera. Eso sí, sin abandonar las raíces de su forma de hacer Cine, eso que decía yo que atesoró durante muchos años, pues "Mystic" contiene los mismos ingredientes, HONESTIDAD, ARROJO, FUERZA, DRAMATISMO, y sin duda alguna, nada de trucos y engaños fáciles, el espectador obtendrá lo que quiera sacar de la cinta, pues esta nos muestra las cosas con el alma de Clint, pero nosotros sacamos conclusiones. "Mystic River" habla de muchas cosas con el estilo de Clint. Es acojonante lo redonda que resulta la historia, las cientos de miles de referencias que hace durante el metraje Eastwood a temas que otros no querrían ni mentar. Hay un paralelismo entre las vidas de los personajes, y como intercambian los sufrimientos y las condenas, para al final, encontrar en el río esa redención..o quizá no. La pena de muerte, lo importante de las decisiones pequeñas, la traición, la lealtad, la mentira, la confianza son tratadas de manera nada discreta, con una sencillez y un sentimiento increíbles.

"MYSTIC RIVER" ES UNA PINÍCULA REDONDA, PERFECTA, MARAVILLOSA SE MIRE POR DONDE SE MIRE, PROFUNDA, ENTRETENIDA, PERO SOBRE TODO ES UNA OBRA ESCRITA CON LA CABEZA Y DIRIGIDA CON EL ALMA. En manos de cualquier otro, las piezas perfectamente engarzadas de este guión de altura se desmoronarían ante cualquier falta de precisión en su puesta en escena, ante cualquier desliz cometido por unos ojos peor entrenados que los de Eastwood, y todo acabaría en el fango en lugar de elevarse y elevarnos de la manera que lo hace. Eastwood no sólo es capaz de entender este material para trascenderlo sin aburrir a nadie (salvo a los que se aburren si no ven disparos en lugar de miradas, explosiones en lugar de personajes y trucos de cámara en vez de una mirada limpia y honesta) sino que también es capaz de manejar a unos actores maravillosos para que den lo mejor de sí mismos sin esconderse detrás de ningún parapeto interpretativo, para que salten sin red hasta el fondo de su personaje confiando tan solo en su director y en su propio talento conscientes, eso sí, de que quien falle se mata en el intento, porque Eastwood les ayuda pero no les engaña, no les ofrece esquinas fotográficas por las que escaparse ni trucos de montaje por los que esquivar una mirada engañosa, un gesto a destiempo, un error de cálculo. Eastwood era consciente de que los actores tenían que sostener el tinglado y no ha dudado en elegir a los mejores, porque además sabía que una vez que tuviera a uno, no podía embarcar a otro de menor categoría a su lado sin que la mesa cojease, razón por la cual la pinícula no tiene ningún dueño que destaque sobre el resto salvo el que el propio Eastwood quiere lograr en cada escena, logrando con su maestría situar el nivel de presencia de cada personaje de acuerdo a sus intenciones en cada momento, subiendo a unos y bajando a otros según la intensidad que precise para luego situarles a la misma altura o invertir su importancia, con lo que consigue que todo el reparto funcione como una orquesta, apartándose cuando lo requiere el momento y ocupando luego su lugar exacto para conseguir la máxima coherencia interna a cada escena y que la pinícula funcione como una máquina perfectamente engrasada.

Anticipemos que estamos ante una historia dura, y, de nuevo, en el mejor sentido de la palabra, madura. Resulta reconfortante que inundados por un cine hecho por y para quinceañeros descubramos una historia adulta (es increíble que la edad media de la sala fuera más de 30 años), deliciosamente rodada y magistralmente interpretada. De "Mystic River" destaca la fuerza que Eastwood le da a los personajes. Las tres interpretaciones principales son de ESCÁNDALO. Penn está perfecto (al que ya deberían estar mandando el Oscar por UPS), Robbins indaga en una personalidad compleja y atormentada como nadie, pero Bacon compone un personaje increíble, cuidado por el propio director, dotándole de momentos increíbles. Especialmente Bacon que lleva, en teoría, el papel más gris del reparto y está descomunal, la mayoría de las veces simplemente dando un recital de cómo se escucha a otro actor en pantalla, no simplemente con la mente en blanco y los ojos vidriosos, o intentan recordar el pie que da entrada a tu frase. Clint viendo perfectamente lo que tiene delante, mima a Bacon, componiendo planos donde lo mete en el encuadre aunque sólo esté escuchando (como la charla en la cafetería del Tanatorio, momento de tremendo impacto dramático, donde Bacon con dos frases y media y sólo escuchando, se merienda a un actorazo como Sean Penn). Los tres por si mismos conforman el armazón de la cinta, pero es que las féminas, tanto Gay Harden como Linney (estupenda última escena donde hace de "Lady Macbeth") están geniales y sacan oro de sus personajes y hasta Fishburne demuestra que hay vida fuera del insulso Morfeo. Poco más se puede añadir, el trabajo actoral es IMPECABLE Y PERFECTO, no sólo por el talento innato de ellos, sino también porque el director también cuenta.

De todas formas corrige el error de hacer que sus protagonistas verbalicen las tesis del autor (aunque sea sutilmente y como de pasada) como hacía en "Sin Perdón", cuando William Munny, mirando al horizonte y pasando una botella de whisky (como el que NO quiere la cosa), discurseaba de lo lindo (Clint, como director, por medio de Clint como actor, por medio de William Munny) sobre la herencia de una vida violenta, con el aprendiz de pistolero, hundido, y lloriqueante, tras su primer asesinato. En "Mystic River" no hay nada de eso, y Clint deja que el espectador por sí mismo vaya sacando sus conclusiones, en un registro mucho más complejo, que amplifica, extiende y redimensiona su temática habitual (la capacidad imparable de destrucción y extensión, gangrena moral, y traumas incurables que arroja la violencia en un asfixiante, insoportable e "invivible" universo "gris boca de lobo", donde todos, incluido Robbins, su numerito con el pobre hombre que se divierte con un chapero, es de juzgado de guardia, son verdugos y víctimas). Una sociedad donde habría que irse a buscar con pinzas entre algunos niños (no todos evidentemente, visto lo visto), por ejemplo los protagonistas antes del detonante fundacional de la tragedia, para encontrar personajes sin una mácula, de ese cáncer que está en la sociedad donde viven y que en muchos casos los terminará afectando a ellos también, y matándolos a la larga. Acostumbrados a diablillos que pasan de un cuerpo a otro por el contacto, o a virus mortales que se expanden por el aire, a buena parte de los espectadores les debe de sonar a chino eso de que haya algo invisible flotando en el aire, que a la larga los acabará matando de una forma u otra (muertos en vida, como esos "Vampiros" de Carpenter, referencia nada gratuita a otro cineasta de raza incombustible, como John Carpenter), pero ese "algo" está pegado a nuestros huesos y nuestra carne, pegado a cada neurona de nuestro cerebro, alimentado desde que nacimos por una sociedad, una cultura, una forma de vida, unas imágenes e iconos referenciales y educativos, que nos impide eliminarla si no es arrancándonos el cerebro y lavando el alma en unos ríos que ya no lavan nada, pues están repletos de muertos, y de fantasmas del pasado. La tesis, el subtexto, el fondo dramático y ético de la pinícula es ciertamente acojonante por su negrura y pesimismo, y por la fiereza (sutileza dramática y elegancia cinematográfica) con que arroja a la pantalla lo que casi nadie quiere afrontar realmente cuando se debaten (política, institucional, educativa, culturalmente, etc) los problemas que tenemos en las sociedades que hemos creado. Clint no echa ni un sólo balón fuera, COGE A LA BESTIA POR LAS PELOTAS y te la pone en la pantalla bajo los focos, pero cuando la pinícula acaba, te das cuenta, con un escalofrío, que lo que realmente te había puesto era simplemente un espejo.

Hay en "Mystic River" muchas escenas para el disfrute y el recuerdo cinéfilo. Toda la escena inicial de la tragedia está contada con una franqueza de imágenes y un ritmo excepcional, encadenada soberbiamente con la presencia de Robbins, y su gorra. Aquél día en el que se monta en el coche de pequeño no se olvidará nunca, ni siquiera al espectador, y años más tarde, volverá a subirse a un coche en la parte de atrás, con dos hombres (que le harán daño) y mirara hacía atrás, como mirando por última vez a lo que deja atrás. La escena del cadáver de la chica, es, sencillamente espeluznante. El dolor de Penn, unida a la fuerza visual que Eastwood dota con la cámara cenital, y Bacon que lo dice todo con los gestos, me puso la piel de gallina. Las referencias a los lobos y las pesadillas, a las almas en pena y no muertas como los Vampiros (de John Carpenter nada menos, todo un cable de Eastwood) son acongojantes y acojonantes. El dolor y la lucha de Robbins por lo que ha hecho (y no por lo que creen otros que ha hecho) es demencial. Penn tiene que vivir con su vida pasada en la cárcel (que Fishburne no preguntaba en vano en el tanatorio) y eso le hace convertirse en el rey del barrio, y su mujer, su 'Lady Macbeth' lo deja bien claro. Bacon tiene que lidiar con una vida sin sentido y un dolor personal, pero además ser quien cargue con el peso de descubrir al asesino de la hija de un amigo suyo...en fins..

"Mystic River" parte de una novela muy bien trenzada y arranca con un suceso ocurrido en la infancia de los protagonistas, que Eastwood traza con pulso firme y sin caer en ningún momento en maniqueísmos estéticos. A raíz de este punto de partida, la pinícula se traslada a la actualidad y otro suceso de carácter trágico (un asesinato) hace que la obra se desarrolle aparentemente como un thriller policiaco en busca del culpable, algo que no tiene ninguna importancia en realidad, y que ni tan siquiera Eastwood se encarga de ocultar al espectador (como tampoco lo hacía en su anterior pinícula) proporcionándole las suficientes pistas como para que la búsqueda del asesino no le entretenga del principal objetivo del director, que no es otro que mostrar las aristas ocultas de la sociedad que retrata. El suceso de su infancia marcará a los tres protagonistas principales y actúa en la pinícula no solo como desencadenante del drama posterior y del carácter que desarrollarán los personajes y sus respectivas familias sino, a mi entender, también como una metáfora global a la que responden los miedos de buena parte de la sociedad americana. Los "lobos" que producen las pesadillas de Robbins son también, de alguna manera, los mismos que agobian y determinan las acciones de Penn y Bacon ("Los tres nos subimos aquel día en ese coche") y, si al personaje de Robbins lo convierten en una víctima, a Penn lo transforman en uno de los lobos y a Bacon en el guardián de las víctimas, aunque todos estos roles son maleables e (y este es el gran acierto de Eastwood) intercambiables, pues se los van pasando de unos a otros a lo largo de toda la pinícula, enriqueciendo los matices de sus personajes hasta hacerlos creíbles por completo. Todos ellos sufren sus tragedias de forma distinta y actúan de diferente manera, pero sus conductas van modificándose a lo largo de la pinícula mientras Eastwood, en un prodigio de dirección, en lugar de construir sus personajes partiendo de la nada, los desmenuza desde un todo con gestos, con miradas, con diálogos medidos hasta la coma, con diferentes niveles de interpretación y con situaciones puntuales hasta resumirlos en una misma actitud de aceptación de lo que son y de las causas que los han hecho así. La pinícula se cierra como un círculo perfecto en el que no queda nada por desentrañar, ninguna puerta por cerrar, ningún cabo suelto, por más que escuché al salir del cine a una chica que se preguntaba si el final significaba una segunda parte. Es el problema de que te llenes los ojos con bazofia, que cuando te presentan un “río” tan claro y transparente como los que suele proponer Clint Eastwood, te vayas de la sala buscando aún tu acostumbrado lodo de mierda debajo del agua, con hambre de basura, con esa sensación de insatisfacción que produce a algunos el comerse un solomillo en lugar de un sándwich y a saciar su adicción de mugre pidiendo el ketchup al camarero.

Técnicamente es increíble como Eastwood aún es capaz de sacar ases de la manga. Maneja los encuadres de una manera impresionante y esta vez se permite el lujo de realizar algunos planos magníficos, o el recurso de elevar la "mirada" al cielo....o las acciones paralelas (en un final cojonudo, antes del epílogo, también precioso), donde Eastwood demuestra ser todo un maestro. Desde el guión de Helgeland o que la fotografía de Tom Stern está a la altura (ha mejorado mucho desde "Deuda de Sangre"), así como un cuidado diseño de producción, pues se conjugan dos épocas en la cinta, la música del propio Eastwood que resulta excepcional...pero eso sí, el montaje de Joel Cox es sencillamente IMPRESIONANTE. También, sorprenden agradablemente, algunas nuevas figuras de estilo en Clint como director, que le quedan francamente bien, y de notable impacto visual y dramático, como ese par de planos cenitales (muy gótico americano) donde los policías se echan sobre Penn, como una bandada de cuervos negros, que recuerda notablemente al plano cenital de "Entrevista con el vampiro" del teatro, donde la hueste de Banderas se abalanzaba con sus capas negras sobre la pobre chica desnuda. Igualmente, ese otro plano, muy Egoyan de "El dulce porvenir", donde la cámara de Clint se dirige hacia el cielo tras la tragedia, como implorando a Dios una imposible explicación a tan horrendo crimen.

Esta maquinaria perfecta de las pinículas de Eastwood la logra percibir siempre el espectador porque como muchos otros han hecho, aunque con el talento de sólo un puñado de elegidos, el equipo del director es una pequeña comunidad muy unida durante mucho tiempo, afinada también como una buena orquesta, y sabe lo que su jefe demanda en cada momento, dotando a cada nueva pinícula de un halo invisible pero perceptible de profesionalidad, de conjunción, de destreza adquirida con el tiempo, de cohesión amistosa y entrañable de la cámara hacia fuera, de talento unido con un mismo objetivo y que responde ante cualquier desafío con la confianza de quienes llevan mucho tiempo haciendo su trabajo con el mismo equipo, y esta camaradería trasciende milagrosamente la lente de la cámara y logra impregnar las pinículas de Eastwood hasta hacerlas coherentes consigo mismas y, sobre todo, honestas. Es una especie de invisible firma de autor de Eastwood y su equipo que no he logrado percibir en casi nadie más y con la que personalmente me siento muy a gusto, casi como en casa. Incluso cuando el conjunto no está tan afinado (o desafinado a secas, como en su anterior pinícula) el resultado siempre conserva ese regusto de honestidad, de intentar decir: "Bueno, esto ha quedado así, lo hemos hecho lo mejor que hemos podido" y creo que es algo de agradecer. En "Mystic River" parece que Eastwood ha reunido a todo su equipo y les ha dado una charla de entrenador del tipo: "Chicos, en la anterior pinícula la cagamos, y soy demasiado viejo como para ir dejando escapar oportunidades por el camino, así que hay que apretar los dientes, estar muy despiertos y confiar los unos en los otros para volver a hacer un pinícula cojonuda" Y vaya si la han hecho...

Con un impresionante dominio de la narrativa, Eastwood compone una pinícula perfectamente coral cuyas piezas terminan encajando, mostrando desde el primer momento las cartas sobre la mesa, sin pretender engañar, ni mucho menos confundir, a su público. El montaje paralelo (preciso, perfecto) de las distintas subtramas está trazado con tiralíneas; y su planificación, siempre clásica, pero muy lejos de ser academicista, alcanza cotas de expresividad en la puesta en escena a las que el cine americano hacía tiempo que no nos tenía acostumbrados. Eastwood recupera algo tan viejo como que las miradas marquen la composición milimétrica de cada plano y cada recurso de lenguaje tiene y aporta significados a lo que la historia nos cuenta. Historia que se articula en torno a la investigación de un crimen, aunque nunca buscando la sorpresa fácil de hacer que el asesino sea el mayordomo. Pero es que no es la intriga policial lo que más interesa a Eastwood, sino la disección de los sentimientos de sus personajes después de n crimen tan horrendo. Estamos ante un Eastwood que domina, sin necesidad de inspirarse ya en nadie, el pulso de la narración cinematográfica, capaz de armonizar un montaje paralelo que extiende el clímax del guión hasta el punto de hacerse insoportable, incómodo y que nos brinda un final impresionante y desolador que cualquier otro director hubiera cortado diez minutos antes y que en manos de Eastwood resulta moralizante en el mejor, ya perdido, sentido de la palabra. Pero Eastwood decide alargar su resolución para así no perder la perfecta consonancia entre la forma y el contenido.

Su cine nos puede gustar más o menos (como buen pianista de jazz, tiene cierta tendencia a la morosidad narrativa, que en su caso, como en el del viejo bluesman, es una virtud, "menos notas emocionan más"), igualmente, la forma, la narrativa, la dramaturgia de su cine nos pueden impactar más o menos, pero creo que no cabe duda que Clint ha entregado la que es probablemente su obra más ambiciosa, rica en significados, madura y compleja, siguiendo fiel a su estilo narrativo, a su voz autoral y a su universo temático. Como fiel representante de una generación (la de los 70) que dio en llamarse "neo clásica" o "post clásica" (excepto Altman que es moderno y De Palma que es postmoderno, al igual que Allen a veces), "Mystic River" puede considerase sin duda alguna, una de las obras maestras (aunque sea tardía) de ese "neoclasicismo" o "postclasicismo" que entregó gran parte de las primeras obras maestras que en tiempo presente, pudimos ver (y que jamás olvidaremos) de hace 30 años.

"Mystic River" también plantea otras cuestiones e interrogantes sobre la industria cinematográfica estadounidense. Para poder rodarla (y eso que está filmada con su productora Malpaso), Clint tuvo que llegar a un acuerdo con su distribuidora habitual, la Warner, para que le permitiera embarcarse en este proyecto. Clint renunció a su salario habitual, y se comprometió a rodar la pinícula gratis, únicamente recibiendo una porción de los beneficios que la pinícula generase, si los generaba, a cambio reclamaba libertad total sobre el reparto, componer él en solitario la música, y no enseñar el material rodado a nadie del estudio, y por supuesto tener absoluto derecho sobre el montaje final, montaje magnífico, de su montador habitual Joel Cox. El resultado es la pinícula que hemos visto, que es una pinícula de un cineasta, donde los ejecutivos de la industria se han quedado totalmente al margen. Si la pinícula triunfa habría que empezar a pensar quiénes son los verdaderos responsables del estado de cosas actual que tenemos y quiénes son las víctimas, que para poder hacer lo que sienten y algo digno, deben rodar GRATIS, o arriesgándose únicamente a cobrar si generan beneficios, mientras que los ejecutivos de las Majors cobran de entrada, y jamás a posteriori, si las mierdas que producen generan o no beneficios. Pero aunque "Mystic River" triunfe (y no va por mal camino, con una pequeña promoción, está en el puesto 5 en la taquilla americana, cosa que no sé yo, y eso que nos consideramos mucho más listos y cultos que los yanquis, si en nuestro país va a conseguir) estoy seguro que nadie lo considerará una prueba de nada y los ejecutivos de Hollywood seguirán ejerciendo su insoportable y tiránica (para el cine, los directores, y los espectadores) dictadura, vetando proyectos interesantes, y promoviendo pinículas que sólo recaudan en el primer fin de semana, y eso gracias a invertir en publicidad un brutal dineral, que muchas veces son incapaces de amortizar.

En fins..sólo acabar agradeciendo al lector que haya llegado hasta aquí y animándolo a disfrutar ahora de esta OBRA MAESTRA, de un director que se puede permitir el lujo a sus 73 años de regalarnos estas cosas, y que, "Mystic River" me ha hecho volver a sentir un placer inmenso no sólo durante los 137 minutos de proyección, sino hasta ahora, muchas horas después..y lo seguirá haciendo.

Puntuación:
Mystic River --> 10 / 10 (y aunque tenga fallos, como dije ante otra obra maestra: "...yo cuando veo la Bóveda de la Capilla Sixtina no me fijo (ni le doy la menor importancia) a si la uña del dedo meñique del pie de Dios no está bien pintada...")